domingo, 28 de agosto de 2016

Conozca los 12 estrenos nacionales que ofrecerá el Festival Radical 2016



Del 14 al 24 de septiembre se realizará la tercera versión del Festival de Cine Radical, con una programación total de 60 películas, de éstas 12 serán estrenos de producción nacional. “Queremos expandir el virus del cine a toda La Paz y El Alto”, presentó Miguel Hilari, director de cine y parte de la organización de este evento, refieriéndose a las distintas sedes que durante 11 días recibirán al público de ambas ciudades. “Queremos seguir cuestionando y redefiniendo el concepto mismo de lo que nosotros hemos llamado ‘cine radical’, abriendo sus posibilidades y, quizás, confirmando sus principios más básicos”, explicó Mauricio Ovando, cofundador del Festival.

El evento nacido en Casa Espejo busca acercar al público un cine que, por su formas, temáticas, modos de producción y exhibición, no llega a las salas comerciales. Esta versión tendrá ocho secciones: las tradicionales Bolivia Radical y Panorama Radical, además de los Focos Radicales Ojos de Oriente Medio, Raymundo Gleyzer, Impresiones de viaje y Radicalismos Peruanos. Además, se tendrán ciclos especiales de películas del realizador español José Luis Guerín y el equipo de cineastas chilenos Perút-Osnovikoff, invitados del Radical este año. Por otra parte, se organizan charlas y talleres de formación con la participación de directores, productores y programadores de Bolivia y del extranjero.

A continuación los 12 estrenos nacionales de este año:



“Sol Piedra Agua” de Diego Revollo, 90 min. (2016)

Dante (Mauricio Toledo), nutre su mundo interior contemplando y filmando la naturaleza y la ciudad de La Paz. La convivencia con su padre Damián (Pedro Grossman), quien no ha logrado recuperarse de su divorcio, se deteriora. Se configura una nueva estructura familiar en la que los roles tradicionales se desdibujan. Su vieja amistad con Piru (Andrés Rojas), con quien deambula por las calles buscando problemas, es puesta a prueba cuando conoce a Nur (Matilde Urioste), quien cambiará el rumbo de las cosas.

“Nana” de Luciana Decker, 67 min. (2016)

Hilaria (60) vive en la casa de Luciana (22) como empleada doméstica hace más de 40 años. Ella crió a Luciana como una segunda madre. Durante cuatro años, Luciana filma a Hilaria en sus quehaceres diarios de la casa, como también en momentos extraordinarios para ambas. A través de situaciones cotidianas filmadas con naturalidad y aparente descuido, se retrata una relación de inevitable distancia entre las dos, a la vez que una gran cercanía.

“La última Navidad de Julius” de Edmundo Bejarano, 47 min. (2015)

Julio Barriga es un poeta punk viejoven de sin cuenta años que vive en Tarija. Este es el escenario donde transita su poesía: las calles de su barrio, patios desolados, su cuarto precario repleto de libros; donde escribe cartas urgentes a sí mismo y practica el ejercicio de la soledad. Julius, que trabajó de albañil, carpintero, corrector de ortografía, ahora tomó una decisión letal: ser poeta las 24 horas al día, destacando mucho rock n´roll con la misma camisa se ríe de todo y especialmente de él mismo, mientras presiente que la noche está creciendo y lo ilumina la luz de una sola estrella, Amy Whinehouse.

“Luz en la copa” de Alejandro Pereyra, 105 min. (2016)

Un cineasta regresa a su ciudad natal después de 30 años de ausencia. Muchas cosas han cambiado, otras sorprendentemente no. Entre la búsqueda de un nuevo placer y una cantidad de recuerdos dolorosos activados, entre las imágenes de las películas que hizo, y no lo hizo, conoce a una chica mucho más joven que él, pero a su vez es perseguido por el fantasma de su exesposa. Obligado por el pasado, obligado por el futuro, va a ignorar estos signos vitales o tomarlos sólo para su película? Será el amor de mayor alcance que la nostalgia? Va a encontrar una nueva libertad? Todo en este caleidoscopio de la creatividad y de la muerte, del amor a la vida y el placer pernicioso pasando a través de sus meandros fantasmales.

“Saldos” de Jorge Sierra y Juan Álvarez Durán, 84 min. (2016)

La Paz ha construido la imagen de Bolivia durante un siglo, es así que creemos que es un país andino, indígena y pobre. En Santa Cruz, dos cineastas, uno cruceño y otro paceño se proponen hablar de las representaciones (estereotipos) que se han hecho en ambas orillas sobre el otro. Durante el último mes de campaña en el que un presidente indígena busca su tercera reelección, recuperamos discursos, revisamos imágenes, identificamos puntos de vista, en este tejido complejo evidenciamos los restos, las sobras, las apariencias creando una imagen conscientemente incompleta, creamos un collage de saldos.

“Nueva Vida” de Kiro Russo, 15 min. (2015)

Misterios, angustias y sueños de una nueva vida. Premiado cortometraje del director de “Viejo Calavera, largometraje reconocido en el festival de Locarno, Suiza y que se presentará en San Sebastián.

“Amazonas” de Carlos Piñeiro, 12 min. (2015)

Celestino sale de su pueblo en las montañas con destino a Brasil en busca de trabajo. Será su vida el costo de este viaje sin retorno y el retrato de este mundo, su última morada.

“Nunca tendremos mar”, videoclip de Bernardo Rojas para la banda Gato Diablo, 3 min. (2012)

Una película nacional perdida y desgastada. Horror y ciencia ficción sobre la pesadilla más temida de los bolivianos.

“El tren limón”, de la banda Calaweras, dirigido por ✞ ρ®ɘϟϟ ✞ , 3 min. (2016)

Un zapping aleatorio de hipnóticos momentos de diferentes personas y situaciones que se desarrollan a través de la canción en lo que parece ser Calaweras Tv.

“Buenaventura” de Carlos del Águila, 4 min. (2015)

Buenaventura nos presenta una ciudad de imágenes encontradas por el azar, desplazamiento – extrañamiento ( pulsión y deseo), impulsos que nos condicionan a mirar y no mirar(nos).Un video grabado durante el 2015 y 2016 entre La Paz y El Alto. Un circuito de imágenes encontradas. Una condición para hacer memoria.

“Mirando el espejo” de Omar Alarcón, 17 min. (2016)

El realizador regresa al pueblo de su niñez, donde los recuerdos y la pregunta por la identidad surgen a cada instante. Su abuela, última mujer indígena de su familia, vive y trabaja todavía en aquel lugar. Una pareja de campesinos que cultivan la tierra y los juegos de unos niños junto al río, evocan lejanamente, las memorias del pasado.

“Raptus” de Diego Torres, 10 min. (2016)

Una pareja en moto, aparentemente en un paseo por los alrededores de la ciudad. Cuando se detienen el conductor se muestra como lo que realmente es.

sábado, 27 de agosto de 2016

Loayza: “Estamos causando nuestra propia destrucción”

"Si Bolivia tuviera la población de la China y mantendría sus prácticas, el planeta quizá ya hubiera desaparecido”. A esa conclusión llegó Marcos Loayza, luego de realizar cinco documentales en los que aborda la problemática del medio ambiente y del cambio climático en el país.

El cineasta es parte esencial de Planeta Bolivia, un proyecto gestado, desde hace tres años, por el ex presidente Carlos Mesa, el antropólogo Ramiro Molina y el ambientalista Juan Carlos Enriquez. En ese sentido resulta inevitable consultarle: ¿qué le ha dejado esta experiencia?

"De repente, luego de la producción de los documentales, uno llega a ciertas conclusiones”, explica, como que en Bolivia cada cinco minutos se deforesta un bosque del tamaño de una cancha de fútbol. "Es un dato confirmado y es terrible”.

Más grave aún, considera, es la indiferencia con la que los bolivianos miran el tema. "Mientras el tiempo y la gente pasan, el problema avanza. Bolivia es un país de vocación forestal, tenemos los mejores bosques del mundo y deberíamos preservarlos, pero, insistimos en tener una vocación agrícola, minera, gasífera...”

Cuestión de consciencia

"Si analizamos, no somos los más aptos para ser una potencia agrícola en el mundo. Pero sí somos aptos para tener los mega bosques. La mara podría darnos de vivir si se hacen planes estratégicos. Si se planifica en 50 a 60 años podríamos tener ingresos, pero aquí somos muy inmediatistas. Hay agricultores que quisieran obtener cuatro cosechas al año y pueden hacerlo con químicos, pero, ahí la que sufre es la tierra. Sumado a ello, están matando su propio patrimonio”.


De ahí que el proyecto Planeta Bolivia no sólo le ha resultado un desafío a nivel profesional, sino que le ha permitido cobrar consciencia de los problemas latentes en el país. Temas que en la actualidad ocupan un lugar importante entre sus preocupaciones.

Para Loayza, el problema del medio ambiente es que en el país y el mundo hay un cliché sobre el tema. "En la actualidad todos somos ecologistas y pensamos que deben haber tres basureros en los espacios públicos o que el imperialismo o los países industrializados son los únicos que contaminan. En Bolivia nosotros mismos estamos causando nuestra destrucción”, aclara el cineasta.

Es urgente la mirada autocrítica

El cineasta explica que en el país hay un problema de conciencia y de prácticas, por lo que es urgente construir una mirada autocrítica. "Es como que todo el mundo sabe que algo hace daño y lo sigue haciendo. Ahora mismo tenemos un problema serio por la sequía, pese a ello, la gente sigue chaqueando. Piensa que está quemando una o dos hectáreas pero por esa práctica son muchos bolivianos los que están sufriendo”, advierte.

Más frustrante le resulta ver cómo la gente supone que la culpa la tiene el otro. "Aquí hay gente que dice que los depredadores son los cambas porque son los que deforestan por temas agrícolas. En Santa Cruz piensan que los collas somos los que contaminamos con la minería y otras prácticas. En Copacabana están convencidos de que el lago es contaminado por los peruanos y en El Alto dicen que su contaminación llega de las comunidades del lago. No asumimos consciencia de lo que nosotros mismos hacemos”.

El problema de fondo

Para Loayza en el fondo el problema radica en la fragilidad de un país. "Tenemos un ecosistema frágil, una economía frágil y hasta un proyecto de nación frágil”. Ante esa fragilidad, considera, lo más conveniente sería ahorrar y cuidar cada recurso que se tiene, "cuidarlo como si fuera oro”.

Sin embargo, lejos de ésto, día que pasa, el país acumula una serie de problemas. Por ejemplo, advierte el cineasta, todos los ríos de las ciudades grandes están contaminados.

"Muchas de las actividades mineras botan agua con mineral directamente a los ríos. Tampoco tenemos un tratamiento de basura. Son detalles que se van acumulando y que afectan a nuestro estándar de vida y sobre todo a la calidad de vida de nuestros hijos y de nuestros nietos”, dice.

En ese sentido, espera que los documentales sirvan para generar debate y crear consciencia sobre el problema.



Difusión masiva

En redes El documental Planeta Bolivia, que es el que abre la serie de cinco documentales, se encuentra disponible en el canal de Youtube.
En colegios Los gestores del proyecto llevarán los documentales a los centros educativos para generar consciencia en las nuevas generaciones. Asimismo, se proyectará en todos los espacios que lo requieran.

viernes, 26 de agosto de 2016

Margot Robbie, nuestra actriz favorita



No pierdas de vista a la rubia de ‘El lobo de Wall Street’ porque protagoniza los grandes blockbusters de la temporada: ‘La leyenda de Tarzán’ y el ‘Escuadrón suicida’, dos papeles femeninos que se salen de todos los clichés.

De nueva ambición rubia a heroína de Hollywood, por estas 10 razones Margot Robbie debería ser tu nueva actriz favorita:

Estas son las 12 razones por las que Margot Robbie es nuestra actriz favorita, y debería ser la tuya.

Se niega a ser “la dama en apuros”. Cuando le ofrecieron el papel de Jane en la nueva adaptación de la novela de Edgar Rice Burroughs, La leyenda de Tarzán, Margot Robbie dijo que no. “Pensé que ni de broma iba a interpretar a la dama en apuros”, explica. Se niega a ser una Jane, sentada en la selva, esperando a que su marido, Tarzán (Alexander Skarsgard), venga a rescatarla. En la nueva película es ella la que decide volver a la selva y abandonar la ciudad. Además, se negó a usar corset y a someterse a un entrenamiento tan duro como el que soportó Skarsgard. Las mujeres en aquella época tenían cuerpos de “mujer, mujer”, dice la actriz, y tenía que aprovechar su primera visita larga a Londres (donde ahora vive) para hacerse una ruta imprescindible de pubs.

Es ambiciosa. La llamaron “la nueva ambición rubia” tras El lobo de Wall Street. La nueva “blonde bombshell” a lo Jean Harlow. Y es ambiciosa, sí. No lo esconde y no se avergüenza. Cuando decidió ser actriz en su adolescencia, se marchó ella sola de su ciudad natal, Gold Coast, a Sidney; se buscó sus representantes, peleó por sus papeles. Después de tres años en la telenovela Vecinos, decidió que era hora de irse a Hollywood, y volvió a marcharse sola, a los 21 años. Otras rechazaron el papel de El lobo de Wall Street, ella vio que aquel desnudo era su pasaporte al éxito: ¿Trabajar con Scorsese y DiCaprio en tu primera película en Hollywood? Pocos han tenido ese privilegio.

Abofeteó a Leonardo DiCaprio. Y después le pegó un puñetazo a Alexander Skarsgard. Lo primero fue a propósito. Lo segundo, sin querer. No tiene mal carácter, al contrario, está siempre bromeando y de buen humor. Abofeteó a DiCaprio en la audición para El lobo. El guión decía que le diera un beso, pero ella pensó que después de los gritos que le soltó él, lo normal era responderle con carácter. Así consiguió el papel.

No se conforma con ser actriz. Y, por eso, ha montado su propiaproductora, LuckyChap, con su novio, el ayudante de dirección Tom Ackerley; su mejor amiga de Australia, Sophia Kerr; y el mejor amigo de su novio. De hecho, los cuatro viven juntos en la misma casa en Londres. Con la productora quiere crear buenos papeles femeninos porque es “muy difícil encontrarlos” y empoderarse en un Hollywood tan sexista. Ya han rodado su primera peli como actriz y productora, Terminal.

Es una viajera incansable. Y siempre mochilera. Se compra billete de ida y se pierde varios meses por destinos exóticos. La audición para Focus, con Will Smith, le pilló nadando en una playa de una isla desierta de Croacia. Este año se pasó tres meses en Cuba. Y después viajó a India y Filipinas. Si lo de ser actriz no funcionara, asegura que se dedicaría a viajar y quizá montaría una cadena de hoteles.

Es tatuadora en sus ratos libres. Aprendió cuando se hizo con sus compañeros de piso un tatuaje para recordar la experiencia. Después, al acabar La leyenda de Tarzán, su mejor amiga, Sophia, le regaló una aguja portátil con la que viaja siempre. Tatuó a todo el reparto de Escuadrón suicida. A Cara Delevingne le hizo unos emojis en el pie. Y les dejó practicar a ellos.

Tendrá su propia saga de películas de cómic. En un género de cine claramente dominado por hombres, Margot Robbie ha encontrado un personaje que se come a todos. Ella es la más divertida de la historia, y la más peligrosa por imprevisible. Además, tiene muchísimos fans ya. Por eso, protagonizará su propia saga de películas. Una gran noticia en un mundo falto de heroínas.

¿Es la nueva Audrey Hepburn?. La comparan con el icono de Desayuno con diamantes por su sonrisa, su talento y esa belleza y espíritu de otro tiempo, del Hollywood más dorado.

Su estilo romántico. A Margot le gusta lucir vestidos con motivos florales para mostrar su lado más romántico. En sus últimas apariciones, la australiana ha apostado por diferentes diseños de Gucci en tonos blancos y azules que tienen las flores como protagonistas.

Sus curvas femeninas. Ella tiene curvas y no tiene miedo lucirlas, por eso nos encanta aun más. Uno de los looks favoritos del año que mostraba sus curvas de manera sensual pero elegante fue el que la actriz llevó en la MET GALA. El diseño cut-off y minimal del diseñador por Calvin Klein era perfecto para ella.

Ella arriesga. La bella actriz también arriesga con sus looks, así lo demostró en el estreno de Escuadrón Suicida en Nueva York, donde sorprendió con un look de lo más futurista con este diseño negro con un unicornio dorado de Alexander McQueen y labios oscuros.

Su estilo casual. Para su día a día, la australiana apuesta por los looks cómodos con jeans boyfriend, vestidos holgados, camisetas anchas, zapatos planos y chaquetas ligeras. En cuanto al maquillaje, Margot prefiere lucir un rostro muy natural, sumándose así a la tendencia de esta temporada: el efecto no make up. La actriz delinea sutilmente sus ojos en tonos marrones y apuesta por los labios nude, aunque en ocasiones los ha potenciado con colores más subidos, como un rojo o un granate oscuro.



Kusturica ultima filme sobre Mujica

El presidente de la productora argentina Kramer & Sigman (K&S), Hugo Sigman, adelantó ayer que esperan que el filme que prepara el director serbio Emir Kusturica sobre el expresidente uruguayo José Mujica esté listo para el Festival de Cannes "del año que viene".

"Esperamos (la película) para el año que viene, con Kusturica es muy difícil saber cuando se estrena...", admitió el empresario y productor durante una conferencia de prensa en Buenos Aires organizada por la Asociación de Corresponsales Extranjeros en Argentina (ACERA).

Sigman contó que Kusturica fue elegido para dirigir el filme por el propio Mujica y que comienza con el momento en el que el exmandatario deja el poder (a finales de 2015) para ir hacia "atrás" en el recorrido biográfico.

La obra, titulada "El ultimo héroe", será una película de base documental en la que, no obstante, el exmandatario uruguayo ha tenido que "actuar" a las órdenes del realizador, al más puro estilo de una ficción.

Festival de Cine Comunitario: nuevas experiencias de comunicación colectiva

Talleres, conferencias y proyecciones son las acciones con las cuales el Festival de Cine Comunitario denominado AyniVisual pretende llegar al público de los macrodistritos paceños. Se trata de una primera experiencia de la corriente cinematográfica que busca dar valor a las historias cotidianas y los procesos de comunicación colectiva.

"El Festival AyniVisual refleja los momentos de co-aprendizaje basados en las experiencias cinematográficas que insisten en llegar a diversos sectores de la comunidad como máxima representación narrativa y busca desarrollar una introspección al dar un valor a las historias a través del involucramiento de personajes inmersos en los procesos de cine comunitario en el mundo”, señalan los organizadores.

El ingreso a las actividades del también llamado cine en las alturas es libre y, en el caso de los talleres, se otorgarán certificados avalados por la Universidad Mayor de San Andrés y los educadores.

ACTIVIDADES

De acuerdo con la programación, este martes la experta española Virginia Villaplana dictará la conferencia “Cine colaborativo, discursos prácticos y multiplataformas digitales” en la UMSA; el taller de realización audiovisual Cinebruto por José Campusano se llevará a cabo en el espacio de Compa Trono (Ciudad Satélite) a las 09.00. A horas 15.00 se abrirá el taller teórico práctico: cine colaborativo y edu-comunicación, pedagogía crítica de la imagen a cargo de Virginia Villaplana en el Centro Cultural de España. A las 16.00 se tendrá la proyección del documental “Tahuamanu” de Javier Álvarez (Argentina) en la Casa de las Culturas Wayna Tambo. Cerrando la jornada a las 18.30 horas se anuncia un concierto en la estación mirador del teleférico Amarillo El Alto.

Para el miércoles se tiene prevista disertaciones en torno a “Experiencias cine comunitario en Latinoamérica”, participación de Edgar Mego (Perú), grupo Chasky, somos minka audiovisual; Julio Cesar Gonzales (Ecuador) colectivo audiovisual El Maizal; José Campusano (Argentina) Cluster y el colectivo La Comuna (Bolivia), en la UPEA desde las 9:00. Por la tarde se exhibirá el video Cine Comunitario, visiones de Argentina, Perú, Ecuador, Bolivia en Compa Trono, simultáneamente se llevará a cabo el taller de realización audiovisual Cinebruto a cargo de José Campusano en el mismo lugar y a las 19.30, la proyección del audiovisual “Cine bajo las estrellas” en el Espacio Interactivo Pipiripi.

La programación continuará el jueves con la exposición “Construcción del sentido comunitario desde el cine Boliviano” por Viviana Saavedra, César Pérez y Mela Márquez en la UPEA; el taller audiovisual Cinebruto (Compa Trono), la proyección de Fango (Bunker), la exhibición y debate del cortometraje “Leidi” (Alianza Francesa) y la proyección y debate del corto “El juglar” (Casa Espejo).

El último día de festival estará destinado a la ponencia “Cine independiente reflejo de las sociedades contemporáneas”, debatirán sobre esa temática David Montoya (Colombia), Estephan Wagner (Dinamarca), Javier Álvarez (Argentina) y Juan Álvarez Durán (Bolivia), en el Paraninfo de la UMSA. Entre las 9.00 y 19.00, el público podrá participar en un taller de realización audiovisual, la exposición: “Formas de representación identitario ciudadanía e indígena en la cultura visual”, la muestra de videos “miradas educativas”, la proyección del audiovisual “Cine bajo las estrellas”, la muestra del documental “Esperando mujeres” de Estephan Wagner y la proyección del largometraje “Restos del mar”.

jueves, 25 de agosto de 2016

Steve McQueen es premiado por el Instituto de Cine Británico



El director de cine y artista Steve McQueen, conocido por películas como “12 años de esclavitud”, ha sido galardonado con la más alta distinción que otorga el Instituto de Cine Británico (BFI), según informó ayer esta institución.

El director inglés dijo sentirse “humildemente honrado” por recibir el premio “BFI Fellowship” y unirse al grupo selecto de estrellas de la industria del cine que también lo tienen, como Vanessa Redgrave, Al Pacino, Alec Guinness, Martin Scorsese y Ken Loach.

McQueen se ha convertido en el director más joven en obtener este galardón que recogerá en la entrega de premios en el Festival de Cine de Londres, el 15 de Octubre, poco después de cumplir 47 años.

El creador cinematográfico, que ya obtuvo el Premio Turner en 1999, una condecoración que se otorga a artistas británicos menores de 50 años, es uno de los directores más respetados del Reino Unido y cuenta con películas como “Hunger” (2008), “Shame” (2011) y la oscarizada “12 Years a Slave” (“12 años de esclavitud”, 2013).


Belleza y destrucción resaltan en documental Planeta Bolivia

Por un lado, tomas aéreas del Salar de Uyuni, la Isla del Sol y del Parque Madidi. Por otro, imágenes de suelos agrietados, peces muertos que ya no hallan agua donde nadar y botellas de plástico acumuladas en espacios periurbanos.

Belleza y destrucción se reflejan en los 20 minutos de imágenes y música instrumental del primer documental de los cinco que ha realizado Planeta Bolivia, presentado ante 300 espectadores en el Mega Center de la ciudad de La Paz, el 23 de agosto.

La primera pieza audiovisual tiene un carácter introductorio y lleva el mismo nombre que el proyecto, explica Carlos D. Mesa en la ceremonia previa al estreno. La segunda es Tierra; la tercera, Agua; la cuarta, Cambio climático; y la última, Ciudades. Él recalca que el 70% de la población es urbana y que esto genera problemas ambientales equivalentes a la deforestación, en un país donde cada cinco minutos se queman espacios del tamaño de una cancha de fútbol.

Expectativa en el ambiente

Son casi las seis de la tarde. El antropólogo Ramiro Molina Barrios, el ambientalista Juan Carlos Enríquez y el periodista Carlos D. Mesa, amigos de hace más de 20 años y quienes idearon el proyecto en 2013, están en el hall del cine supervisando la presentación. Los dos primeros trabajaron en la redacción de la Ley del Medio Ambiente de 1992 y hoy aportan al resguardo de la naturaleza con una iniciativa personal.

El periodista Mario Espinoza, que participó en la realización de los documentales a través de su productora Plano Medio, ha llegado temprano y le avisan que no será necesaria la invitación para entrar. El estreno se ha difundido abiertamente por las redes y las puertas se abrirán 10 minutos antes de las siete. Cuando llega dicha hora, los asistentes hacen fila sobre la alfombra roja que se dirige a la sala número 10. La invitación decía que la exhibición sería en la sala cinco, pero se ha optado por un lugar con el doble de asientos que el inicial: 300.

Con su folleto con datos del proyecto en mano, buscan un asiento figuras como el exalcalde paceño Juan Del Granado, el historiador Mariano Baptista, el periodista Jimmy Iturri, el politólogo Salvador Romero y la cantante Verónica Pérez. El director de los documentales, Marcos Loayza, saluda a la gente que encuentra a su paso.

Los representantes de los financiadores del proyecto, el Banco de Desarrollo para América Latina, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Cooperación Suiza y el Banco FIE de Bolivia, ya están en sus butacas aguardando el estreno.

Lo innovador de Planeta Bolivia

"Igual que sólo tenemos un planeta, el planeta Tierra, sólo tenemos este planeta Bolivia, ese 1.098.581 kilómetros cuadrados, 11 millones de habitantes, su extraordinaria biodiversidad. La posibilidad de pensar este planeta Bolivia de presente y hacia el futuro depende de nosotros”, así explica Mesa el nombre del proyecto en la ceremonia de presentación.

Tanto el exmandatario como Ximena Behoteguy, presidenta del Banco FIE, inciden en que el documental no señala culpables específicos ni propone soluciones, pero sí busca interpelar a todos los bolivianos para que se sientan responsables de los problemas medioambientales.

El objetivo de no "culpabilizar” a nadie se logra gracias al tratamiento narrativo de los documentales, que prescinden de narrador y entrevistas. Ramiro Molina, quien trabajó en numerosas investigaciones relacionadas al medioambiente, notaba que éstas y los productos audiovisuales, a pesar de su "calidad notable”, sólo llegaban a un "círculo reducido”. El antropólogo propuso a Mesa y a Enríquez buscar otro formato para los filmes y así "llegar a la gente común”.

Los tres realizadores explican que los documentales y la información del proyecto serán de acceso gratuito gracias a YouTube, una página web, Facebook y otras redes sociales. La estrategia de difusión seguirá un plan de ocho meses.

Los impulsores de Planeta Bolivia esperan que la audiencia se exprese y realice propuestas a través de las redes, para que luego sean debatidas en foros públicos. También se exhibirán y comentarán los filmes en más de 100 municipios rurales y en 50 escuelas de todo el país; para ello están preparando material didáctico complementario.

Los tres realizadores coinciden en que "la gente se ha sentido tocada” por el documental. Enríquez cuenta que algunos le dijeron que han tenido ganas de llorar durante la proyección; y eso es lo que querían lograr, que "la gente se preocupe”.

"Al salir, me he sentido sucia de saber que nosotros le hacemos eso a nuestro planeta”, comenta la universitaria Andrea Rodríguez.
8