viernes, 2 de marzo de 2018

Operación Red Sparrow: Jennifer Lawrence una experta en el arte del engaño

Basada en el libro del antiguo agente de la CIA Jason Matthews, en Operación Red Sparrow (Red Sparrow) vuelven a encontrase Jennifer Lawrence y su director de Los juegos del hambre, Francis Lawrence; con Joel Edgerton, Charlotte Rampling, Jeremy Irons y Mary-Louise Parker redondeando el elenco.

ARGUMENTO

Dominika Egorova (Jennifer Lawrence) es reclutada contra su voluntad para ser un ‘gorrión’, una seductora adiestrada del servicio de seguridad ruso. Dominika aprende a utilizar su cuerpo como arma, pero lucha por conservar su sentido de la identidad durante el deshumanizador proceso de entrenamiento. Hallando su fuerza en un sistema injusto, se revela como uno de los activos más sólidos del programa. Su primer objetivo es Nate Nash (Joel Edgerton), un funcionario de la CIA que dirige la infiltración más confidencial de la agencia en la inteligencia rusa.

Los dos jóvenes agentes caen en una espiral de atracción y engaño que amenaza sus carreras, sus lealtades y la seguridad de sus respectivos países.

LA CINTA QUE EMPODERÓ A JENNIFER COMO MUJER

Lo más importante que Jennifer Lawrence encontró en dar vida a una bailarina que termina convirtiéndose en una espía rusa, en Operación Red Sparrow, es lo mucho que pudo empoderarse a sí misma.

Al encarnar a Dominika Egorova, la actriz estadounidense tuvo que someterse a un entrenamiento que le dio fortaleza, mentalmente y físicamente. “La verdad es que ni siquiera me había dado cuenta de cuán dominada estaba por inseguridades y miedos a ser juzgada que estaban sobre mí en muchas cosas de mi vida. Me sentí liberada de eso, amé mi cuerpo, amé mi arte, y estoy muy feliz con esta película y de haberla hecho”, dijo Lawrence, desde Londres.

La misma cinta, dirigida por Francis Lawrence, fue reflejo de la lucha y compromiso que Jenn tiene como impulsora del movimiento #Metoo y #Timesup, a favor de las mujeres.

“No me gustaría hacer o decir algo en cualquiera de mis acciones o roles que yo no sintiera que va a añadir un beneficio a cualquiera que vaya a verla. Yo encuentro esta película muy empoderadora para las mujeres y también para mí, personalmente. Empezamos a hacerla hace tres años y hoy las cosas no podrían ser más relevantes”, contó.

Su mismo personaje muestra a una mujer fuerte y hermosa, quien seduce a importantes enemigos del gobierno ruso, para lo cuál es entrenada en las artes del cortejo.

“Lo que me gustó de esta película es que no estoy interpretando a una James Bond femenina o a una Jason Bourne. En cada forma que ella va hacia adelante y es una heroína o antiheroína, ella utiliza sus herramientas como mujer”.

Por si fuera poco, en escena podemos ver a Jennifer Lawrence bailando ballet, aunque, reveló en la charla, fue algo difícil de lograr.

“La escena más difícil de rodar fue la del ballet. Entrené tres horas diarias durante cuatro meses y no soy una persona con mucha gracia. Ayudó muchísimo a construir el personaje desde la disciplina física y mental de ser una bailarina. Empecé a ver cómo afectaba mi cuerpo, mis músculos cambiaron y, entre más lo hacían, más entendía a Domenika “.

No hay comentarios:

Publicar un comentario