sábado, 23 de febrero de 2008

There Will Be Blood, que corra la sangre!


Título original: There will be blood

Título en español: Petróleo sangriento

Estudio: Paramount Vantage

Fecha de estreno: 26 de dic. del 2007 (USA); 21 de ene. Del 2008 (BOL)

Artistas: Daniel Day-Lewis, Paul Dano, Kevin J. O’Connor

Duración: 158 minutos

Genero: Drama

Puntuación: 9/10

Paul Thomas Anderson sin duda es un director que cada vez logra sorprenderte desde grandes películas como Boggie Nights, al inicio de estilos como con Magnolia para caer también en fiascos como Punch Drunk Love. There Will Be Blood no es excepción, es una gran sorpresa que este joven director se haya redimido de semejante caída con un producto tan bueno.

La historia cae en el tema del año para Hollywood, los westerns, ambientada en el oeste estadoundinense la primera escena nos presenta a un minero Plainview que después de una dicha/desgracia encuentra que su mina tiene petróleo y vemos como progresa este negocio a través de los años. Transcurrido alrededor de 15 años escuchamos el primer dialogo de un actor en la película y ese es Plainview explicando a los habitantes de una población los beneficios que seria para ellos vender sus tierras a el. Luego la historia nos lleva a otro pueblo y la oportunidad de hacer dinero en cantidades indescriptibles. Así como vemos evolucionar el negocio, también vemos como evoluciona el oportunismo, la manipulación y la codicia.

Plainview que es interpretado por Dayl-Lewis de manera magistral, representa todo lo bajo y a la vez lo que anhelamos como seres humanos, obviamente el lado de la avaricia tiene preponderancia en el, lo que lo convierte en un persona orgulloso, soberbio, humano y simplemente delicioso. Day-Lewis con esta actuación nos muestra la calidad que mostró en el Último de los mohicanos, que repitió en En el nombre del padre, que supero en Pandillas de Nueva York y ahora con There Will Be Blood confirma que es uno de los grandes actores de nuestra época. Es por demás merecido que esta actuación le valga, de una vez por todas, la estatuilla dorada del Oscar como Mejor Actor, de no suceder seria una injusticia infinitamente grande.

También cabe destacar la actuación de Paul Dano como el predicador Eli que aunque en papeles es diametralmente lo opuesto que Plainview comparten el mismo poder de manipulación y la misma codicia, lo cual lo hace un rival y peligro para Plainview. Esta relación entre estos dos personajes son las que hacen esta película tan buena.

La banda sonora me gusto, sobretodo porque a ratos me hizo recuerdo la estupenda The Shinning. La cinematografia es muy buena aunque comparando con la de los hermanos Coen en No country… no permite lugar a comparaciones. Donde peca There Will Be Blood, o mejor que decir pecado, donde pierde la carrera, es en lo tradicional de la estructura de la historia: primer acto desarrollo de caracteres, segundo acto desenvoltura de la trama y tercer acto desenlace de la historia. Aquí No country les lleva mucha ventaja por sus tiempos no tradicionales.

En resumen es un cinta muy buena que lidia con la corrupción y malicia que conlleva el dinero, en este caso en la industria del petróleo, y como malogra las relaciones humanas al punto de borrar los vestigios de humanidad de un hombre. Otro oasis de buen cine en el desierto que fue el 2007.

Trailer
Trailer en la seccion TRAILERS, izquierda de tu pantalla.

Tags:

No hay comentarios:

Publicar un comentario