lunes, 24 de diciembre de 2018

“Todo el mundo quiere que Mary Poppins llegue para salvarle”: Emily Blunt

El cielo de Londres se abre de nuevo para que descienda, con paraguas y bolso, Mary Poppins quien, según Emily Blunt -el relevo de Julie Andrews-, es una especie de superheroína mágica y tierna que puede solucionar cualquier problema.

“De niña recuerdo la magia de la película original y también sentirme muy segura con Mary Poppins. Ella llega, cura y arregla las cosas”, dijo sobre la cinta El Regreso de Mary Poppins.

“Es un poco rígida y disciplinaria, pero a la vez equilibrada y mágica. Y creo que, siendo un niño, sentir que estás a salvo y en buenas manos es como que todo el mundo quiere que Mary Poppins llegue para salvarle”, añadió.

LA NIÑERA VUELVE

Emily Blunt se mete en la piel de la niñera más famosa del cine en El Regreso de Mary Poppins, secuela del inolvidable clásico de Disney Mary Poppins (1964), que incluye en su elenco a Lin-Manuel Miranda, Meryl Streep y Colin Firth.

Con el aroma de cuento de hadas y los deliciosos números musicales de la cinta original, El Regreso de Mary Poppins presenta a Michael y Jane Banks, los niños de la primera película, ya como adultos y con serios problemas domésticos.

Por fortuna, Mary Poppins regresa a sus vidas para poner todo en orden, eso sí, a través de mil aventuras en las que no pararán de cantar y bailar.

A Emily Blunt, esta oportunidad irrechazable le llegó meses después de Un Lugar en Silencio (2018), una modesta cinta de terror que dirigió y coprotagonizó su marido John Krasinski y que reventó la taquilla. “Es completamente surrealista. Me ha costado digerir y absorber este año. Es como si le estuviera sucediendo a otra persona”, bromeó.

CÓMO EVITAR COMPARACIONES

Ante las inevitables comparaciones que la situarán frente al espejo de Julie Andrews, Blunt optó por “no tratar de emularla”.

“Decidí no ver la película original antes de empezar. Solo leí los libros así que fue una manera de transportarme para dar forma a un nuevo espacio y crear mi propia versión de ella”, indicó.

“En los libros encontré a una Mary Poppins bizarra, excéntrica, borde, vanidosa y divertida ¡Muy divertida!”, aseguró.

Igual que Julie Andrews contó con el deshollinador interpretado por Dick Van Dyke, quien en El Regreso de Mary Poppins tiene un emotivo cameo, Emily Blunt se apoyó en Lin-Manuel Miranda dando vida a un farolero.

Siguiendo al Disney más tradicional, el filme encierra un mensaje de creer en lo imposible y confiar en la magia que la protagonista respaldó. “A veces es lo único que tenemos: afrontar cada día con esperanza. Si perdemos la esperanza, entonces sí estamos realmente perdidos”, aseguró.

“Muchas veces la gente sale (de ver esta película) sin saber por qué no pueden parar de llorar. Y me parece que eso tiene que venir de un lugar de profunda alegría”, finalizó.

FUENTE: EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario