domingo, 8 de julio de 2018

12 horas para sobrevivir: El inicio Así fue como comenzó la expiación

Tras 12 horas para sobrevivir: El año de la elección, el creador y guionista James DeMonaco vuelve con 12 horas para sobrevivir: El inicio, esta vez dirigida por Gerard McMurray.

Ésta es una precuela de la franquicia The Purge, que se centrará en los eventos que llevaron a la primera de todas las purgas anuales.

LA NUEVA PROPUESTA

Detrás de cada tradición hay una revolución. Cómo toda una nación entera abrazó una brutal celebración anual: 12 horas de impunidad criminal. Un movimiento que comenzó como un simple experimento: The First Purge.

Para mantener durante el resto del año la tasa de criminalidad por debajo del 1% los Nuevos Padres Fundadores de América ponen a prueba una teoría sociológica que da rienda suelta a todo tipo de agresiones durante una noche en una comunidad aislada. Pero cuando la violencia de los opresores se encuentra con la ira de los marginados, el vandalismo explota más allá de esas fronteras “experimentales” para extenderse por todo el país.

EL COMIENZO DE LA EXPIACIÓN

12 horas para sobrevivir: El inicio, es la película con la que se explica cómo se generó y fortaleció la sangrienta tradición que permite expiar, borrar las culpas, en un lapso no mayor de 12 horas.

“Cuando suene la sirena, cualquier delito, incluido el asesinato será legal durante 12 horas”, explica un pequeño aviso emitido por un televisor en letras blancas y con un fondo rojizo que simula la sangre que puede ser derramada en la noche más terrorífica del año. Y añade: “El gobierno le agradece su participación”, así comienza la primera purga de la historia de los EE.UU.

“Sí queremos salvar a nuestro país debemos liberar nuestra irá en una sola noche”, afirma el personaje interpretado por Marisa Tomei. Una idea que no era muy bien recibida por algunos de los ciudadanos, que se manifestaban en las calles para que esta auténtica locura nunca llegará a ser real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario