miércoles, 19 de agosto de 2015

Los secretos del cine para las escenas de sexo

Al ver la escena de una película de Hollywood que muestra a una pareja manteniendo relaciones sexuales es imposible no preguntarse cómo se rodó. Y es que, aunque en el resultado final sea -para muchos- excitante, la realidad es totalmente diferente en el plató, donde los gritos continuos del director, las bromas del resto de compañeros y el atrezo necesario para grabar hacen que este tipo de planos sean más molestos que agradables para los actores. Así lo demuestra un vídeo subido a YouTube que no ha tardado en hacerse viral y que, a su vez, muestra los trucos de los responsables para que todo parezca 100% real.

El corto fue publicado en YouTube el pasado 26 de septiembre de 2014. Sin embargo, ha vuelto a hacerse viral después de ser analizado este verano por varias Webs como «Trome.pe». Concretamente, el vídeo muestra cómo se grabó una escena de sexo en la conocida película «Stretch» («Giro inesperado»). Estrenada el pasado año, el largoemtraje cuenta la historia de un conductor de limusinas que, al necesitar dinero, accede a trabajar para un multimillonario que le hará pasar una salvaje noche de aventuras.

Así pues, en la escena «detrás de las cámaras»se puede apreciar como los dos protagonistas (Patrick Wilson y Brooklyn Decker) participan en el rodaje de una escena que, desde el exterior, puede parecer excitante. Sin embargo, en el vídeo de YouTube se puede apreciar que realizan sus interpretaciones mientras el director les explica cómo ubicarse frente a la cámara, los gestos que deben utilizar y la posición que tienen que adquirir para que todo salga perfecto. Todo ello, entrelazados y con sus caras a pocos centímetros una de la otra. Sin duda, una situación incómoda.

Sin embargo, finalmente todo termina satisfactoriamente gracias a una serie de trucos utilizados de forma recurrente en las películas. Los más sencillos de ellos aparecen en este vídeo de YouTube, en el que se puede apreciar que los cuerpos de ambos actores están tapados por una sábana. Esto permite que los protagonistas lleven ropa interior, lo que evita la vergüenza del desnudo y centra la atención en sus caras. A su vez, y como se puede apreciar en el corto, los responsables de maquillaje rocían a ambos con un spray de agua para que de la impresión de que están sudando.

Con todo, no todas las escenas de sexo son tan sencillas. Algunas de ellas, por ejemplo, requieren la «colaboración» de vaginas falsas o, en el caso de las más realistas, la utilización de «dobles porno» que tengan sexo real. Por descontado, los gemidos sonoros y la respiración agitada son una parte básica de todos estos planos. Todo ello forma parte de los secretos del cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario