viernes, 31 de julio de 2015

Filman en Tarija “Tras las huellas del dinosaurio”



Un día, cuando Viviana Saavedra del Castillo era niña, en la escuela le hicieron la típica pregunta, ¿qué hace tu papá? Y ella respondió: estudia los huesos de los dinosaurios, lo que provocó la risa de sus compañeritos.

Años después, ahora cineasta, se propone recuperar la memoria paleontológica de Tarija y la vida de su padre, uno de los primeros espeleólogos del país, a través del filme “Tras las huellas del dinosaurio”.

Historia
Con este objetivo buscó al director de cine Daniel Moya y le propuso ser codirectores de la obra y juntos se encuentran abocados a investigar y realizar las primeras tomas de lo que será la película que, en primer término, contará la historia de un personaje poco conocido, pero importante en los descubrimientos paleontológicos y espeleológicos de Bolivia como es don Henry Saavedra.
“Hace bastante tiempo vengo haciendo producción ejecutiva de cine y he participado en varias películas bolivianas como American visa, Cena quina y otras y siempre tuve la motivación de empezar a contar historias no contadas, la mayoría muy relacionadas a lo político social y el rescate de la memoria”, contó Viviana.
Dentro de esos proyectos tenía uno un poco abandonado, el de contar la vida de su padre, cuyos trabajos influyeron en la historia paleontológica del país, y en especial de Tarija, recuperar del mar del olvido a una persona que hizo posible que se conozca más sobre el lejano pasado de esta tierra y los animales prehistóricos que la poblaron.
Por su parte, Moya sostuvo que le atrajo el proyecto por la razón de ser del filme. “Hay muy pocas películas que se han trabajado sobre este tema en Bolivia, que tiene una riqueza cultural patrimonial tan impresionante, especialmente en Tarija. El rescate y los hechos que suceden con esta riqueza de fósiles”, subrayó.
Otro motivo fue dar un lugar a personas que han trabajado durante años por Bolivia y que lamentablemente no han sido reconocidas, en este caso el paleontólogo y primer espeleólogo que descubrió e investigó las cuevas de Toro Toro como fue Henry Saavedra.
A través de este plan, ambos cineastas descubrieron todo lo referente a estas ciencias, las gestiones que se realizan sobre la administración de los fósiles, sus destinos, por lo que también visitaron Sucre y Potosí que tienen lugares donde existen yacimientos prehistóricos muy ricos.
“El filme trata sobre Henry, que era un tarijeño que le dedicó su vida íntegra a estudiar los fósiles y las cavernas, a descubrir Toro Toro, es una historia que me toca personalmente. Ha veces se peca en no reconocer a nuestros personajes, artistas e investigadores, es una pérdida para Bolivia ignorar a estos personajes que les ha llevado su vida y sacrificios para poder construir sus investigaciones”, detalló Viviana.
Además, al no tener un conocimiento y estudio claro sobre esta riqueza paleontológica se pierde un filón que puede ser generador de recursos económicos a través del turismo científico y que se puede potenciar al máximo. “Y se están acometiendo aberraciones, nosotros sin ser científicos nos estamos dando cuenta cómo Bolivia esta perdiendo esto”, subrayó.

jueves, 30 de julio de 2015

Agazzi busca llamar la atención sobre el cáncer infantil

El drama de los niños que padecen cáncer en Bolivia ha devuelto al cineasta ítalo-boliviano Paolo Agazzi (Cremona, 1946) a la dirección de un largometraje y lo ha llevado a debutar en el largo documental.

“Corazón de dragón” es el filme que ha reconciliado a Agazzi con el rol de director, una década después de haber estrenado su anterior largo tras cámaras, la comedia “Sena quina, la inmortalidad del cangrejo” (2005).

El documental, estrenado anoche en el CEDIB, se exhibirá comercialmente desde hoy, en el cine Center. Su lanzamiento contó con la presencia del cineasta.

“Corazón de dragón” es, en los hechos, el primer largo boliviano que llega a salas comerciales cochabambinas en lo que va de 2015.

ÚTIL Aun siendo consciente de que, por su género, temática y procedencia, puede no despertar demasiadas expectativas entre el público boliviano, Agazzi se muestra esperanzado en que “Corazón de dragón” convoque a los espectadores.

Y a los que lleve a las salas, Agazzi espera que el filme les haga tomar conciencia del drama que sufren los niños con cáncer en el país, en especial los que son atendidos en hospitales públicos.

Es más, el también director de “Mi socio” (1982) cree que este documental viene a ratificar su convicción de que el cine, más allá de sus búsquedas formales, debe tener utilidad.

En este caso, confía en que llame la atención de la sociedad y del Estado, que conocen poco y/o no hacen lo suficiente para que el cáncer infantil no sea tan letal como puede llegar a serlo a falta de tratamientos más adecuados.

De hecho, sus primeras exhibiciones ya han conseguido acelerar cierta burocracia para concretar la construcción de un hospital oncológico en El Alto, para el que se espera contar con un acelerador lineal (equipo para aplicación de tratamiento contra el cáncer) de propiedad estatal, reveló.

En Cochabamba, los fondos recaudados de las funciones de ayer en el CEDIB serán entregados al Hospital Oncológico de la ciudad, con el fin de que este monto simbólico pueda paliar algunas de las necesidades de los niños enfermos con cáncer.



ESTILO Haciendo gala de su natural sentido del humor, Agazzi cree que el título de su documental puede capturar a algún espectador “incauto” que acuda al cine pensando que se trata de alguna cinta de aventuras para acabar viendo en su lugar un documental sobre la historia de Sebastián, un niño que debe luchar contra un extraño cáncer de corazón.

Dicho esto, el director de “El atraco” admite que la temática que aborda “Corazón de dragón” es dura, al punto haber emocionado hasta el llanto a varios de sus espectadores.

Sin embargo, aclara que el tratamiento visual del documental evita caer en la “pornografía del dolor”, apelando a una fotografía de colores vivos y a un registro respetuoso de los niños cuyas historias relata.

Esta apuesta se expresa también en la inclusión de videoclips y de animaciones que, sin escamotear el drama del cáncer infantil, busca transmitir un mensaje optimista en torno a un mal que, en muchos casos y con tratamientos oportunos, puede curarse.

miércoles, 29 de julio de 2015

Disney prepara filme de acción real de Merlín


Disney está imparable con las reinvenciones de sus clásicos de animación. Si hace unos días saltaba la noticia de que Aladdín llegará a la gran pantalla con actores de carne y hueso, The Hollywood Reporter ha anunciado que el estudio ya prepara un remake de Merlín el encantador.

El proyecto, basado en su éxito de animación de 1963, cuenta con Brian Cogman, uno de los guionistas y productores de la afamada serie Juego de Tronos que emite HBO, para que elabore el guión. La nueva revisión del clásico de Disney estará basada, al igual que la película de dibujos, en la novela homónima de T. H. Whitey sobre Merlín y el Rey Arturo. La película, que en 1963 recaudó algo más de 22 millones de dólares y recibió una nominación al Oscar a la Mejor Banda Sonora, estará ambientada en la Edad Media, después de que el rey de Inglaterra muriese sin dejar heredero al trono.

Pixeles’, el cine en proyección: La Tierra amenazada por pixeles malvados


¿Qué pasaría si de pronto el mundo es atacado por populares videojuegos de la década de los 80’s como Pac-Man, Space Invaders, Jojo Quest o Donkey Kong? Esta es justo la trama de Pixeles, la nueva película protagonizada por Adam Sandler en la que la Tierra se verá amenazada por estos pixeles malvados.

PIXELES BASADA EN UN CORTOMETRAJE

La película sobre la invasión alienígena hacia la Tierra en forma de videojuegos clásicos, Pixeles, no fue una idea del momento. Pues todo está basado en el cortometraje francés Pixels, creado y dirigido por Patrick Jean, y producido por Benjamin Darras y Johnny Alves. El pequeño audiovisual fue creado en 2010 y dura alrededor de 2 minutos y medio. La trama es la “liberación” de ciertos personajes de 8-bit que invaden Nueva York. Los invasores son: Pac-man, Space Invaders, Donkey Kong, Arkanoid, Tetris y Frogger.

El cortometraje ganó el Annecy Crystal por El Mejor Cortometraje del Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy. Y no es de sorprenderse pues está muy bien logrado: en principio es una idea muy original, dura lo suficiente para que no caiga en lo repetitivo, los efectos están bien hechos y la historia es bastante simple. Por ende es un buen tributo a los videojuegos ochenteros.

Desde su pequeño estreno, el cortometraje se empezó a hacer viral, tanto que llegó hasta los ojos de Hollywood. Pero fue Happy Madison Productions (la productora de Sandler) con la que se firmó el contrato. Según el creador del cortometraje fue por tres razones:

“Uno: Adam Sandler era perfecto como el personaje principal para nuestra historia. Dos: con él, la película era muy probable que se hiciera. Parece que estamos en lo correcto con esto. Tres: Amo sus películas. Sabía que le daría al proyecto una identidad verdadera y única.”

Es así como se empezó a llevar a cabo la producción en un tamaño más amplio. En un principio Jean era quien iba a dirigir la película pero por todos los efectos especiales y la complejidad, la productora decidió que la experiencia de Chris Columbus (Harry Potter y la Piedra Filosofal, Mi Pobre Angelito) sería la adecuada.

PROTAGONISTAS Y CO-PROTAGONISTAS

Además de ser uno de los productores de la película, Adam Sandler encabeza el reparto junto a Kevin James, Michelle Monaghan, Peter Dinklage, Josh Gad, y Brian Cox. El director Chris Columbus dice que el hecho de desempeñar ambas funciones beneficia al proyecto. “Adam tiene un gran sentido de la comedia y es un productor diestro. Esa es una gran combinación porque, por ejemplo, él entiende perfectamente cuando algo funciona y podemos desarrollarlo o cuándo algo no funciona y requiere un poco más de tiempo para llevarlo a cabo bien”.

La lista de los coprotagonistas pixelados de la película parece un equipo estelar sacado de los ochenta: Pac-Man, Donkey Kong, Centipede, Galaga, Frogger, Q’bert y Space Invaders, entre otros. “Estos personajes clásicos fueron parte del ADN del proyecto, por ello era crucial que trabajásemos juntos para traerlos a bordo”, explica Allen Covert, uno de los productores de la película. “Afortunadamente todos se mostraron sumamente receptivos. Nos aproximamos a ellos desde el gran amor que sentimos por sus personajes y desde el respeto por los elementos que les hicieron únicos y emblemáticos y trabajamos con las compañías colaboradoras para incluir dichos elementos en la película”.

Video Norte Estrecho' se estrenará en el país

Luego de haber obtenido tres premios internacionales, el film boliviano ‘Norte Estrecho’ llega a los cines del país este próximo mes de septiembre.

La película dirigida por el cineasta Omar Villarroel, cuenta la historia de personas que migran a los Estados Unidos, el elenco cuenta con la participación de grandes personajes, reconocidos internacionalmente como Carmen Salinas (Mex.), Luis Bredow (Bol.), Federico Saslavsky (Arg.), Pablo Fernandez (Bol.), Jorge A. Jiménez (Mex.), Camila Matienzo (Bol.), Ariadna Asturzzi (Arg.).

‘Norte Estrecho’ ganó como Mejor Producción en el Festival Ventana Andina Jujuy, Mejor Película Latina en Sunscreen Film Festival y Selección oficial en el FICG Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

El film se estrenará en los cines bolivianos el próximo 24 de septiembre.

El gran pequeño’: Viaje de valentía, humor y amor de un niño

Próximamente llegará a nuestro medio la película titulada El gran pequeño, cinta que relata que narra la historia de un chico apodado Little Boy, que ha pasado la vida entre bromas y empujones por no ser alto. Un buen día, un mago cambiará lo que todos, incluso él mismo, han pensado, y comenzará a creer en lo imposible.

El mundo de Little Boy se derrumba cuando su padre se va a la guerra. Inspirado por su héroe de cómic, cree que puede reunir el poder para lograr lo imposible, traer a su padre de vuelta a casa.

Para tener éxito en su misión, debe hacerse amigo de la persona a quien más teme, un anciano japonés, que representa la cara del enemigo. El gran pequeño es una película familiar épica que te lleva en un viaje de valentía, humor y amor, a través de la más improbable de las amistades y la esperanza de un niño.

La cinta fue ambientada en los años 40 y es protagonizada por Jakob Salvati, David Henrie, Kevin James y Emily Watson.

El actor mexicano Eduardo Verástegui es el productor ejecutivo de la cinta, al lado de Roma Downey y Mark Burnett.

Con la realización de esta cinta, además de reactivar los estudios de Rosarito en Baja California, los productores consiguieron reunir a un talentoso equipo que integró a más de 700 profesionales, actores, técnicos y artesanos, primordialmente mexicanos, quienes, en una filmación sin precedentes, recrean la década de los 40 en Estados Unidos, inspirados fielmente en las ilustraciones de Norman Rockwell.

“La lección de humanidad permea el argumento de Monteverde y Pepe Portillo en El gran pequeño, conduciendo a sus protagonistas en una historia moderna, revelando lo que ocurre cuando alguien tiene el coraje de creer”, señala el director.

Además del debutante de seis años, Jakob Salvati, actúan Tom Wilkinson (nominado dos veces al Oscar por sus papeles en In the Bedroom y Michael Clayton).

Kendrick: “es raro ser protagonista de una franquicia”

La actriz Anna Kendrick ha conquistado, a golpe de naturalidad e ironía, el título de chica normal que triunfa en Hollywood. Aún así, Anna Kendrick, nominada a un Premio Oscar por Amor sin escalas (2009), no se acostumbra a ser la protagonista de la película y menos de una franquicia, como la comedia musical Dando la nota.

“Hacer de protagonista es muy raro, y en particular en una franquicia. Por un lado es excitante, pero a veces me pregunto si realmente quiero seguir haciendo esto, porque no figuraba entre mis ambiciones”, ha dicho la actriz en una entrevista con Efe.

“De hecho, me encantaría, en algún punto de mi carrera, dar marcha atrás y convertirme simplemente en una actriz de personajes”, precisa, en referencia a lo que en inglés se denomina “character actress”, papeles secundarios pero de fuerte personalidad e impacto.

Kendrick, logró su primer éxito cuando sólo tenía 13, con el musical de Broadway High Society, que le valió una nominación a los Tony. En el cine debutó en 2003 con otra comedia musical, Camp, y cinco años después se coló en la saga de Crepúsculo, con el papel de Jessica.

Pero el gran impacto llegó con la nominación al Premio Oscar, gracias a la entrañable Natalie que acompañaba a George Clooney de vuelo en vuelo en Amor sin escalas (2009).

“Obviamente, fue un gran momento, pero la verdad es que me costó un par de años llegar a hacer la variedad de películas que estoy haciendo ahora. Después de Amor sin escalas me ofrecían siempre el mismo tipo de personajes y no me interesaba. Si hay algo que no me apetece, es hacer lo mismo una y otra vez”, subraya.

En los últimos tres años, esta hija de la clase media -madre contable y padre profesor-, hiperactiva en Twitter y sin pelos en la lengua, ha rodado la friolera de 15 títulos.

Dando la nota: aún más alto vuelve al mundo de las Barden Bellas, un coro femenino universitario “a capella” que se presenta a sí mismo como ese lugar donde van las chicas demasiado feas para ser animadoras.

A las ya conocidas “Gorda Amy”, la excéntrica Lilly o la propia Beca, que interpreta Kendrick, se suma ahora el fichaje de Hailee Steinfeld en el papel de la cándida y confiada Emily.

El argumento gira en torno a una competición internacional de canto en la que nunca ha logrado ganar un equipo americano y donde las Bellas deberán enfrentarse al grupo alemán Das sound machine, cuya irresistible líder interpreta Elizabeth Banks, también directora de la cinta.

EFE