viernes, 23 de junio de 2017

Santa Cruz 100 x 100, un proyecto cinematográfico de exportación


El Proyecto Santa Cruz 100 x 100 es un concurso de cine surgido hace 12 años en el Festival de Cine Fenavid de Bolivia, en el que cinco equipos -cada uno conformado por cinco cineastas emergentes menores de 35 años de países latinoamericanos- tienen 100 horas para filmar un cortometraje de menos de siete minutos.

Este proyecto ha adquirido prestigio en los últimos años fuera de nuestras fronteras, ya que en 2014, Alejandro Fuentes, su creador -y director del Fenavid- viajó a Río de Janeiro para asesorar a los organizadores del Festival Cinema Nosso, de Río de Janeiro (Brasil), quienes adquirieron la franquicia y lo implementaron desde 2015; y este año también el Festival Florianópolis Audiovisual Mercosur (FAM) tiene un concurso para estudiantes de Cine de Brasil, que tiene las bases del Proyecto Santa Cruz 100 x 100.

Fuentes, que precisamente se encuentra en Florianópolis como jurado del festival, dijo que el 100 x 100 ha posicionado a Santa Cruz como un espacio de encuentro de cineastas emergentes y de integración y formación cinematográfica.

Encuentro de cineastas
Cada año son cientos los cineastas que atienden la convocatoria para participar en este proyecto. Hasta ahora van 11 inscritos, y solo uno es de Bolivia, los otros son de Argentina (2), Brasil (3), Colombia (3), Perú (1) y México (1).

Pero el Santa Cruz 100 x 100 funciona además como un laboratorio cinematográfico en el que los participantes -que conforman cada equipo por sorteo-, durante las 100 horas del concurso, son asesorados por directores de cine, de fotografía, guionistas y músicos con muchos años de experiencia, quienes van guiando a los equipos a plasmar la idea que tienen en mente para su corto.

“Es un orgullo para Fenavid, y puedo decir para Bolivia, que directores de festivales e incluso autoridades culturales de un país con tanto cine como Brasil nos feliciten por este proyecto. Aunque en realidad el objetivo no era exportarlo, lo creamos para desarrollar nuestro cine”, recordó Fuentes.

El cineasta paceño Marcos Loayza, que ha participado de varias ediciones del Fenavid como asesor del 100 x 100, señala que esta es una de las iniciativas más ‘felices’ del Fenavid, porque siempre ha mantenido el espíritu educativo. “Se conjugan especialistas de diferentes escuelas en cada grupo, por esa relación que se da de manera azarosa, que además reproduce las vivencias propias de una filmación”, dijo Loayza.

“No lo considero un concurso, porque más que ganar algo, se aprende algo”, continuó el director de Cuestión de fe, y resaltó el hecho de que el 100 x 100 sea exitoso en un país con tradición en el cine como Brasil.

El Fenavid se realizará este año del 19 al 25 de octubre. La convocatoria para participar del Santa Cruz 100 x 100 cierra el 31 de agosto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario