domingo, 29 de marzo de 2015

Jorge Ortiz “Ver cine en televisión es un pecado”


LG: ¿Cada cuánto ves televisión y qué programa te gusta más?

J: ¿Te confieso la verdad?, rara vez. Hace unos 10 años que no me siento una hora completa o toda una noche a ver TV, le he perdido el gusto. No veo los programas de entretenimiento y sí eventualmente un noticioso o algún programa, cuando me entero de una entrevista a algún personaje que llega al país, pero, ¿después?, porque ver cine en televisión es un pecado, cuando quiero ver cine, voy a la Cinemateca.

LG: ¿Qué es lo más rescatable de la TV boliviana?

J: Cómo ha sido capaz de sobrevivir, es tremendo (…).

LG: ¿Una serie de televisión?

J: ¿De las enlatadas? Los Sopranos, no sólo por la temática sino por las actuaciones, son sensacionales, cada capítulo es interesante, cómo te atrapan historias que pueden parecer muy sencillas, y una serie nuestra que hicimos en 1992, que se llamó Radio Pasión (…).

LG: ¿Dibujos animados?

J: Me gustan muchísimo los clásicos, Tom y Jerry, los primeros en blanco y negro que se los pasaba por el antiguo Canal 7, había más tiempo para ver y tenían más calidad, no quiero hablar de la palabra mensaje, pero no eran tan grotescos y violentos como los de ahora.

LG: ¿Un/a periodista de la TV que admires?

J: Indudablemente Juan Carlos Arana, porque en las buenas y en las malas siempre me ha tratado con mucho cariño y respeto (…).

LG: Si tuvieras que invitar a un/a presentador/a de televisión para ir a cenar, ¿a quién invitarías?

J: Alguien que estimo mucho y sólo hemos tenido la oportunidad de trabajar una vez es Ximena Galarza. Es encantadora, cuando trabajábamos en una película, ella demostró que tenía muchísima capacidad de aprender.

LG: ¿Qué le falta a la TV boliviana?

J: Compromiso y seriedad porque te de pronto ves que cualquier persona que se para frente a una cámara es un gran conductor y te digo la verdad, escuchemos qué dicen y opinan los y las presentadoras, hay gente que no puede hilar un par de frases correctamente, y cómo se animan, qué coraje tienen para ser conductores, ¿no?

LG: Y de la radio, ¿qué escuchas?

J: Me he vuelto, como era hace mucho tiempo, más fanático de la radio. Antes la escuchaba casi obligatoriamente. Ahora tengo establecido un horario de ciertos programas en dos o tres radios nada más, pocas veces un noticioso completo, de vez en cuando alguna entrevista del padre Pérez o algún programa que conduce Beatriz Cahuasa, no toda la programación de radio Deseo, porque hay cosas que no me agradan, son muy agresivas y, por supuesto, algo de la programación de Radio París La Paz.

LG: ¿Un buen conductor de radio?

J: Extraño mucho la presencia de Mario Castro, que por supuesto ha dejado, no discípulo, pero sí a alguien que trabajó con él, Jimmy Vásquez de RFI, a quien estimo por la calidad de persona, preparación e inteligencia que tiene para conducir radio.

LG: ¿Cuándo fue la última vez que fuiste al teatro?

J: Hace dos años, vi una obra que presentaban unos alumnos míos y me salí antes de que acabe la obra porque era insoportable. De pronto al Teatro de Cámara puedes entrar a la hora que te dé la gana, con tus huahuas, con tu perro, con tus celulares, es una falta de respeto a las personas que van al teatro.

LG: ¿Con qué frecuencia vas al cine?

J: Por lo menos una vez al mes, dependiendo de la película. Prefiero ver las que me recomiendan, no soy de (ver) las películas que están en cartelera.

LG: ¿Cuál fue la última película boliviana que viste?

J: Olvidados, en la que he participado.

LG: ¿Hay alguna película boliviana que te haya marcado?

J: “Tatuajes”, una película que no se puede ver, que sigue siendo para mí un trabajo muy complejo. Ojalá podamos recuperar ese material, creo que hubiera marcado una diferencia dentro de nuestro cine.

LG: ¿Qué te falta hacer en el cine?

J: Más protagonistas porque generalmente he hecho co-protagonistas y secundarios, no me niego a hacer ningún tipo de personaje, puedo hacer hasta de extra, pero ojalá este año pueda hacer un protagonista protagonista.

LG: ¿Un actor boliviano?

J: Don Néstor Peredo, pocos lo recuerdan, la última película en la que trabajó fue con (Jorge) Sanjinés (…).

LG: ¿Una actriz?

J: Sandra Peña, nunca ha hecho cine, pero sí mucho vídeo. Cuando trabajó aquí (en La Paz) en vídeo y en teatro nos demostró que es una actriz de un peso impresionante (…).

LG: ¿Grupo folclórico preferido?

J. Aparte de los Jairas, ¿quiénes?, nadie.

LG: ¿Lloraste con alguna canción?

J: Con muchísimas, ¿una en particular?, de la Chabela Vargas, “Tomate esta botella conmigo y en la última copa nos vemos”, es una canción maravillosa.

LG: ¿Cantas?

J: No soy muy afinado, pero sí me animo a lo que sea, me gusta cantar, no me corro aunque sea desorejado, hay que cantar con el alma.

LG: ¿Te gusta bailar?

J: Antes, ahora ya no mucho, es que tengo un esguince mal curado y debo cuidarme. Bailo lo que sea (…).

LG: Si pudieras escoger a un súper héroe, ¿cuál escogerías?

J: No creo en los súper héroes, para mí un súper héroe es un heladero de los Frigo, el “raspallidero” de la plaza España.

LG: ¿Qué harías si fueras invisible por un día?

J: Robaría un banco (sonríe), no sé qué haría con tanta plata, al día siguiente lo distribuiría con ciertas personas, por suerte no soy ambicioso (sonríe).

Nombre: Jorge Ortiz Sánchez.
Fecha de nacimiento: 26 de octubre de 1956 en Tarija.
Estado civil: Felizmente soltero.
Hijos: Que yo sepa, no (sonríe).
Estudios: Arquitectura en la Universidad Mayor San Andrés, no concluí porque me dediqué a la actuación. (Este 2015 cumple 30 años como actor).
¿A qué te dedicas hoy?: Únicamente a hacer cine y TV si se puede, y no sé cuándo volveré al teatro, pero el 90% de mi tiempo lo he dedicado a formar gente joven y ahora estoy con un grupo de adultos mayores, son las personas más responsables y encantadoras.

sábado, 28 de marzo de 2015

Kino cumple medio año y estrena más cortometrajes

La Comunidad Kino La Paz celebra seis meses de trabajo con una nueva proyección de más de cinco cortometrajes que fueron realizados por equipos de jóvenes cineastas.
En esta ocasión, la temática de los audiovisuales será "Enemigos íntimos y relaciones de amor/odio”. Cada cortometraje se caracterizará por no tener diálogos y por el uso de la técnica de stop motion.
La presentación de cinco cortos se realizará hoy, a las 18:30, en Magick, (calle Presbítero Medina, esquina Pedro Salazar, 2526, Sopocachi). "Tendremos la oportunidad de intercambiar ideas y opiniones sobre los cortos y la temática”, dijo Marta Libera, una de las organizadoras de la proyección. Además, se definirá las temáticas y las premisas para la siguiente proyección que será a fines de abril.
El grupo también abrió este mes el Kino Club, que consiste en realizar proyecciones cada jueves en la Casa Espejo.

‘Eco del humo’: Metáfora visual sobre las dinámicas culturales

Los encuentros y desencuentros culturales son los ejes alrededor de los cuales se desarrolla el nuevo filme boliviano Eco del humo.
Es el primer largometraje del cineasta Juan Álvarez-Durán, que será estrenado el 31 de este mes en el Cine Teatro 6 de Agosto.
Álvarez-Durán explicó que el filme se centra en el conjunto de emociones asociadas a un encuentro amoroso, con sus ilusiones y miedos constantes. Para esto presenta a una mujer que llega a Bolivia en plan de safari, que siendo de padre boliviano llega al país como turista, sabiendo muchas cosas de él, pero desde lo lejano. En el otro lado está un hombre (taxista ocasional) que se adentra en la aventura de la conquista a raíz de este encuentro.
El director indicó que trabaja este encuentro desde una lectura política, y describe el proyecto como una metáfora sobre las dinámicas culturales que se fueron estableciendo hace más de 500 años, con el encuentro entre pueblos originarios y colonizadores, para hacer una relectura sobre nuestra manera de relacionarnos, tomando en cuenta que a lo largo de esa historia existieron acercamientos, traiciones y también trabajo conjunto.
Producción
Eco del humo se rodó entre marzo y abril de 2013, aunque tardó más de seis años desde su concepción y reformulación. Cabe destacar que la película tuvo una asesoría de montaje en Buenos Aires con el montajista y director Pablo Giorgelli, ganador de la Palma de Oro en Cannes con Las Acacias.
Dentro del equipo de trabajo participaron Joseph Art, Cergio Prudencio, Diego Revollo y Alejandra Antequera, entre otros.
Por su parte, Juan Álvarez-Durán es un realizador independiente, nacido en La Paz, autodidacta en cine.
Si bien el estreno será este martes a las 19.00, la película también se exhibirá todos los sábados de abril en la Casa Espejo, ubicada en la avenida 20 de Octubre esquina Campos.


Director alemán rodará “Sal y Fuego” en el país

El reconocido director de cine alemán Werner Herzog y todo su equipo de producción, estarán en Bolivia, en abril y mayo para la filmación de su película “Sal y fuego”, que tendrá las locaciones principales en el país.

La producción de la película está a cargo de la productora alemana Constructionfilm y la mexicana Canana.

Aprovechando su visita, Werner Herzog ofrecerá dos clases magistrales, en Santa Cruz y La Paz, coordinadas por EDOC Lab (Seminario de desarrollo de proyectos cinematográficos en los países Andinos) y con el importante apoyo del Ministerio de Culturas y Turismo.

Las clases magistrales tendrán lugar el dmartes 7 de abril en Santa Cruz, en las instalaciones de la Escuela Nacional de Teatro – Plan 3000, sala Luis Espinal. Y, la segunda, se realizará en La Paz, el próximo viernes, 10 de abril, en el Cine Municipal 6 de Agosto. Ambos eventos serán gratuitos y abiertos a todo público interesado.

Las personas interesadas en el taller deberán hacer su registro previo para la asistencia a las clases magistrales, en La Paz; un día antes del evento, en el Ministerio de Culturas o al teléfono 2147439.

“Eco del humo”, un filme sobre migración


UNA DE LAS ESCENAS DE LA PELÍCULA FILMADA EN LA PAZ.

“Eco del humo” o como la denomina su director Juan Álvarez, “La ópera prima”, llega a las pantallas del Cine 6 de Agosto el próximo martes 31, a partir de las 19.30. El filme es un reflejo de la problemática de la migración a través de una historia de pareja.

El largometraje de ficción será presentado todos los sábados de abril en Casa Espejo (Av. 20 de Octubre frente a Imcruz).

SINOPSIS

Geraldine llega para conocer una Bolivia diferente, para ello ha contactado a Santiago, un taxista ocasional en La Paz.Ella entiende que le falta conocer su lado paterno de manera más profunda; Santiago por su lado entenderá que la visita puede ser un indicio de atracción amorosa. En este ritual diario, Geraldine y Santiago nos llevarán por una La Paz alucinada, sagrada en sus formas y pagana en sus costumbres, desnuda y misteriosa, reflexiva y visceral.

En este viaje, a los adentros de la ciudad y con ella a lo íntimo de Santiago y Geraldine, asistiremos a un encuentro, siempre en el proscenio del simulacro.

Según Álvarez, su trabajo es una película que muestra distintas problemáticas en el país, sin embargo la más puntual es el tema de la migración. "Durante mi época de estudiante ví de muy cerca ese sentimiento de salir de las fronteras con el justificativo de que nuestro país es poco viable, incluso lo viví en carne propia cuando me fui a vivir al campo y sentí esas necesidades de escapar y ver que no pertenecía a nada".

El cineasta afirma que no quería contar estas vivencias en una historia sin embargo es necesario la presencia de protagonistas entre ellos Luis Montoya de Teatro Trono y la actriz cochabambina Patricia Prada.

“Utilizo al cine como una herramienta para comunicar el problema, por eso son dos protagonistas que van jugando en esa relación con una concepción diferente, y al mismo tiempo van relacionándose”.

La producción tuvo una asesoría de montaje en Buenos Aires con el director Pablo Giorgelli, ganador de la Palma de Oro en Cannes con Las Acacias. Y cuenta con la intervención musical de Cergio Prudencio

Según el autor el filme de 78 minutos rodada en marzo y abril de 2013, fue presentada en el Festival de Cine de Fronteira en Río Branco, Brasil, además de ser seleccionada en la plataforma on line del Festival de Cine de Guadalajara.

El año pasado abrió el Festival de Cine Radical en La Paz, desarrollado en su primera versión en la Casa Espejo en agosto del año pasado e incluso el largometraje de ficción fue la primera participación de un boliviano en el Taller Colón para Jóvenes Cineastas Emergentes de Latinoamérica desarrollado por la Fundación Teoría y Práctica de las Artes (Typa) de Argentina.

Álvarez trabaja en dos documentales uno que habla sobre los estereotipos entre cruceños y paceños que será presentado a fin de año y el segundo denominado como un “documental creativo” sobre la escritura indígena andina que comenzará a filmarse a fin de año.

WERNER HERZOG LLEGARÁ EN ABRIL PARA DAR CLASES MAGISTRALES

Durante los meses de abril y mayo, el país recibirá la visita del reconocido director de cine alemán Werner Herzog y todo su equipo de producción. El motivo de su llegada es la filmación de su próxima película, Sal y Fuego, cuyas locaciones principales están en Bolivia.

La producción de la película está a cargo de la productora alemana Constructionfilm y la mexicana Canana.

Durante su estadía, el realizador ofrecerá dos clases magistrales, coordinadas por Edoc Lab (seminario de desarrollo de proyectos cinematográficos en los países andinos) y con el apoyo del Ministerio de Culturas y Turismo.

Las clases tendrán lugar el martes 7 de abril en Santa Cruz, a las 17.00 en la sala Luis Espinal de la Escuela Nacional de Teatro (Plan 3000); mientras que la segunda será en La Paz, el viernes 10 a las 19.00, en el Cine Municipal 6 de Agosto. Ambos serán gratuitos.

En La Paz, el registro se hará en la calle Potosí esquina Ayacucho y las consultas deben formularse al teléfono 2147439.

viernes, 27 de marzo de 2015