domingo, 5 de octubre de 2014

La dictadura marcó huella en al menos ocho filmes bolivianos

En 1971, el cineasta Jorge Sanjinés emprendió el rodaje de la película El coraje del pueblo. Sin embargo, ese mismo año, fue exiliado tras el golpe militar del entonces coronel Hugo Banzer Suárez. Entonces, concluyó el filme fuera del país y esperó ocho años para estrenar la cinta en Bolivia.
La película relata los hechos de la masacre de San Juan, registrados en junio de 1967 y en la que el Gobierno militar de René Barrientos Ortuño asesinó a un grupo de mineros, quienes debían reunirse para apoyar la guerrilla del argentino Ernesto Che Guevara, que se encontraba en las selvas de Ñancahuazú.
El coraje del pueblo, que conquistó varios premios internacionales, es una de las más de ocho películas bolivianas que desde 1971 hasta este año fueron marcadas por la temática de las dictaduras en Bolivia. Página Siete realizó el recuento de estos trabajos en base a un registro del archivo de la Cinemateca Boliviana y una revisión bibliográfica.
El recuento se realizó a propósito de que en las últimas semanas se anunció que Olvidados, una producción de Bolivia sobre el Plan Cóndor, diseñado hace más de 30 años por las dictaduras militares del Cono Sur para acabar con sus opositores, aspira a una candidatura para representar al país en los premios Óscar.

Según el recuento, la segunda película nacional que aborda este tema es Señores Coroneles, Señores Generales, de Alfonso Gumucio Dagrón, quien en 1976 realiza un montaje documental en torno a los sucesos políticos acaecidos en el país en 1971, se lee en el libro Plano detalle del cine boliviano.
Después, las huellas de la dictadura también fueron abordadas en la cuarta historia de la película Chuquiago, de Antonio Eguino. La cinta, la tercera del registro, fue estrenada en 1977.
Luego, en 1983, Sanjinés estrena Las banderas del amanecer, el cuarto filme del recuento. Se trata de un largometraje de carácter documental que reconstruye trágicos acontecimientos del país durante el periodo de la dictadura. Según el crítico de cine, Pedro Susz, Sanjinés es el que más ha trabajado en este tema. "Ha mostrado más que la dictadura en sí, las heridas no cerradas y los problemas no resueltos que generaron la aparición de las dictaduras”, dijo.
Años después, en 1985, el cineasta italiano boliviano, Paolo Agazzi estrenó el largometraje Los hermanos Cartagena, el quinto filme que aborda el tema de la dictadura. Se trata de una adaptación de la novela Hijo de opa, de Gabriela Vallejo y habla de la dictadura de Banzer. "He realizado este filme porque he vivido de muy cerca la dictadura de García Mesa, entonces deseaba mostrar el horror de la dictadura”, aseguró Agazzi.
La sexta obra audiovisual es La Nación Clandestina, de Sanjinés y que fue estrenada en 1989. La cinta ganó ese año el Gran Premio Concha de Oro del 37° Festival Internacional de Cine de San Sebastián, el máximo galardón del cine boliviano.

A esa obra audiovisual le sigue Los Viejos, del director cochabambino Martín Boulocq y estrenada en 2011. Según el director, este trabajo, el séptimo del recuento, no es una película de época y está ambientada en la Bolivia de hoy (de hace pocos años atrás, cuando se la hizo), pero sí habla de la memoria y del pasado. "Mi historia familiar está muy ligada a esa época y a los efectos desastrosos causados en la región por los militares y sus aliados los gobiernos yankis de le época. El exilio, la cárcel, las persecuciones, son parte de esa memoria familiar, y aunque yo no viví aquel período pienso que de alguna manera condicionó lo que soy”, explicó el cineasta.
Finalmente, el octavo es la película Olvidados, estrenada este año. Fue dirigida por el mexicano Carlos Bolado y producida por la boliviana Carla Ortiz.

¿Un tema ausente?
El crítico de cine Mauricio Souza explicó que existen "un buen número de películas que tratan el tema de las violencias dictatoriales en nuestra historia reciente, directa o indirectamente”. "La noción de que nuestro cine no se ha acercado al tema es absurda. Y ni siquiera hemos discutido el documental, que es otra historia”, dijo.
Souza destacó tres filmes bolivianos que abordan este tema. "Sin duda El coraje del pueblo y La nación clandestina, de Sanjinés, son dos obras maestras que articulan y crean maneras de contar una memoria de la violencia (política y cultural) y de la resistencia frente a ella. Y Los viejos, que hace de la indirección una especie de reflexión fuerte sobre las herencias de la dictadura”.
Por su parte, Susz sostuvo que la temática de la dictadura en las películas debe valorarse más de forma cualitativa que cuantitativa. "No ha habido mucha propuesta para la reflexión, para la memoria, para que las nuevas generaciones puedan percibir y aprender que la democracia y la libertad no son dones que vienen del cielo”, aseguró.
Al respecto, el crítico de cine Sergio Zapata sostuvo que "es una pena que en el cine boliviano de manera ficcional no se haya planteado una visión crítica sobre este fenómeno”.

Puntos de vista
Mauricio Souza
Crítico de cine
"No es en absoluto un número reducido”

Si se considera que hasta fines de los noventa, nuestro promedio anual de producción era de más o menos una película por año, que se hayan identificado ocho largometrajes sobre el tema (un número equivocado, sin duda) no es en absoluto un número reducido. Hay de hecho un buen número de películas que tratan el tema de las violencias dictatoriales en nuestra historia reciente, directa o indirectamente. Por ejemplo: La mayor parte del cine de Jorge Sanjinés, el realizador más importante de nuestra historia, se acerca al tema: El coraje del pueblo (sobre una masacre cometida por el gobierno de Barrientos), Yawar Mallku (sobre la ocupación norteamericana del país), Las banderas del amanecer (directamente sobre el tema), La nación clandestina (que es una especie de historia alusiva a la masacre de Todos Santos, del golpe del 79), etcétera. Y lo mismo con Paolo Agazzi (Los hermanos Cartagena) o Antonio Eguino (la cuarta historia de Chuquiago) o todo el contexto que explica Los viejos de Martín Boulocq.

Martín Boulocq
Director de cine
"Aún no se ha agotado el tema”

La historia de un país puede y debe ser siempre un tema pendiente en el cine. El asunto está desde donde abordarla. En algunos casos, en películas bolivianas, se ha seguido un modelo de "cine de época” que lo inventaron en otro lado, y que nos hicieron creer que esa es la manera de "recrear la historia”, y a mi, esa forma de acercamos a la Historia (con H mayúscula) me parece muchas veces demagógica. Por otro lado, pienso que sí se han hecho películas importantes que abordan el tema de las dictaduras, pero no creo que aún se haya agotado el tema, al contrario, se debiera hablar más de aquello. Sin embargo, es una época que aún está cerca y con heridas abiertas, por lo que debiera implicar mucho cuidado y respeto hacia la gente afectada. Los viejos no es una película de época, está ambientada en la Bolivia de hoy (de hace pocos años atrás, cuando se la hizo), pero sí habla de la memoria y del pasado.

El coraje del pueblo
1971 Fue dirigida por Jorge Sanjinés. Relata los hechos de la masacre de San Juan, registrada en junio de 1967 y que causó la muerte de mineros en el régimen de René Barrientos.

Srs. Coroneles, srs. Generales
1976 Fue dirigida por Alfonso Gumucio Dagrón, quien en Francia realizó un montaje documental en torno a los sucesos políticos acaecidos en el país en 1971.

Chuquiago
1977 La película fue dirigida por Antonio Eguino. Fue rodada en plena dictadura del general Hugo Banzer Suárez. Una de las historias del filme aborda el tema de la dictadura.

Los hermanos Cartagena
1985 Fue dirigida por el cineasta boliviano italiano Paolo Agazzi. Se trata de una adaptación de la novela Hijo de opa, de Gabriela Vallejo y habla de la dictadura de Banzer.

Las banderas del amanecer
1983 Fue un filme dirigido por Jorge Sanjinés. Es un largometraje de carácter documental que reconstruye los hechos acaecidos en Bolivia entre 1979 y 1982.

Nación Clandestina
1989 De Sanjinés. Narra la historia de Sebastián Mamani, un campesino que vuelve a su pueblo a pagar sus culpas por ser represor en la dictadura.

Los viejos
2011 Dirigida por el cochabambino Martín Boulocq. Trata sobre Toño, hijo de padres desaparecidos en la dictadura, vuelve a su pueblo natal. culpas por ser represor en la dictadura

Olvidados
2014 Dirigida por Carlos Bolado y producida por Carla Ortiz. Aborda el Plan Cóndor ejecutado por las dictaduras militares del Cono Sur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario