miércoles, 12 de febrero de 2014

Robocop El hombre y la máquina se unen en RoboCop

INFORMACIÓN DE PRODUCCIÓN

En RoboCop, el año es 2028 y OmniCorp, la compañía líder mundial en tecnología robótica, aprecia una oportunidad de oro para cosechar miles de millones de dólares. Cuando hieren mortalmente a Alex Murphy (Joel Kinnaman), un amante esposo, padre y buen policía que hace su mejor esfuerzo para abatir la ola de crimen y corrupción en Detroit, OmniCorp aprovecha la situación para construir un policía que es parte hombre y parte robot. OmniCorp visualiza un RoboCop en cada ciudad y nada lo detendrá, sin importar el costo para Alex, con el fin de asegurar que el programa tenga éxito. Sólo que OmniCorp nunca contó con un factor esencial: aún hay un hombre luchando adentro de la máquina.

ACERCA DE LA PELÍCULA

En la trama, el Oficial Alex Murphy se convierte en el producto estrella de OmniCorp, la empresa de defensa robótica líder en el mundo. En una Detroit devastada por el crimen, OmniCorp ve una puerta abierta para el policía perfecto: un robot que pueda limpiar la ciudad sin poner en riesgo la vida de los policías. El problema es que la idea de un robot que jale el gatillo pone nerviosa a la gente. Para lograr su objetivo encuentran una solución intermedia: después de que Murphy es herido de muerte, despierta en el hospital convertido casi enteramente en un robot, apenas es un hombre, pero sí un policía completo.

Para OmniCorp, Murphy representa una maravillosa oportunidad. “Él es un producto que desean vender”, explica Padilha. “Es un prototipo. A él lo desarrollan, justo igual que una empresa de refrescos desarrolla una buena botella: tratan de hallar el diseño ideal para un robot que puedan vender a los departamentos de policía. Potencialmente representa miles de millones de dólares para la compañía, así que están dispuestos a pasar por alto ciertos aspectos éticos para lograr su objetivo. Pero olvidan algo esencial, adentro del producto aún se encuentra un hombre; no se trata sólo de un traje, es un ser humano. Ellos conforman este invento y piensan que pueden controlarlo, pero eligieron al hombre equivocado. Resulta que es alguien demasiado bueno, un tipo decidido a usar sus nuevos poderes para la justicia”.

“La idea de OmniCorp es que necesitan poner a un hombre adentro de la máquina, un hombre que tome las decisiones de tal forma que la corporación no tenga que asumir la responsabilidad si algo sale mal”, dice Joel Kinnaman, estrella de la serie televisiva “The Killing”, que interpreta a Murphy. “Ellos dejan sus emociones intactas en las situaciones sociales, pero si se enfrenta a una amenaza o se comete un crimen, la computadora toma el control. Luego la compañía se da cuenta de que sus sentimientos hacen que el sistema sea vulnerable y los apagan totalmente. Pero cuando Alex entra en contacto con su familia, sus emociones se restauran y anulan el sistema computarizado. Así que él comienza a tomar sus propias decisiones de nuevo”.

Kinnaman dice que le atrajo interpretar el papel de Alex Murphy después de reunirse con José Padilha. “José describió su visión, sus ideas filosóficas y políticas que se podrían integrar en el concepto de RoboCop”, dice Kinnaman. “Este tema serviría para abordar muchas cosas interesantes. Él quería hacer una película de acción divertida, pero que también pudiera profundizar en dilemas morales que afrontaremos en un futuro cercano. Y yo deseaba formar parte de eso”.

“En los años 80, la idea de alguien mitad hombre y mitad robot sólo podría ocurrir en un futuro muy distante. Pero ya sucede en nuestros días”, dice Padilha. “Desde prótesis hasta drones, o automóviles que se manejan solos, esta avanzada tecnología se está convirtiendo en parte de la vida de todos nosotros. De hecho ya se generan diferentes cuestiones legales y éticas con las que debemos lidiar. Y Alex Murphy encarna todas estas preguntas: ¿qué ocurre cuando pones a un hombre adentro de una máquina?”

Padilha explica que su participación en la película comenzó con un afortunado giro del destino: “Tuve una reunión en MGM y hablamos acerca de los proyectos que podría realizar. Ellos tenían un poster del RoboCop original en la pared y dije, ‘bueno, ésa es la película en la que me gustaría trabajar. Creo que es una cinta maravillosa, un icono clásico’. Expuse mi enfoque y respondieron, ‘Vamos a hacerla’”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario