miércoles, 17 de mayo de 2017

Iberoamericanos no son protagonistas en Cannes


El cine iberoamericano no competirá este año por la Palma de Oro de Cannes, cuya septuagésima edición se inicia hoy, una mala noticia para una región que está, no obstante, en plena efervescencia y más que nunca movilizada en conquistar a su público.

El cine latinoamericano sí estará presente en otras secciones, como en Una cierta mirada, con la cinta argentino-chilena La novia del desierto, ópera prima de Cecilia Atán y Valeria Pivato; Las hijas de Abril, del mexicano Michel Franco; y La Cordillera, de Santiago Mitre, thriller político con Ricardo Darín. La defensa del dragón, ópera prima de la colombiana Natalia Santa, se verá en la Quincena de Realizadores.

En competencia
En total, 19 películas competirán por la Palma de Oro, entre ellas cuatro estadounidenses y cuatro de cineastas franceses, mientras el austriaco Michael Haneke, dos veces galardonado con el máximo premio por La cinta blanca y Amor, aspira a ser el primero en obtener el "triplete" con Happy end.

The Meyerovitz Storie, del estadounidense Noah Baumbach, y Okja, del surcoreano Bong Joon-Hom, no podrán ser proyectadas en las salas francesas debido a una legislación nacional que impone un plazo de tres años entre el estreno en cines y la disponibilidad en una plataforma de internet.

Después de que el festival tratara en vano de llegar a un acuerdo con Netflix, sus organizadores decidieron que a partir de 2018 los filmes en competición deberán comprometerse a ser distribuidos en
los cines del país.

A través de su director de contenidos, Ted Sarandos, el gigante del "streaming", llamó a los festivales de cine a adaptarse a los nuevos tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario