miércoles, 2 de agosto de 2017

El Planeta de los Simios: La Guerra El destino de ambas especies y el futuro del planeta

ARGUMENTO

César y sus simios se ven forzados a luchar contra un ejército de humanos dirigidos por un despiadado Coronel. Después de que los simios sufran pérdidas inimaginables, César hace frente a sus instintos más oscuros y comienza su propia cruzada para vengar a su raza. Cuando finalmente el viaje les enfrenta, César y el Coronel comenzarán una batalla épica que determinará el destino de ambas especies y el futuro del planeta.

MIRANDO ATRÁS EN LA FRANQUICIA

Hace catorce años un experimento científico que salió mal dio lugar al ‘Origen’ de una especie de simios inteligentes... y de un virus que estuvo a punto de erradicar la raza humana. La gripe simia, como se la conoció, llevó a la humanidad al borde de la extinción. Los supervivientes, los pocos que eran inmunes al virus, llegaron a envidiar a los muertos... mientras los simios seguían desarrollándose en la seguridad de los bosques del norte de San Francisco...

Con el ‘Amanecer’ de su creciente civilización, los simios florecieron en ausencia de contacto humano... hasta que fueron descubiertos por un pequeño grupo de supervivientes desesperados que trataban de establecer una nueva colonia propia. Los colonos y los simios lucharon por coexistir. Pero su frágil paz llegó a su fin por culpa de Koba, un simio que no pudo resistirse a vengarse de sus antiguos captores. César, el líder de los simios, intentó restaurar el orden. Pero ya no había vuelta atrás de la brutal lucha que ya había comenzado.

Los colonos asediados enviaron frenéticas llamadas de socorro sin saber si había alguien ahí fuera que pudiera escucharlos. La señal se recibió unos 1.300 km al norte, en la base militar Lewis-McChord, donde cientos de soldados se refugiaron después del apocalipsis viral. Estos hombres y mujeres eran todo lo que quedaba de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Como respuesta a la llamada, envían una curtida división de combate, encabezada por un coronel condecorado de las Fuerzas Especiales, para unirse a la batalla. César y los simios se retiran a los bosques, pero las fuerzas humanas los persiguen, decididos a destruir a los simios de una vez por todas. Durante dos años, los soldados han estado buscando a César en vano, que se rumorea que está comandando a sus simios desde una base escondida en lo profundo del bosque.

SOBRE LA PRODUCCIÓN

Con más simios que nunca, incluyendo una docena de personajes clave, cuando todo se vuelve contra el Homo sapiens, la película también por primera vez incorpora la captura de movimiento en las escarpadas y congeladas montañas y un mundo de nieve; todo capturado en una espectacular 65 mm bajo el ojo magistral del director de fotografía Michael Seresin, y acompañado de una conmovedora banda sonora del ganador del Oscar Michael Giacchino.

Para el director Matt Reeves, que regresa a la franquicia para dar el siguiente paso después de El Amanecer del Planeta de los Simios, la ambición a gran escala de la tercera película era clara: seguir la historia de los simios, cada vez más capaces y verticales -aunque también más perseguidos y cuestionados- no sólo durante la espectacular guerra total, sino en un agitado territorio psicológico, mientras César lucha para mantener sus instintos más humanos.

Reeves se dió cuenta más que nunca de que la trayectoria de los simios refleja los mitos arquetípicos de la humanidad. “En el momento en el que empieza esta historia, ya no hay más paz con los seres humanos, lo que empuja a César a un conflicto profundamente emocional y universal”, describe Reeves. “César siempre ha sido único, ya que es parte mono, parte humano, pero ni uno ni otro. La esperanza siempre residió en si podía ser capaz de unir las dos sociedades, pero ahora está claro que no ocurrirá nunca. Lo que es realmente emocionante es que al explorar los dilemas internos de César en este momento tan profundo, tenemos la oportunidad de ver una batalla que todos conocemos: la guerra entre nuestra inteligencia, nuestra empatía y nuestro instinto, y la manera en la que todo eso define nuestra humanidad. Además de ser un camino muy oscuro, también es una historia muy espiritual”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario