martes, 30 de junio de 2015

El actor que trabajó con Bruce Lee y Van Damme llega a Bolivia

El doble de acción de Hollywood, experto en artes marciales y coreógrafo taiwanés Bill Ryusaki llegará en julio a La Paz. El también actor visitará el país para compartir sus conocimientos y experiencia con los bolivianos.
"El profesor llegará desde Los Ángeles, pasará por Brasil y luego se trasladará a La Paz, junto a Erik Chiaradia Guedes, un maestro brasileño. Estará sólo cinco días”, confirmó José Muñoz, de Hawaiian Kenpo Bolivia, que organiza la visita del actor al país.
Ryusaki actúa en cine y televisión desde 1958. Trabajó en más de 50 producciones entre las que se destacan las series de televisión The Green Hornet (El Avispón Verde, 1966), junto al más grande artemarcialista del siglo XX, Bruce Lee.
También fue extra de televisión en Hawaii 5-0 (1968); The Wild Wild West (Jim West, 1965); y Kung Fu (1972 ), protagonizada por David Carradine.
Además participó en filmes como Planet of the Apes (El planeta de los simios, 1968); Rambo - First Blood Part II (1985), con Sylvester Stallone; y Police Academy 2: Their First Assignment (Loca Academia de policía 2: Su primera misión, 1985).
Después en Karate Kid II (1986); Above the Law (Por encima de la Ley, 1988), con Steven Seagal; Tango & Cash (1989), también con Stallone; Robocop II (1990) y Robocop III (1993).
En las últimas décadas, trabajó en Double Impact (Doble impacto, 1991), con Jean Claude Van Damme; Universal Soldier (Soldado Universal, 1992) y Point of No Return (1993), entre otras producciones.
"También estuvo en películas recientes como Piratas del Caribe: el cofre de la Muerte (2006). Fue reconocido por el Paseo de la Fama. Tiene una trayectoria única y es, realmente, un personaje”, resaltó Muñoz.
Entre las actividades que Ryusaki realizará durante su estadía en el país, está el seminario que dictará sobre el arte marcial denominado Hawaiian Kenpo. El curso se realizará el 18 de julio, a las 15:00, en ambientes del colegio Rosa Gattorno (Av. 14 de septiembre, 6051 entre calles 14 y 15 de Obrajes). "La Alcaldía le hará un reconocimiento por su trayectoria y porque él es profesor”, agregó Muñoz.
Su pasión: el arte marcial
Ryusaki es uno de los pioneros de kenpo en Estados Unidos. Nació en Kamuela, Hawaii, en 1936. A los 8 años comenzó a ser entrenado por su padre en karate Shotokan. Después se mudó a Estados Unidos, donde aprendió kenpo y judo. Así, creó su propio estilo que fue denominado "Hawaiian Kenpo”.
Hoy continúa entrenando y enseñando su estilo único de artes marciales. Más de 200 escuelas en todo el mundo, incluida Bolivia, siguen su método.


91 personas que participaron en rodaje en un desierto de pruebas nucleares murieron con cáncer

En 1954, Oscar Millard terminaba de escribir el guión de «El conquistador de Mongolia» sin imaginarse que, en los años siguientes al estreno de la película, iban a morir nada menos que 91 personas implicadas en el rodaje de la megaproducción de Hollywood, por causas que algunos estudios achacaron a las localizaciones elegidas para el rodaje: tres parques nacionales del desierto de Escalante (Zion, Bryce Canyon y en Snow Canyon), muy cerca del campo de pruebas en el que el ejército estadounidense probaba su armamento nuclear.

Todo comenzó cuando Millard, que no era uno de los grandes guionistas de Hollywood en aquella época, pensó que una gran película épica como aquella podría ayudarle a dar el salto en la meca del cine, sin saber lo que se le venía encima. Tras ser rechazado por RKO a causa de su desorbitado presupuesto, fue aceptado por Howard Hughes, que invirtió seis millones de dólares, convirtiéndola en una de los filmes más caros de la historia. El excéntrico millonario y aviador ya había producido otras películas como «Scarface» o «Las fronteras del crimen», así que también se sentó atraído por este proyecto.

Dick Powell fue su director, que contó como protagonista a John Wayne, después de que Marlon Brando lo rechazase, en una decisión que, muy probablemente, le salvó la vida. Wayne fue quien dio vida a Genghis Khan, atraído, como era su costumbre, por largometrajes de gran envergadura como aquél, que requirió trajes de época de una confección exquisita, miles de extras para recrear las batallas y lo que a la larga fue las sentencia de muerte de las 91 víctimas: varios meses de rodaje en aquel desierto de Utah.

Después de que, el 16 de julio de 1945, Trinity, la primera explosión nuclear de la historia, se llevara a cabo en el desierto de Nuevo México, la gran mayoría de pruebas nucleares se realizaron en el «Nevada Test Site», en las llanuras de Yucca, a 200 kilómetros de St. George, la localidad en la que se alojó el equipo de rodaje de «El conquistador de Mongolia». En aquel momento no se conocían los efectos de la radiación sobre los seres humanos y se tomaban pocas precauciones al respecto. Era habitual que las pruebas tuvieran público o que las tropas maniobraran bajo el hongo nuclear. En los cuatro años anteriores al inicio del rodaje, 31 explosiones nucleares se produjeron en la zona, sumando 468 kilotones. La última prueba, un año antes, el 4 de junio de 1953. Los vientos de altitud en esa zona son fuertes y predominantemente en dirección este, por lo que la nube radioactiva fue arrastrada más allá de la frontera con Utah para dar lugar a fuertes lluvias radioactivas en el desierto de Escalante, donde fue rodó la película y desde donde se transportó arena a los sets en Hollywood.



El polvo radioactivo

Todo el equipo sabía de las pruebas nucleares (hay fotografías de Wayne con un contador geiger en la mano), pero la relación entre la exposición al polvo radioactivo y el cáncer no estaba todavía bien estudiada. Pero el caso es que, según parece, los miembros del equipo afirmaban que las arenas brillaban por la noche con un resplandor rojizo. Y para rematar el desastre, los montadores Robert Ford y Kennie Marstella pidieron una serie de tomas extras para poder finalizar el montaje, pero era demasiado caro volver al desierto, por lo que hasta 60 toneladas de aquella tierra fueron trasportadas desde las localizaciones originales hasta los estudios en California para reconstruir los escenarios en plató.

La intención inicial de Hughes y Powell era rodar en los paisajes en los se ubicaban los hechos de la historia de la película, en Mongolia, pero, en plena Guerra Fría, con la Guerra de Corea todavía reciente, eran parajes prohibidos para los americanos. Eso provocó que el rodaje se trasladara al lugar más parecido dentro de Estados Unidos: a las tierras áridas de Utah. «Su trama, imaginaria, tejida alrededor de la figura de Gengis Khan, se desarrolla en agrestes escenarios y en un clima de violencia, injertándose en la fábula bélica un conflicto amoroso», contaba ABC dos años después su estreno, producido el 22 de febrero de 1956.

A pesar de que la película fue masacrada por la crítica, que las secuencias de acción estaban rodadas mediocremente y que se convirtió en un fiasco en taquilla tras su estreno, lo peor vino después. Aquel mismo año, el compositor de la banda sonora, Victor Young, murió a causa de un tumor cerebral. A lo largo de 1963, el director Dick Powell falleció a causa de un linfoma y el actor Pedro Armendáriz se suicidó de un disparo tras averiguar que sufría un cáncer de riñón terminal. En 1974, Agnes Moorehead perdía la vida por un cáncer de pulmón. En 1975, la protagonista, Susan Hayward, tenía el mismo final por un tumor cerebral. En junio de 1979, víctima de un cáncer de estómago que se extendió al hígado y el páncreas, John Wayne. En 1991, John Hoyt, por un carcinoma de pulmón.



Según "People", 150 muertos

Así, hasta 91 de las personas, de las 220 que participaron en el rodaje en el desierto, contrajeron cáncer y murieron durante los siguientes 30 años, 46 antes de 1980. Según la revista «People» la cifra asciende a 150. En un principio, la Casa Blanca negó que las muertes de estuviesen relacionadas con la absorción de partículas radiactivas procedentes de las bombas nucleares. Sin embargo, una de las primeras obras serias que defendió con pruebas la teoría de las pruebas nucleares fue «El Salón de la vergüenza de Hollywood», de Harry y Michael Medved. Desde aquel estudio, todos se dedicaron a investigar las muertes alrededor de la película, incluida la de John Wayne, hasta el punto de que, en la actualidad, nadie duda de la influencia de las pruebas de Yucca sobre la salud del equipo del rodaje de «El conquistador de Mongolia», en particular, y la población de Utah, en general.

Otras pruebas aseguran que, treinta años después, la mitad de la población de la ciudad de St. George había contraído cáncer. Las tasas de incidencia de leucemia entre los niños nacidos desde 1951 hasta 1958 son 40 por ciento superiores a los de los bebés nacidos en el mismo estado antes o después de ese período.

Potosi Multi cine tiene una nueva oferta

La empresa Multi Cine Universal de Potosí ha decidido ampliar su oferta en la proyección de películas en el sistema de tercera dimensión, 3D, instalando una moderna maquinaria con estas características en la sala 2.
El gerente de la empresa, Julio César Navia, informó que esta novedad se hace con el objetivo de ampliar la oferta del 3D a la población que no pudo ver las películas en la sala uno.
Explicó que la sala 2 será la alternativa para proyectar las películas que fueron exhibidas en la sala uno por la temporada elegida o para habilitarse en los casos de las taquilleras que tiene demanda en los estrenos.
Dijo que la empresa ha decidido ampliar la oferta pensando en la clientela que quiere observar aquellas películas en tercera dimensión cuando terminó la temporada.
Para ello se cuenta con una maquinaria de marca Barco, de última generación fabricada en Bélgica y que se ajusta al tamaño de la sala en cuanto a las características de luz y sonido.
La máquina ofrece una excelente nitidez en la pantalla de hasta 4.000 pixeles, una resolución de color buena y un sonido en el sistema 7.1 en su máximo estándar.
La instalación de la máquina la realiza el especialista Óscar Ibáñez, quien hizo mención a las bondades técnicas del aparato que puede ser utilizado en el sistema 3D o el 2D. La inauguración de la máquina será el jueves 2 de julio con el estreno de la película “Terminator, génesis”, en las funciones de las 16:00 y las 20:30.

Cinemateca rinde homenaje al fallecido James Horner

Recordando la obra de uno de los compositores musicales más importantes de los últimos años dentro de la industria cinematográfica norteamericana, Fundación Cinemateca Boliviana organiza el Ciclo James Horner – su música en el cine, que se desarrollará desde el martes 2 hasta el lunes 8 de julio.

Su éxito en Hollywood empezó en los años 80 del siglo pasado, sus composiciones para Star Treck II: La ira de Khan (1982) y Star Treck III: En busca de Spock (1984) lo encaminaron a la fama y a ser uno de los profesionales del rubro más requerido por los productores. Horner también realizó composiciones orquestales para bandas sonoras de películas infantiles como Un cuento americano (1986), Gasparín (1995) o Jumanji (1995). Sin duda su momento de gloria llegó con Titanic (1997).

La programación incluye a Gasparín ( todos los días a las 10.30), Corazón Valiente y Vermouth – a las 17.00 del 2 al 5 de julio. En el mismo horario se proyectará Jumanji del 6 al 8 de julio.

Titanic del 2 al 5 de julio y Troya del 6 al 8 de julio ambas a las 20.00.

Juan Aduviri actúa en comedia española

La película “Cuerpo de élite: misión palomares”, producida por Atresmedia Cine junto a MOD Producciones y Kowalski Films, ha iniciado su rodaje esta semana. Se trata del primer largometraje cinematográfico de Joaquín Mazón y cuenta con un reparto coral en el que destacan el boliviano Juan Carlos Aduviri (También la lluvia); María León (Carmina y Amén), Miki Esparbé (Perdiendo el norte), Jordi Sánchez (Ahora o nunca) y Andoni Agirregomezkorta (Mi gran noche) y las colaboraciones de Silvia Abril, Carlos Areces, Joaquín Reyes, Pepa Aniorte, Roberto Bodegas, Vicente Romero y Cesar Sarachu.

La filmación se desarrollará en localizaciones de Madrid y Barcelona durante siete semanas.

Según el director, “Cuerpo de Elite es una comedia cercana y rica visualmente que invita al espectador a disfrutar de un mundo que pocos conocen pero que todos hemos imaginado, un mundo de acción, de espías, de villanos… Para mí es un enorme placer poder trabajar con un reparto como el de ‘Cuerpo de élite’ con tanto talento para la comedia”.

En España hay un grupo de operaciones especiales tan secreto que nadie sabe de su existencia: el cuerpo de élite autonómico. Tras caer en una trampa, el actual cuerpo de élite muere y es necesario reclutar un nuevo equipo. Santi, Lola, Pep, Gorka y Byron son los elegidos para la gloria. Si por gloria entendemos el marrón de encontrar al terrorista que se ha hecho con una vieja bomba nuclear perdida en Palomares. Deberán superar sus diferencias y salvar al país antes de que sea demasiado tarde.

lunes, 29 de junio de 2015

México, el país invitado del Bolivia Lab en 2016



Con el anuncio de México como país invitado en su versión 2016, el sábado en la noche cerró el VII Bolivia Lab en el cine 6 de Agosto, premiando a los proyectos ganadores de incentivos y cerrando con la proyección del filme argentino Perro Molina.

En una ceremonia con música y discursos emotivos, el laboratorio de cine reconoció el trabajo de los participantes y de los cineastas invitados para esta versión.

También se anunció a los ganadores. El jurado del Premio Finaliza 2015 —conformado por Liliana Tavera (productora y fotógrafa de Colombia), Soledad Vargas (sonidista y representante de Filmosonido Chile) y Carlos Maga (director y guionista de Brasil)— otorgó el incentivo de posproducción de sonido, por un valor de $us 10.000, al proyecto ecuatoriano UIO: Sácame a pasear, “por ser el proyecto más preparado y con mejor proyección de mercado a futuro”, se lee en el acta.

Para los incentivos Pitching, el jurado —conformado por Mela Márquez (Bolivia), Natalia Smirnof (Argentina), Paulo de Carvalho (Brasil) y Sergio de Carvalho (Brasil)— otorgó una asesoría en producción con Carolina Álvarez, de la Productora Lagarto Cine (Argentina), a Más allá de todo (Uruguay); una coproducción en posproducción con Lente Viva (Brasil) a Pucuarquillo (Perú); la premier en la Cinemateca Boliviana a La vida simple (México); la composición de la música para el teaser con Audio Grove a Circo de Franco (Colombia).

Finalmente, una asesoría en montaje para el teaser con la Productora Tres Tribus fue para Monger (Argentina); el incentivo a la promoción y publicidad impresa en espacios públicos culturales, otorgados por el Gobierno Municipal de La Paz, fue para Cabezas de VHS (Bolivia), y los servicios de animación para el teaser con la productora Escorso recayó en Caperucita Roja (Argentina).

Antes de finalizar el acto se anunció el país invitado de 2016. “Es México, porque hemos visto varios proyectos de ese país que tienen una mirada hacia Bolivia. Uno de ellos participó este año con un tema que mostraba una relación muy estrecha con Bolivia, al igual que en el taller de guion hay uno que trata sobre la historia de dos amigos: un boliviano y un mexicano. Pese a la diferencia de economías, vemos que hay una gran posibilidad de hacer algo con México”, comentó la directora de Bolivia Lab, Viviana Saavedra.Hoy se iniciará un taller de guion en Cochabamba y el miércoles habrá otro de cine recursivo.

ANTE LA MISIÓN DE DESBANCAR A “JURASSIC WORLD” “TED 2”

“Ted 2”, dirigida por Seth MacFarlane y protagonizada por Mark Wahlberg, es el principal estreno de la semana en Estados Unidos, y la cinta encargada de tratar de desbancar de lo más alto de la taquilla a “Jurassic World”.

“Ted”, la comedia más exitosa de 2012 con más de 500 millones de dólares en todo el mundo, devuelve el protagonismo a ese oso de peluche totalmente irreverente que, en esta ocasión, tras casarse y ponerse como objetivo adoptar un niño, primero debe convencer a las autoridades de que se trata realmente de una persona.

Wahlberg retoma el personaje del mejor amigo del oso de peluche parlanchín -con la voz del propio MacFarlane-, mientras que Amanda Seyfried y Morgan Freeman se incorporan al reparto como los abogados que lucharán por hacer posible el sueño de Ted.

El otro gran estreno de la semana es “Max”, de Boaz Yakin, la historia de un perro que ayudó a la Infantería de Marina estadounidense en Afganistán y es adoptado por la familia de su cuidador tras sufrir una experiencia traumática.

La cinta, basada en hechos reales, cuenta con un elenco formado por Thomas Haden Church, Josh Wiggins, Luke Kleintank y Lauren Graham.