miércoles, 20 de abril de 2016

Un puente entre dos mundos: Del otro lado de la puerta


LA HISTORIA

Una familia lleva una vida idílica en el extranjero hasta que un trágico accidente se lleva la vida de su hijo pequeño. La inconsolable madre descubre un antiguo ritual que puede traer a su hijo de vuelta para decirle un último adiós. Viaja a un antiguo templo, en el que hay una puerta misteriosa, que sirve de puente entre dos mundos. Sin embargo, cuando desobedece una norma sagrada por la que nunca se debe abrir la puerta, altera el equilibrio entre la vida y la muerte.

SOBRE EL FILME

La delgada línea que separa la vida y la muerte es algo que ha fascinado desde hace mucho tiempo al director y guionista Johannes Roberts, que lleva un tiempo investigando un espíritu que vive al otro lado de una puerta prohibida. “Me encantan las historias que albergan algo prohibido –no subas al ático, no des de comer a los gremlins después de medianoche–, algo sobre lo que te preguntas qué pasaría o cuándo ocurriría”.

Después de trabajar en la película Storage 24, cofinanciada por el estudio de la India Medient Studios, Roberts empezó a darle vueltas a la idea de realizar su nueva película en la India, así que empezó a estudiar sobre el folclore del país. Roberts se enteró de un pueblo indio abandonado, Bhangarh, del que se rumoreaba que albergaba un templo encantado que advertía a los visitantes que era ilegal entrar de noche. Esa idea caló de inmediato en el director. “El concepto de que estuviera prohibido abrir la puerta, y de un pueblo donde los fantasmas de los muertos salen al anochecer me cautivó al instante”, asegura Roberts.

Como fan del género reaccionario, Roberts afirma: “Me encanta conectar con mis propios miedos, escapar de la vida diaria y experimentar una catarsis”. Mientras escribían el guión, Roberts y el guionista Ernest Riera se sintieron inmersos en su propia historia de fantasmas. “Escribir es como ver una película de terror; cuando empezamos a escribir, nos empezamos a obsesionar y cuando terminamos, estamos poseídos por la historia”, apunta Roberts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario