miércoles, 27 de septiembre de 2017

El Seductor: Thriller atmosférico de la aclamada escritora/directora Sofía Coppola

La historia transcurre durante la Guerra Civil, en un internado de niñas en el sur. Aloja a mujeres jóvenes que admiten a un soldado enemigo herido. A medida que le brindan refugio y curan sus heridas, se apodera de la casa una tensión sexual y peligrosas rivalidades, y se rompen los tabúes en un giro de eventos inesperado.

Una presentación de Focus Features de una producción de American Zoetrope. Colin Farrell, Nicole Kidman, Kirsten Dunst, Elle Fanning.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

Habiéndose unido a personajes en sus momentos decisivos en los siglos XVIII, XIX y XXI, la directora Sofia Coppola ahora viaja al siglo XIX con El Seductor, para la que escribió la adaptación del guión a partir de la novela del mismo nombre de Thomas Cullinan.

Acompañan en este viaje a la realizadora ganadora de Premio de la Academia, colaboradores nuevos y ya existentes tanto delante como detrás de cámara. Coppola se reunió con dos de sus protagonistas femeninas favoritas, Kirsten Dunst y Elle Fanning, y dirige por primera vez al ganador del Globo de Oro, Colin Farrell y la ganadora de la Academia, Nicole Kidman. Estos veteranos de la pantalla están respaldados por un ensamble de actrices adolescentes que están dejando sus huellas en la industria.

Surcada con elementos de un thriller psicológico tenso, la historia se desarrolla en 1864, tres años antes de la Guerra Civil, y está muy concentrada alrededor de un internado de niñas en el sur de Virginia en donde un soldado de la Unión herido busca refugio.

Intrigada por la historia de la película de 1971 The Beguiled, dirigida por Don Siegel y protagonizada por Clint Eastwood, Geraldine Page, Elizabeth Hartman y Jo Ann Harris, Coppola quería explorar el tema de las mujeres aisladas durante la Guerra Civil. Al escribir la adaptación del guión, ella regresó al libro para contar la historia a partir de la perspectiva de los personajes femeninos para su película.

Mientras hay tensión, tanto sexual como de la otra, durante la historia, Farrell gravitó en lo que considera un guión “extraordinario” porque “observa como cualquier inocencia que se haya mantenido puede perderse en tiempos de guerra. También explora cómo se pueden provocar los aspectos más animalísticos de la conducta humana, incluso cuando no está en las primeras líneas.

“La violencia del corazón humano es un tema eterno, no importa en que período de la historia tenga lugar.”

Dunst señala: “La historia es gótica del sur, con cosas que burbujean hasta que alcanzan un punto de ebullición y luego se produce la explosión. No es terror, pero se siente como si hubiera terror en ella, con intensidad y destrucción, todo mucho más convincente porque esto sucede entre mujeres.

“Cuando Sofia me comentó la idea hace un par de años, mi impresión fue que ella se sentía atraída por el tema de tantas mujeres juntas y solas.”

Kidman comenta: “Pensé que era excitante trabajar con un grupo de mujeres y luego poner a Colin en la ecuación.

“Yo estaba feliz de respaldar a Sofia como directora, y siempre pensé que ella hizo películas tan atmosféricas con un estilo de firma. Eso fue lo primero que me atrajo de trabajar con ella.”

Fanning agrega: “Además de trabajar con Sofia otra vez, este fue el motivo para que yo formara parte de The Beguiled: las mujeres tienen el poder en esta historia - aún cuando está ambientada durante la Guerra Civil.”

Las vidas de las mujeres en tiempos de guerra en la escuela, cuando comienza la historia, están plagadas de rituales. Fanning señala: “Se levantan, trabajan en el jardín en un determinado momento. Hay plegarias, tocan música, lecciones de francés, cena y hora de ir a la cama. Hasta que todo se sacude; reciben al soldado herido; y aparece el egoísmo.”

Ross elabora: “Es raro ver una historia acerca de mujeres en tiempos de guerra, y acerca de cómo interactúan entre sí; en The Beguiled, Sofia explora su camaradería y su aislamiento.”

Dados los confines de la sociedad en la que han crecido las mujeres, o aún siguen criándose, la investigación debía ser parte de la fase de preproducción. Ross dice: “Al menos teníamos que saber lo que era preciso desde el punto de vista histórico antes de hacer concesiones respecto de contar una historia ficcionalizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario