miércoles, 29 de octubre de 2014

Un viaje al corazón del terror: Así en la tierra como en el infierno

ARGUMENTO

Kilómetros y kilómetros de laberínticas catacumbas se extienden bajo las calles de París, hogar eterno de innumerables almas. Un grupo de aventureros se adentra entre los cientos de miles de huesos que ocupan el dédalo inexplorado y acaban descubriendo el secreto que esconde la ciudad de los muertos. Así en la tierra como en el infierno, de Legendary y Universal Pictures, llega a lo más profundo de la mente humana, sacando a la luz los demonios que regresan para perseguirnos, en un viaje al corazón de la locura y del terror.

Scarlett Marlowe (Perdita Weeks), una aventurera rebelde y arqueóloga brillante, ha dedicado su vida a buscar el mayor tesoro de la historia, la piedra filosofal de Nicolas Flamel. De acuerdo con la leyenda, con ella se puede transmutar cualquier metal en oro y acceder a la vida eterna.

El inesperado suicidio de su padre y los rumores que corren acerca de su demencia se convierten en una obsesión para Scarlett. Entiende que no podrá descansar hasta completar su obra y devolverle su buen nombre.

Después de resolver una serie de enigmas, deduce que la famosa piedra se encuentra debajo de las calles de París, escondida en el mayor osario del mundo, las catacumbas.

Con el fin de dejar constancia de su misión, pide ayuda a George (Ben Feldman), un conocido arqueólogo exnovio suyo que se dedica a restaurar edificios históricos, y contrata al cineasta aficionado Benji (Edwin Hodge), que padece de claustrofobia y no tiene ni idea de dónde va a llevarle esta aventura.

Conscientes de los peligros que acechan bajo tierra, el trío recluta a un equipo de expertos guías conocidos como los “cataphiles”, compuesto por el líder Papillon (Francois Civil); Souxie (la recién llegada Marion Lambert), que se autoerige en la protectora punk-rock del grupo, y el fuerte y silencioso Zed (Ali Marhyar).

Juntos empiezan el descenso, pero cada uno lleva un secreto. Aunque en las catacumbas, nadie puede huir del pasado.

El equipo de jóvenes aventureros no sabe que en cuanto se hundan en las profundidades, sus demonios personales se apoderarán de ellos. Cuanto más se adentren en el aterrador laberinto, más descenderán a su infierno personal.

Su única posibilidad reside en los misteriosos poderes de la piedra filosofal y en conseguir entender el auténtico significado de la frase “Así en la Tierra como en el Infierno”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario