viernes, 18 de agosto de 2017

Cinemateca presentará ciclo del cine boliviano

Bajo el denominativo “A puertas abiertas”, la Cinemateca Boliviana presentará del 19 al 20 de agosto próximo, la proyección de 12 películas nacionales, informó ayer la directora ejecutiva de la institución cinematográfica, Mela Márquez.

Entre las producciones seleccionadas se encuentran, Amargo Mar, Hospital Obrero, Mi Socio, El Ascensor, Chuquiago, Cuestión de fe, Jonás y la ballena rosada, El Cementerio de los elefantes, YVY Maraey, Los Andes no creen en Dios, Zona Sur y Carga sellada.

“El ciclo de cine ‘A puertas abiertas’ fue innovado en 2003, para facilitar el acceso del público al cine boliviano y sus diferentes películas”, afirmó Márquez.

Rememoró que inicialmente el acceso al ciclo del cine boliviano era gratuito, sin embargo, en la actualidad el ingreso a la Cinemateca Boliviana tiene el costo de Bs 10.

De acuerdo con el cronograma del ciclo, las funciones serán continuadas, comenzarán desde las 10.30 y concluirán a las 21.30; se desarrollará en las tres salas de la Cinemateca Boliviana.

CHUQUIAGO

En la década de los años 70 y 80, el cine boliviano despertó expectativa con películas como Chuquiago, dirigida por Antonio Eguino, cuya sinopsis establecía a cuatro personajes de diferentes estratos sociales y su relación con la ciudad. La vida cotidiana, así como el proceso de ilusión y frustración por el que atraviesa cada uno, reflejan las contradicciones de la sociedad boliviana.

MI SOCIO

En 1982, se estrenó el filme Mi Socio, de Paolo Agazzi. Esta película narra la historia de la amistad entre un camionero y un niño limpiabotas, quién se convierte ocasionalmente en su ayudante cuando realizan juntos un viaje, desde el área agro-industrial de Santa Cruz hasta la alta hoya andina de La Paz. Recrea el encuentro entre dos culturas y dos generaciones.

AMARGO MAR

Dos años más tarde, se proyectó Amargo mar, dirigida por Antonio Eguino, la misma que trata sobre la Guerra del Pacífico, con los enfrentamientos bélicos entre Bolivia, Chile y Perú.

JONÁS Y LA BALLENA ROSADA

En 1995, se estrenó Jonás y la Ballena Rosada, película dirigida por Juan Carlos Valdivia.

Jonás está a punto de ser tragado por su familia política. Talía, su esposa, lo quiere cerca... aunque no tan cerca; su hipocondría la hace presa de exóticos achaques. Patroclo, el suegro, quiere que Jonás administre la construcción de su mausoleo privado. Ira, la suegra, controla el destino familiar desde la tina. Mientras ellos viven en el despilfarro en una vieja casona, Jonás huye al sótano en medio de muebles viejos, goteras y arena; Jonás instala un cuarto oscuro hasta que Julia, la joven cuñada, irrumpa en su vida con el pretexto de aprender fotografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario