lunes, 26 de junio de 2017

Guardianes de la Bahía Salva como puedas

Tiremos de tópicos: hay un par de noticias sobre el reboot de Guardianes de la Bahía. Una buena y otra mala. Empecemos por la primera: es mejor que cualquier episodio de la serie. ¿Cuál es la mala? Pues que, a pesar de eso, sigue siendo una película justita. Ahora bien, la operación de convertirla casi en un spoof le ha sentado de maravilla.

Y es que no había otra forma de acercarse al proyecto. El material original es hortera y poco lucido sí -poco había que rascar ahí-, pero al mismo tiempo divertido, ya que el paso del tiempo ha convertido la serie en una leyenda pop y en un goce cercano al trash involuntario.

Ahí es donde se han arrimado los guionistas. La apuesta de Guardianes de la Bahía es tan claramente paródica y pasada de vueltas-el título del filme que aparece con letras gigantes y delfines en los primeros compases deja claro el tono-, que apenas bordea el peligroso terreno de la vergüenza ajena. Y ojo, eso es un pequeño triunfo a tener en cuenta.

En sus mejores momentos, la cinta de Seth Gordon no solo satiriza la serie original con referencias constantes casi de espíritu meta -el running gag de la cámara lenta que acompaña a las socorristas más bellas-, algo que hace también, lo del humor meta, con dos de sus actores protagonistas, Zac Efron y Dwayne Johnson, y resultados tronchantes, sino que también se mira en las comedias juveniles soeces de los ochenta que hacían bandera de la incorrección política y del humor escatológico. Títulos como Porky´s y Los rompecocos son referenciados aquí de forma festiva.

Guardianes de la Bahía también se mira en títulos modernos del subgénero como American Pie o la más que reivindicable Juerga de solteros. Sus dos mejores gags, el de la erección de Jon Bass (gran descubrimiento cómico) y el de la morgue con Efron hurgando en el escroto de un muerto mientras Johnson le saca una foto con el móvil -memorable-, son dignos de los clásicos del caca-culo-pedo-pis que homenajea.

Los problemas de este reboot saltan a la vista: la trama criminal, algo por otro lado fiel a la serie original, su duración, y que los cameos de David Hasselhoff y Pamela Anderson son algo deslucidos. Pero ojo, la falta de pretensiones de la película es evidente -solo se trata de echar unas risas y lo consigue -, y eso hace que la cosa funcione como un entretenimiento de verano la mar de resultón para todos aquellos que amen las comedias con chispa y un punto grosero.

domingo, 25 de junio de 2017

Organiza Diego Films 10º Festival de cine y diversidad sexual

l décimo Festival de películas sobre diversidad sexual y derechos humanos, que organiza Diegofilms, se desarrollará del 26 al 30 de junio en el Centro Cultural de España.

En la programación hay 18 películas de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia y España, entre las cuales destacan tres largometrajes: La ley de la noche (Diego Torres), que es la primera película nacional de tema LGBT, Azul oscuro casi negro (España, Daniel Sánchez Arévalo) y La vida del inolvidable Carlos Jáuregui (Argentina, Lucas Santa Ana). También se proyectará cortometrajes de España, Brasil, Colombia y de Bolivia una retrospectiva sobre temas lésbicos de Coca Guerrero.

Al cumplirse diez años de este festival se destaca la persistencia de sus organizadores, que venciendo prejuicios e insuficiente apoyo institucional han logrado salir adelante con esta iniciativa artística y social.

Las funciones comienzan a las 19:00 horas y el ingreso es libre.

Homenaje al célebre escritor italiano Luigi Pirandello en la Cinemateca

Con proyección de episodios como “La Patente”, además de conferencias, la Embajada de Italia, Espacio Simón I. Patiño, Sociedad Dante Alighieri, Comité de La Paz y Cinemateca Boliviana, rendirán homenaje a los 150 años de nacimiento del italiano Luigi Pirandello, Premio Nobel de Literatura. La actividad se realizará desde las 19:30 horas del miércoles 28 de junio en la Cinemateca Boliviana.

La conferencia será sobre algunos aspectos de la obra dramatúrgica y cuentística del escritor y proyección de los episodios: La patente [La patente] (Questa è la vita, 1954; dir.: Aldo Fabrizi, Mario Soldati, Giorgio Pástina, Luigi Zampa). La giara [La tinaja] (Kaos, 1984; dir.: Hermanos Taviani). Colloquio con la madre [Coloquio con la madre]( Kaos, 1984; dir.: Hermanos Taviani).

LUIGI PIRANDELLO

Nació el 28 de junio de 1867 en Villaseta de Càvusu. Como muchos niños acomodados de la época, Pirandello recibió su educación básica en su propio hogar. Quedó fascinado por las fábulas y leyendas de tono mágico que su tutora María Stella solía narrarle. A los doce años escribió su primera tragedia. En Palermo terminó el liceo, se enfrascó en la lectura de poesía italiana del siglo XIX, y empezó a escribir sus primeros poemas.

Pirandello se inscribió en la Universidad de Palermo en los departamentos de Leyes y Letras. De allí pasó en 1887 a la Universidad de Roma; se trasladó luego a Bonn donde se doctoró en 1891, con una tesis en alemán sobre la lengua siciliana.

En 1894 contrajo matrimonio con María Antonietta Portulano. Ese mismo año publicó su primer libro de relatos, Amores sin amor. Desde 1897 enseñó literatura italiana en el Instituto Superior de Magisterio. Un cataclismo provoca daños irreparables en la mina de azufre en la que su padre tenía invertidos sus bienes y la dote de Maria Antonietta, lo que le causó graves dificultades económicas y una fuerte depresión.

Publicó en 1904 su novela El difunto Matías Pascal, que se constituyó en un enorme éxito, siendo traducida rápidamente a varios idiomas. Se acercó al partido fascista en los años veinte. Todo ello causó una gran desazón entre sus lectores.

SCAT adapta película nacional No videntes y sordomudos disfrutarán de “Mi Socio”

on el objetivo de aportar a la inclusión social, la productora de audio SCAT, desde el 2014 viene trabajando en la adaptación de películas nacionales, para que las personas ciegas y sordas puedan acceder íntegramente a la magia del cine.

Fabiola Chávez, ingeniera de sonido de SCAT, explicó a EL DIARIO, que para la adaptación de la película para personas ciegas se utiliza la técnica de la audio descripción (AD), y para los sordomudos el formato de los subtítulos ocultos (CC), mismos que fueron muy aceptados por bolivianos y extranjeros.

TRABAJO

El equipo de SCAT está compuesto por Fabiola Chávez, Lluvia Bustos y Saulo Carranza y en un inicio para este proyecto tuvieron el apoyo del que en vida fue Franchesco Díaz Mariscal. En una primera etapa, se hizo la adaptación solo para ciegos, de las películas: “El día que murió el silencio” de Paolo Agazzi, “Cuestión de fe” de Marcos Loayza y “American visa” de Juan Carlos Valdivia.

A decir de los profesionales, la curiosidad y la necesidad de trabajar en algo innovador en el país, los llevaron a descubrir lo que es el Tiflocine (cine adaptado para ciegos), posteriormente presentaron un proyecto, consiguieron financiamiento y en el “Primer mini ciclo de tiflocine boliviano”, las películas fueron exhibidas en las ciudades del eje troncal de Bolivia: La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Recientemente, con la cooperación de la Fundación Estás Vivo y El Parque de las Memorias, se pudo hacer la adaptación de la película “Mi Socio” de Paolo Agazzi a audio descripción y a subtítulos ocultos, sentando otro precedente en la historia del cine boliviano por ser la primera película adaptada a estos dos formatos.

“Esperamos más cooperantes para poder continuar con éstas adaptaciones”, señalaron.

Lluvia Bustos explicó que para la adaptación de los filmes a subtítulos ocultos, todo lo que es diálogo se transcribe mediante un software especial, tomando en cuenta que los subtítulos no son como en una película común, ya que estos tienen que indicar el momento que hay música, o un sonido especifico, o que hay una voz en off que está presente, personajes, etc.

“Todo debe estar escrito, si hay una canción que tiene letra, se transcribe la canción, eso permite al espectador entender toda la trama e imaginarse todos los sonidos que son importantes para entenderlo”, sostuvo.

Aclaró que en el caso del tiflocine, el locutor que hace la audio descripción tiene que tener una voz muy plana y neutra ya que no puede expresar emociones, siendo su única misión describir las imágenes.

“Existen normas internacionales específicas para lo que es la audio descripción y los subtítulos ocultos, en las que se basó SCAT porque no solo se pensó en el publico boliviano si no que se vea y escuche el cine boliviano en países de habla hispana”, remarcó.

TRASPASANDO FRONTERAS

De acuerdo con proyecto de SCAT, una vez que se terminó el ciclo de exhibiciones, extendieron DVDs de las adaptaciones al Instituto Boliviano de la Ceguera (IBC) para que distribuyan a todas las filiales de Bolivia, es así que su trabajo traspasó las fronteras, siendo que el público argentino, ahora demanda más películas bolivianas con esas características.

PROYECTOS

SCAT tiene el proyecto para adaptar 13 películas más, sin embargo, se ven impedidos porque aún no cuentan con financiamiento.

Asimismo, sugieren normar la adaptación, “quisiéramos que sea una norma para que todas las películas vengan con la adaptación, para que se piense en las personas con discapacidad visual y auditiva y no solo el común de la gente”, señalaron.

CINEMATECA APUESTA POR LA INCLUSIÓN

La directora de la Cinemateca boliviana, Mela Márquez, a tiempo de agradecer el trabajo pionero en Bolivia de SCAT, recordó que el “Primer mini ciclo de tiflocine boliviano”, presentado en el año 2014, tuvo rotundo éxito ya que no fue una actividad cualquiera.

“La Cinemateca debe lograr que los discapacitados del oído y la vista puedan hacer vida social, porque además de que es un acceso que puedan tener a una película emblemática como es “Mi Socio”. El hecho de que esas personas asistan con sus familias al cine, no tiene precio, es una experiencia emocionante y ha sido uno de los eventos que se me quedo en el corazón”, afirmó.

Marquez recordó que en Europa, toda la televisión, por ley, tiene que tener un canal para sordos. “Ya están acostumbrados, acá estamos atrasados en lo que es inclusión a todas las discapacidades, pero incluirlos en la cultura, yo creo que es un paso muy importante porque pensamos que los discapacitados tienen que tener espacios”, manifestó.

viernes, 23 de junio de 2017

Santa Cruz 100 x 100, un proyecto cinematográfico de exportación


El Proyecto Santa Cruz 100 x 100 es un concurso de cine surgido hace 12 años en el Festival de Cine Fenavid de Bolivia, en el que cinco equipos -cada uno conformado por cinco cineastas emergentes menores de 35 años de países latinoamericanos- tienen 100 horas para filmar un cortometraje de menos de siete minutos.

Este proyecto ha adquirido prestigio en los últimos años fuera de nuestras fronteras, ya que en 2014, Alejandro Fuentes, su creador -y director del Fenavid- viajó a Río de Janeiro para asesorar a los organizadores del Festival Cinema Nosso, de Río de Janeiro (Brasil), quienes adquirieron la franquicia y lo implementaron desde 2015; y este año también el Festival Florianópolis Audiovisual Mercosur (FAM) tiene un concurso para estudiantes de Cine de Brasil, que tiene las bases del Proyecto Santa Cruz 100 x 100.

Fuentes, que precisamente se encuentra en Florianópolis como jurado del festival, dijo que el 100 x 100 ha posicionado a Santa Cruz como un espacio de encuentro de cineastas emergentes y de integración y formación cinematográfica.

Encuentro de cineastas
Cada año son cientos los cineastas que atienden la convocatoria para participar en este proyecto. Hasta ahora van 11 inscritos, y solo uno es de Bolivia, los otros son de Argentina (2), Brasil (3), Colombia (3), Perú (1) y México (1).

Pero el Santa Cruz 100 x 100 funciona además como un laboratorio cinematográfico en el que los participantes -que conforman cada equipo por sorteo-, durante las 100 horas del concurso, son asesorados por directores de cine, de fotografía, guionistas y músicos con muchos años de experiencia, quienes van guiando a los equipos a plasmar la idea que tienen en mente para su corto.

“Es un orgullo para Fenavid, y puedo decir para Bolivia, que directores de festivales e incluso autoridades culturales de un país con tanto cine como Brasil nos feliciten por este proyecto. Aunque en realidad el objetivo no era exportarlo, lo creamos para desarrollar nuestro cine”, recordó Fuentes.

El cineasta paceño Marcos Loayza, que ha participado de varias ediciones del Fenavid como asesor del 100 x 100, señala que esta es una de las iniciativas más ‘felices’ del Fenavid, porque siempre ha mantenido el espíritu educativo. “Se conjugan especialistas de diferentes escuelas en cada grupo, por esa relación que se da de manera azarosa, que además reproduce las vivencias propias de una filmación”, dijo Loayza.

“No lo considero un concurso, porque más que ganar algo, se aprende algo”, continuó el director de Cuestión de fe, y resaltó el hecho de que el 100 x 100 sea exitoso en un país con tradición en el cine como Brasil.

El Fenavid se realizará este año del 19 al 25 de octubre. La convocatoria para participar del Santa Cruz 100 x 100 cierra el 31 de agosto.

¡Revuelo! Derbez llega a Bolivia como un gígolo


A finales de agosto de 2013, una pequeña película mexicana salió de la nada y generó mucho dinero. Se llamó No se aceptan devoluciones, y era una comedia protagonizada, escrita y dirigida por Eugenio Derbez, una estrella en su país de origen y, hasta entonces, desconocido en Estados Unidos.

Recaudó 44 millones de dólares en el país del norte (y 66 millones de dólares más en el resto del mundo), convirtiéndolo en el filme en español más exitoso en el mercado estadounidense.

UN NUEVO PROYECTO
Ahora llega una nueva historia. Derbez hizo un trato de cinco producciones con la firma Lionsgate. El primer trabajo es Cómo ser un latin lover, su primer papel protagónico en una película en inglés.
Eugenio interpreta a Máximo, un cazafortunas cuya esposa millonaria, de 80 años, con quien llevaba 25, lo deja por un joven modelo (Michael Cera). Y en vez de asumirse en edad madura, se mete en la misma ropa para encontrar otra anciana millonaria que pueda costear su lujosa vida.

Mientras No se aceptan devoluciones era un proyecto amateur estilo Woody Allen, escrito, interpretado y dirigido por la misma persona, esta ‘peli’ fue dirigida por Ken Marino, la prolífica estrella estadounidense de comedias, como The state y Party down, y escrita por C. Spain y J. Zack.

Derbez intentó cambiar su estilo un poco. “Usualmente juego mucho con las palabras, haciendo bromas con el castellano, pero aún no puedo hacer lo mismo en inglés, todavía estoy aprendiendo. No tengo la confianza suficiente”, agrega.

Video El cine metió las manos a las leyendas cruceñas


¿Cuyo hijo es? Se preguntó Mijail Rojas, sobre los orígenes de uno de los personajes que protagonizan las tantas leyendas de Santa Cruz y al que prefiere mantener en completa reserva hasta hoy, a las 18:30, cuando presente en Diakonía el fruto de su idea.

El estudiante de Comunicación Audiovisual, con respaldo de sus compañeros, presentó un guion en la materia de Guionización Cinematográfica, y en ese proceso todos se dieron cuenta de la escasez de información sobre los antecedentes de estos cuentos.

Investigaron, inventaron y reinventaron, y en el noveno semestre, con apoyo del docente Alejandro Fuentes, también impulsor del Fenavid, hicieron la producción del mediometraje Tercer Patio, en la localidad de Terebinto, y que tiene una duración de 25 minutos.

A PURO PULMÓN
“Queremos preservar la cultura desde una nueva perspectiva”, dice Gianluca Andrade, que formó parte del equipo de 13 personas en producción, además del elenco de 30 actores, entre ellos la protagonista Carmen, interpretada por Gigliola Morón.