domingo, 19 de octubre de 2014

Filme sobre guerrillera tiene 50% de avance

La producción de la película boliviana sobre la guerrillera de la independencia, Juana Azurduy de Padilla, dirigida por el laureado cineasta Jorge Sanjinés, lleva un 50 por ciento de avance y se realizan actualmente las primeras filmaciones en la ciudad de Sucre y algunas provincias de Chuquisaca, informaron fuentes de la Fundación Ukamau que tiene a su cargo este proyecto cinematográfico.

El filme, cuyos detalles sobre el argumento central son aún guardados en reserva, tiene como uno de sus objetivos mostrar aspectos no registrados por la historia tradicional con respecto a la guerrillera de la independencia alto peruana, en el contexto general de la época de luchas independistas donde también tuvieron un rol protagónico Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, Manuel Belgrano y otros próceres.

El director Sanjinés se encuentra en Chuquisaca junto a casi un centenar de personas que participan en la filmación entre productores, fotógrafos, actores principales y secundarios, sonidistas, escenógrafos y asistentes técnicos.

La producción de una película no incluye sólo la filmación sino que abarca diversos elementos como la financiación, elección de actores, elaboración de guiones, vestuarios, revisión de la historia por parte de expertos en la materia, aspectos técnicos y fijación de los lugares donde se recrearán las escenas, entre otros factores.

La actriz principal del film es la boliviana Mercedes Campos quien interpreta el papel de la heroína del Alto Perú, Juana Azurduy de Padilla.

HIISTORIA DE

JUANA AZURDUY

La guerrillera nacida en 1780 en el poblado de Toroca, Virreinato del Río de la Plata, hoy parte del territorio boliviano, tuvo una destacada y activa participación en la prolongada lucha por la independencia de Suramérica del dominio de España.

Juana Azurduy se casó en 1802 con Manuel Ascencio Padilla y, tras el estallido de la revolución independentista, el 25 de mayo de 1809, ambos se unieron a los ejércitos populares creados tras la destitución del virrey, en una etapa decisiva de la historia latinoamericana en la que muchas mujeres se incorporaron a la lucha.

En 1810, Azurduy se incorporó al ejército libertador de Manuel Belgrano, quien quedó impactado por el valor en combate de Juana, según destacan los libros de historia, por lo que el héroe argentino le entregó su propia espada como reconocimiento a su valor.

Después de que Bolivia logró su independencia en 1825, Juana Azurduy de Padilla fue ignorada por los gobernantes bolivianos que le confiscaron sus bienes en Chuquisaca y le quitaron incluso una pensión que la había otorgado el libertador Simón Bolívar tras un encuentro con la heroína donde le confirió el grado de Coronel.

Doña Juana Azurduy de Padilla murió en la más absoluta pobreza en 1862 y sus restos fueron exhumados cien años más tarde y depositados en un mausoleo de la ciudad de Sucre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario