miércoles, 19 de agosto de 2015

Boquerón’, el cine en proyección: La historia que debe ser contada


Boquerón es la nueva propuesta del cineasta orureño, Tonchy Antezana, constituyéndose en la primera película boliviana sobre la Guerra del Chaco.

La película tiene su hilo conductor en la decisiva batalla de Boquerón, en la que unos 600 soldados bolivianos defendieron durante 21 días un fuerte en el Chaco paraguayo hasta que se rindieron a los más de 2.000 efectivos de Paraguay, el país que enfrentó a Bolivia en aquella guerra.

El veterano realizador agregó que con el golpe final de la claqueta se cerró una idea que intentó ejecutar hace dos décadas, y que tuvo que posponer por problemas económicos.

“En esa época en Bolivia la tecnología no nos permitía hacer determinadas escenas que ahora se pueden rodar de forma menos costosa con el sistema digital”, apuntó.

Sin embargo, Antezana explicó que el rodaje no estuvo exento de las dificultades financieras inherentes al país, donde no existe una industria cinematográfica asentada.

“Empezamos en 2012 pero hubo algunos parones por falta de recursos y tuvimos que parar un año. Luego tuvimos que reducir el presupuesto de 520.000 dólares, que es la media de una película en Bolivia, a 300.000 dólares”, explicó el realizador.

Con ese presupuesto, Antezana se las ha arreglado para llevar a puerto su obra, rodada casi en su totalidad en Bolivia, salvo unas secuencias filmadas la semana pasada en los alrededores de la ciudad de Boquerón, cerca del escenario auténtico de la batalla del mismo nombre.

“Fue un día de rodaje pero estuvimos tres días, que aprovechamos para filmar exteriores. Pero casi toda la película está rodada en un lugar cercano a Cochabamba similar al Chaco”, dijo.

Protagonizada por actores bolivianos como Sergio Fernández y Alejandro Loaisa, junto a los paraguayos Julio de Torres y Christian Gómez, Boquerón quiere transmitir el impacto que esa guerra ocasionó entre la juventud paraguaya que fue movilizada.

“No es una película histórica, sino una película sobre hechos históricos. Sí hemos respetado los hechos históricos, es una historia humana sobre cuatro soldados bolivianos que recuerdan lo que dejaron en sus respectivos hogares”, declaró.

El realizador también se ha propuesto dar a conocer aquella guerra a las nuevas generaciones de su país y plantear un debate sobre quienes fueron sus verdaderos vencedores.

“Territorialmente la guerra la ganó Paraguay, pero creo que los principales vencedores fueron las empresas que vendieron las armas y otras que estaban detrás del petróleo y que se beneficiaron de la guerra entre los dos países más pobres de Sudamérica”, observó.

Del éxito comercial de Boquerón dependerá que Antezana recupere otro de sus proyectos más acariciados, su guión sobre la Operación Cóndor, la represión coordinada entre los regímenes militares que gobernaron en los países del Cono Sur americano en las décadas de los años setenta y ochenta contra grupos opositores y guerrilleros.

“Es la historia de un niño hijo de boliviano y chilena, militantes de izquierda que son detenidos y muestra la huida del niño a una comunidad aymara que le acoge”, avanzó el director.

EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario