sábado, 24 de marzo de 2018

El salto a la aventura cinematográfica de Un viaje en el tiempo

Una de las películas de fantasía más esperadas de este 2018 es la adaptación de Disney de las historias que escribió Madeleine L’Engle en ‘A Wrinkle in Time’. Un viaje en el tiempo, aventura familiar y mucha fantasía son sus ingredientes a la espera de que se convierta en una gran saga.

De la mano de la visionaria directora Ava DuVernay, la cinta transporta a la audiencia a través de diferentes dimensiones en tiempo y espacio. Con la ayuda de tres guías celestiales, una niña realiza un viaje transformador en el que descubriremos que la fortaleza interna se logra al aceptar nuestras individualidades, y que la mejor manera de triunfar sobre el miedo es viajar usando nuestra propia luz.

Meg Murry es una típica estudiante de secundaria que lucha contra sus problemas de autoestima y solo desea integrarse. Hija de dos renombrados físicos, es inteligente y excepcionalmente talentosa, al igual que su hermano menor, Charles Wallace, pero sólo que aún no se ha dado cuenta de ello.

Todo se complica con la misteriosa desaparición del Sr. Murry, que deja devastada a Meg y a su madre con el corazón roto. Charles Wallace le presenta a Meg -y a su amigo Calvin- a tres seres celestiales (Sra. Cuál, Sra. Qué y Sra. Quién) quienes viajan a la Tierra para ayudarlos en la búsqueda de su padre.

Juntos se embarcan en una búsqueda formidable. Viajando a través de del tiempo y el espacio, son transportados a mundos que superan su imaginación y donde deben hacer frente a una poderosa fuerza malvada. Para poder regresar a la Tierra, Meg debe superar sus temores internos para reunir la fuerza necesaria para derrotar a la oscuridad que rápidamente envuelve al universo.

De la novela al cine

Llevar el clásico de Madeleine L’Engle a la pantalla fue una empresa de gran envergadura que exigía lo mejor de lo mejor en todos los ámbitos. “Todas las películas tienen ese momento en el que es necesario hacerlas”, explica el productor Jim Whitaker, “y en este caso parecía necesario hacerla realidad. Es una película difícil, pero estamos atravesando una época muy complicada. El proyecto combinaba una tecnología que no deja de avanzar y unos temas muy adecuados para los tiempos que vivimos, así que era el momento perfecto para hacer esta película”.

El rodaje de este filme arrancó en noviembre de 2016 en la ciudad de Compton, cerca del centro de Los Ángeles. El rodaje también discurrió en otras localizaciones de California como el distrito de West Adams en Los Ángeles, Venice Beach, San Pedro y los bosques de secuoyas del norte de California. La producción también se rodó en los platós de Santa Clarita Studios a las afueras de Los Ángeles.

Cuando terminó el rodaje en Estados Unidos, un equipo reducido viajó a Nueva Zelanda para filmar durante dos semanas en la pintoresca Isla Sur antes de terminar en febrero de 2017. La película se rodó en varios lugares remotos con la esperanza de capturar la belleza de la naturaleza virgen del país, y cada escenario era aún más impresionante que el anterior.

Estreno: Jueves 29 de marzo.

Dirección: Ava Duvernay.

Reparto: Storm Reid, Mindy Kaling, Reese Witherspoon, Oprah Winfrey.

Género: Aventura. Ciencia ficción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario