miércoles, 26 de abril de 2017

El 6 de Agosto rinde homenaje al cine mudo con seis grandes joyas

Si bien Charles Chaplin es considerado uno de los íconos del cine mudo, hubo decenas de directores que rodaron verdaderas joyas cinematográficas. Algunas de las películas podrán ser apreciadas en el Ciclo de Cine Mudo, en el Cine Teatro 6 de Agosto.

De esa manera, las proyecciones cinematográficas retornan al espacio municipal.

La muestra, que se realizará todos los martes y miércoles de mayo -excepto el 9 y el 16- presentará de forma gratuita seis clásicos del cine silente, como Viaje a la Luna (1902), El Jorobado de Notre Dame (1923) y El fantasma de la Ópera (1925), entre otros.

El cine mudo se basa exclusivamente en imágenes, y carece de sonido. La era del cine silente duró desde 1894 hasta finales de los años 20, cuando se estrenó El cantante de jazz (1927), considerado como el filme hito del cine sonoro.

El material utilizado para la grabación de las películas silentes era el rollo de nitrato, elemento inestable, altamente inflamable y además frágil, por lo que requería de un cuidado extremado para preservarlo, dice la presentación de la muestra.

"En la era muda, se filmaron miles de películas, pero un número considerable de ellas, alrededor del 90% según algunos historiadores, no fueron conservadas correctamente, las grabaciones se convirtieron en polvo y se perdieron para siempre”, añade.

Las películas seleccionadas forman parte del extenso catálogo de obras de dominio público, piezas que no están protegidas por el derecho de autor y que por lo tanto pueden ser utilizadas sin permiso o sin tener que pagar al autor original.

"Eso significa que las obras de dominio público pueden ser copiadas, distribuidas, adaptadas, interpretadas y exhibidas en público gratuitamente”, explica a través de una nota de prensa el director del Cine Teatro 6 de Agosto, Javier Badani.

El ciclo abrirá el martes 2 de mayo con Viaje a la Luna (1902) y Dr. Jekyll y Mr. Hyde (1920).

La primera fue rodada por el director francés y el mago Georges Méliès (1861-1938), que se inspiró en obras de Julio Verne y H. G. La segunda película es una famosa adaptación del clásico de Robert Louis Stevenson. La exhibición se repetirá el miércoles 3 de este mes.

Después, los siguientes martes y miércoles de mayo, se exhibirán joyas cinematográficas como El Jorobado de Notre Dame (1923), El ladrón de Bagdad (1924), El acorazado Potemkin (1902) y El fantasma de la Ópera (1925). Antes de cada proyección, se exhibirá Viaje a la luna, que dura 14 minutos.

Según los organizadores, las proyecciones se realizarán en funciones de tanda (19:30).

No hay comentarios:

Publicar un comentario