miércoles, 26 de abril de 2017

Arterias Urbanas abre exhibición de cine debate boliviano


La obra de los realizadores nacionales Carlos Piñeiro, Luciana Decker, Miguel Hilari y María Domínguez será vista en la primera sesión de cine que se organiza en la nueva casa del colectivo ARTErias Urbanas, ubicada en la calle Lluvia de Oro a una cuadra de la radial 26 y 5to anillo.

Serán dos sesiones, la primera se inicia el viernes 28 a las 19.00 con el estreno en Santa Cruz del cortometraje Amazonas de Piñeiro para luego dar paso a la exhibición del documental Nana de Luciana Decker, ambos trabajos han estado girando por festivales de varios países y fueron los ganadores de la ultima versión en audiovisual del Premio Eduardo Abaroa.

“La noche tendrá una sorpresa especial que tiene que ver con la reconstrucción de un filme boliviano antiguo”, indica el comunicado del colectivo que añade que esta es una excelente oportunidad para cinéfilos cruceños de ver un poco del material producido el ultimo año en el país que muchas veces no sale del circuito paceño.

“Queremos difundir y reflexionar, a manera de un cine debate sobre trabajos de los cuales muchas veces se habla pero nunca se los ha visto.

Dentro del ciclo también se verán el documental “El corral y el viento” de Miguel Hilari y la obra de María Domínguez.

El colectivo recientemente inauguro su nuevo hogar bajo la firme intensión de seguir invitando al público del centro de Santa Cruz hacia la periferia, ahora la casa de ARTErias Urbanas se encuentra ubicada en la calle Lluvia de Oro, paralela a la Radial 26 una cuadra antes de llegar al 5to anillo.

La ópera prima de Decker tuvo los ojos puestos de muchos críticos y ha generado debate siempre q se ha presentado, en la cinta se cuenta la historia de Hilaria Huaicho, empleado doméstica cama adentro que prácticamente crió a la documentalista.

“Todo el rodaje de “Nana” lo realicé sola con la cámara en mano.
Empecé filmando videos caseros con Hilaria sin mayores pretensiones”, explicó la joven realizadora de 24 años.


“
Las imágenes que hice de Hilaria muestran la distancia física, social y cultural entre nosotras, pero a través del lente también he podido generar una nueva mirada de ella y de mi,
y de todo lo que tiene que ver con ella y conmigo.
Además de hacer una crítica social pretendo retratar a Hilaria con amor”, añade.

Por otra parte, Piñeiro ya ha cosechado varios premios con los tres cortometrajes anteriores a Amazonas.

“Celestino parte desde los Andes hacia el Brasil en busca de nuevas oportunidades, pero no puede llegar a su destino. El migrante se queda en la frontera y es conminado a trabajar en la única lavandería del lugar, donde el cautiverio le revela el verdadero valor de su libertad”, indica la reseña del trabajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario