sábado, 3 de febrero de 2018

Tres anuncios por un crimen: Una madre llega al límite a causa del asesinato sin resolver de su hija

Tres anuncios por un crimen, es una comedia dramática con toques oscuros del ganador del Oscar Martin McDonagh. Después de meses sin que aparezca el culpable de la muerte de su hija, Mildred Hayes (la oscarizada Frances McDormand) da un valiente paso al pintar tres anuncios en unas vallas publicitarias camino de su pueblo con un polémico mensaje dirigido a William Willoughby (el nominado al Oscar, Woody Harrelson), el venerado jefe de policía del pueblo. Cuando su segundo al mando, Dixon (Sam Rockwell), un inmaduro niño de mamá aficionado a la violencia, entra en acción, la guerra entre Mildred y las fuerzas policiales de Ebbing no hace más que empeorar.

UNA NUEVA BATALLA ESTALLA

Una película de Martin McDonagh, escrita y dirigida por Martin McDonagh, protagonizada por McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell y Abbie Cornish, entre otros.

Una nueva batalla estalla en el pequeño viaje de Martin McDonagh a un pequeño pueblo americano en Tres anuncios por un crimen, en el que una madre llega al límite a causa del asesinato sin resolver de su hija. Es la tercera película de Martin McDonagh, el dramaturgo, guionista y director irlandés que saltó a la fama por el exitoso thriller Escondidos en brujas. Todo empieza con Mildred Hayes y las tres vallas publicitarias que alquila en Drinkwater Road. “Decidí que la compradora de los anuncios sería una madre enfurecida, y desde ahí las cosas se escribieron prácticamente solas”, recuerda McDonagh. “Mildred es una persona fuerte, decidida y enfurecida, aunque también está rota por dentro. Esa fue la germinación de la historia”.

Es una historia que llevó al ganador del Oscar Frances McDormand a modelar una variante femenina y moderna del clásico héroe de western que se pelea con todo el mundo.

“Me fijé mucho en John Wayne, a grandes rasgos, como modelo físico para mi personaje, ya que realmente no había ningún icono femenino en el que me pudiera fijar para Mildred”, explica. “Al final Mildred está más en la tradición del hombre misterioso típico de Spaghetti Western, que va caminando por el centro de la calle con las pistolas en las manos, y que se carga a todo el mundo, aunque creo que es importante que la única arma que use Mildred sea su ingenio”.

“Podía ver a John Wayne en la forma de caminar y la actitud de Mildred”, afirma McDonagh. “Creo que John Wayne se convirtió en cierta medida en un referente para Frances. Al igual que Brando y Montgomery Clift”.

El personaje de Mildred supone la primera vez que McDonagh crea una protagonista femenina para una película, pero puede que sea también su personaje más implacable: una madre enfurecida y sin remordimientos que pone a prueba la estructura de su ciudad.

El conflicto de Mildred con el jefe de policía de Ebbing constituye el núcleo de Tres anuncios por un crimen. “La historia trata sobre una guerra entre dos personas que tienen su parte de razón”, señala McDonagh, “y ahí es donde surge mucha de la tensión y el drama”.

Estas tensiones evolucionan para mostrar lo que sucede cuando no se puede controlar la furia. A medida que la tensión aumenta, la película profundiza en los temas de la división, la ira y los juicios morales.

McDonagh se pregunta: “¿A dónde puedes ir cuando estás en una situación en la que has sufrido una pérdida y en la que sientes tanta ira que no puedes escapar? ¿Qué puedes hacer, constructiva o destructivamente, para cambiar un poco las cosas y que solucionar algo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario