miércoles, 20 de diciembre de 2017

La estrella de Belén, la historia más grande jamás contada

En La estrella de Belén, un pequeño pero valiente asno llamado Bo anhela una vida más allá de su monótono trabajo en el molino del pueblo. Cierto día, Bo encuentra el valor para escaparse y termina haciendo amistad con los recién casados José y María. Inmediatamente, la bondad de María embarca a Bo en la aventura de sus sueños. Durante su viaje forma equipo con Rut, una amigable oveja que ha perdido su rebaño, y Dave, un palomo con altas aspiraciones. Junto a tres hilarantes camellos y algunos excéntricos animales de establo, Bo y sus nuevos amigos siguen a la Estrella y se convierten en insólitos héroes de la historia más grande jamás contada: la primera Navidad.

SOBRE EL FILME

La estrella de Belén está dirigida por el escritor y director nominado al Oscar, Timothy Reckart y fue producida por Sony Pictures Animation.

¿Cómo se cuenta una de las historias más célebres de todos los tiempos y se lleva a la gran pantalla de una manera fresca y nueva? Este fue el reto al que se enfrentaron los cineastas, un filme para toda la familia que narra los acontecimientos previos a la primera Navidad.

“Es la historia de la Natividad desde el punto de vista de los animales y, en esta película, seguimos a Bo, un asno que lleva a María y José a Belén”, explica el director Timothy Reckart.

“Lo entendimos como la mayor historia nunca contada”, asegura DeVon Franklin, el productor ejecutivo. Tras producir previamente la exitosa película religiosa Los milagros del cielo y supervisar el éxito de taquilla El cielo es real como ejecutivo en Columbia Pictures, Franklin se inspiró para convertir el significado de la historia más allá de la narración literal en una travesía sobre las decisiones que todos tomamos en nuestra vida diaria que tienen un impacto y que, finalmente, se integran en el centro del marco de la historia de la humanidad. “Dice mucho sobre el trabajo en equipo, salir de las propias perspectivas limitadas y trabajar juntos. Nuestro héroe, el asno Bo, necesita a todos los demás animales para triunfar. Además, habla sobre la esperanza, ienes que creer en lo imposible para que suceda”.

“Pone de manifiesto cómo algo que parece pequeño puede ser más grande de lo que aparenta en el exterior. Bo ha estado buscando hacer algo importante y comienza a buscarlo de un modo que le permite crecer a nivel personal”, afirma Reckart. “A lo largo del viaje, al hacer algo pequeño -ayudar a esas dos personas que, por lo que él sabe, son una pareja cualquiera-termina haciendo lo más importante que jamás podría lograr. La grandeza llega con la apariencia más humilde, este es el mensaje de la Navidad en sí”.

Fue la familiaridad del público con la historia lo que entusiasmó al director. “La mayoría de la gente conoce algo sobre ella y eso nos brinda una oportunidad maravillosa”, asegura Reckart

No hay comentarios:

Publicar un comentario