jueves, 29 de marzo de 2012

Mostrando el lado oscuro de la ONU: Secretos Peligrosos

LA HISTORIA Es el año 1999. Kathryn Bolkovac (Rachel Weisz) es una mujer que vive dedicada a su trabajo como policía y su hija en Lincoln, Nebraska. Sin embargo, ganarse la vida con un mal salario y siendo una madre divorciada hace que busque nuevas opciones para no perder la custodia de su hija. Es así como Kathryn acepta un trabajo como policía en Bosnia años después de que la Guerra de los Balcanes despedazara a la antigua Yugoslavia. Ella se suma a la fuerza policial internacional que la ONU ha desplegado en la zona para controlar los disturbios y la violencia que se ha desatado. Una vez ahí, Kathy trabaja arduamente para destacar en su trabajo, colaborando con policías locales para detectar violencia doméstica en Bosnia, a partir de la guerra. El ingenio de Bolkovac y su experiencia policiaca la llevan a ocupar una nueva posición como jefe de la Oficina General de la ONU, que se ocupa de las investigaciones de asalto sexual, violencia doméstica y trata de blancas. Es entonces cuando Kathy se sumerge en una serie de casos de trata. Pronto se da cuenta de que las fuerzas de paz, los trabajadores de las Naciones Unidas y la policía internacional no sólo son los que frecuentan los prostíbulos y abusan de las víctimas de trata, sino que son cómplices de los falsificadores de documentos oficiales que ayudan a la transportación ilegal de mujeres en Bosnia y colaboran con los propietarios de bares para evitarles redadas inminentes. Es entonces cuando la protagonista se encuentra en la encrucijada de denunciar lo que sucede (y perder su trabajo) o ser parte de este crimen. Esa es la historia que narra Secretos Peligrosos, cinta protagonizada por la ganadora del Oscar, Rachel Weisz, que expone una trama basada en una historia real que deja al descubierto una red de mentiras y crímenes contra la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario