viernes, 19 de febrero de 2010

Los ganadores no podrán llorar en la ceremonia de los Oscar en marzo

Todos los años, antes de dar comienzo a la ceremonia de entrega de los Oscar, se recuerda a los candidatos en las distintas categorías que, en caso de resultar ganadores, deben ser concisos en sus discursos porque si cada uno se toma su tiempo para hablar, la gala se haría eterna.
No obstante, este año, los organizadores del acontecimiento más importante para el cine se pusieron estrictos: los galardonados tendrán 45 segundos para alzar la estatuilla y agradecer al mismo tiempo. No alcanza para llorar ni para bromear. Es el ‘discurso corto’. Para los de pocas palabras, basta y sobra. Para los de muchas, tienen la opción de grabar un saludo largo tras bambalinas, con todos los comentarios que quieran./AFP

No hay comentarios:

Publicar un comentario