jueves, 1 de marzo de 2018

La inquietud de dejar el nido maternal


Lady Bird explora en profundidad tanto los aspectos cómicos como los patológicos del turbulento vínculo entre una madre y su hija adolescente. Christine McPherson (Saoirse Ronan) es una joven incontrolablemente amorosa, profundamente obstinada y de opiniones férreas. Por mucho que luche contra ello, es exactamente igual que su madre (Laurie Metcalf), una enfermera que trabaja incansablemente para mantener a flote a la familia después de que el padre (Tracy Letts) se quedase sin empleo.

SOBRE EL FILME

Ambientada en el año 2002 en Sacramento, California, en mitad de un panorama económico marcado por cambios vertiginosos, Lady Bird es una conmovedora visión de las relaciones que nos modelan, las creencias que nos definen y la belleza inigualable de un lugar llamado hogar.

La directora y guionista Greta Gerwig se revela como una nueva y atrevida voz en el mundo del cine con su debut como directora.

¿Cuáles han sido los mayores desafíos y recompensas del proceso de hacer una película? La directora dice: “Lo más gratificante ha sido ver trabajar a los actores. Yo había escrito el guion sola, y lo había oído en mi cabeza, pero de pronto ves cómo cobra vida y forma de un modo mucho mejor a todo lo que yo había imaginado. Creo que hay directores que desearían clonarse a sí mismos para hacerlo todo, pero yo no soy así”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario