sábado, 22 de diciembre de 2018

Persisten observaciones a Ley del Cine

Después que el Ejecutivo nacional promulgara el jueves la Ley 1134, sobre Cine y Arte Audiovisual Bolivianos, algunos cineastas expresaron su disconformidad con la nueva norma, porque consideran que es un documento que no consideró los aportes de diversos sectores y que no estimula la competencia.

“En el 2013 se realizó un congreso donde todos los cineasta se reunieron en Cochabamba y se trabajó para dar forma a la Ley del Cine, pero lamentablemente en una evaluación que se realizó este año se observó que son muy poco los avances (…). La verdad es que en Cochabamba, al menos, no se socializó lo que sería la nueva Ley del Cine”, dijo el cineasta Martín Salas.

Por otro lado, el productor y distribuidor de Santa Cruz, Gerardo Guerra, expresó su alegría porque finalmente en Bolivia existe una Ley del Cine; sin embargo, estableció también que no se consideró el aporte de todos los sectores, ni tampoco se ha tomado en cuenta el trabajo previo realizado en el Congreso de Cine de 2013.

Señaló, a la vez, que la Ley es una norma tibia y poco competitiva, puesto que no garantizaría una industria sostenible y con proyección.

“Lamento que no se tomaron en cuenta muchos aspectos técnicos del mercado internacional y por ello es una Ley ‘tibia’ y poco competitiva, pues no tiene incentivos fiscales ni de fomento comparables a los que tienen países como Colombia”, dijo Guerra.

Añadió que ahora debe trabajarse en la reglamentación, en el plazo fijado de 90 días, a partir de la promulgación. Se espera que los asesores legales del Gobierno permitan la participación técnica y no pasen por tantos filtros políticos, de lo contrario “corremos el riesgo de tener más puntos técnicamente inviables, como sucede con el Artículo 17 (tasa Administrativa), que está muy mal redactado y sin consenso”, apuntó.

En similar posición, la cineasta Violeta Ayala publicó en las redes sociales que la norma es “ley de la censura”, porque no fue consensuada y que tampoco protegerá “a la industria nacional…”

PROMULGACIÓN

La noche del 20 de diciembre, el vicepresidente Álvaro García entregó la Ley 1134 all presidente Evo Morales, a partir de esa fecha corre 90 días para su promulgación.

El cineasta Jorge Sanjinés sostuvo que la nueva norma buscar sentar las bases de un nuevo cine boliviano. “Durante 50 años los cineastas bolivianos hemos esperado por esta ley del cine, los cineastas y la sociedad la necesitamos, porque el arte tiene el misterioso oficio de llegar a las verdades que no llega la lógica ni la ciencia, porque escudriña en la profundidad del espíritu de los pueblos, ya sea rescatando memorias escondidas u olvidadas, o enfrentando a los tiranos y fascistas”.

OTROS DETALLES

La norma pretende que exista soberanía cinematográfica y audiovisual, y dispone que el pueblo boliviano sea el propietario del patrimonio documental fílmico y audiovisual.

Según la Ley, el objetivo es otorgar impulso y fortalecimiento a la cadena productiva de la cinematografía y arte audiovisual boliviano, fomentar la formación de una cultura fílmica y la integración de la producción boliviana en los circuitos internacionales, aparte de incentivar la realización de festivales, muestras, programas de formación y otras actividades vinculadas al cine y arte audiovisual a nivel nacional e internacional, incluyendo la promoción de más creadores y creadoras, emergentes de las producciones que se realicen, entre otras opciones.

Se creará la Agencia de Desarrollo del Cine y Audiovisuales Bolivianos (ADECINE), institución que contará con un Consejo Asesor, integrado por dos representantes del sector cinematográfico y audiovisual propuestos por los subsectores de realizadores y guionistas, trabajadores técnicos, productores, distribuidores y exhibidores, la incursión en el cine indígena.

La nueva Ley prevé registrar las obras nacionales y extranjeras para su distribución en el país, otorgar licencias de filmación, gestionar la producción y coproducción, y proteger los derechos de los autores de los filmes, tener cuotas de pantalla, entre otras posibilidades concretas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario