miércoles, 29 de marzo de 2017

Dueño de una imaginación desenfrenada: Un jefe en pañales

ARGUMENTO

Comedia familiar sobre la repercusión que tiene en el hogar la llegada de un nuevo hijo, contada desde el punto de vista de un narrador deliciosamente indigno de confianza: un niño de 7 años llamado Tim, dueño de una imaginación desenfrenada. El singularísimo bebé jefazo llega al hogar de Tim en un taxi, luciendo un traje, maletín en mano y hablando con la voz de Alec Baldwin (en su versión original). La rivalidad que surge entre los dos hermanos queda, a regañadientes, a un lado cuando Tim descubre que el bebé es en realidad un espía en misión clandestina y secreta y que sólo él puede ayudarle. A continuación, tiene lugar una estrafalaria aventura cuando los diminutos socios se disponen a frustrar una ruin trama que incluye una épica batalla entre mascotas y niños.

SOBRE EL FILME

Inspirada en el muy vendido libro ilustrado de Marla Frazee, esta alocada comedia para todos los públicos cuenta con las voces de Alec Baldwin como el bebé; de Steve Buscemi como el infame Francis E. Francis; de Jimmy Kimmel y Lisa Kudrow, que dan vida a los inocentes padres de Tim y del bebé; de Miles Bakshi como Tim, y de Tobey Maguire, que es el narrador de la película.

Como el libro de Frazee solamente se centra en el bebé y sus padres, la sensación del director McGrath era que la película tenía que introducir a un hermano mayor. La idea consistía en que la película se narrase desde el punto de vista de un niño que tiene un hermano pequeño, añadiendo a la mezcla el interesante y universal elemento de la rivalidad fraterna. Para que ayudase a desarrollar el guión, DreamWorks designó al aclamado escritor Michael McCullers.

McCullers afirma que concebir la historia desde la perspectiva de un preocupado niño de siete años fue un momento importantísimo en el periplo creativo de la película. “Ése es el núcleo emotivo de la historia”, explica. “Nos dimos cuenta de que ha habido muchas películas de niños que han tratado los sentimientos que acompañan a la llegada de un hermano o hermana nuevos. En realidad es una de las primeras y elementales dinámicas familiares. Gira en torno a compartir el amor y superar los celos que inevitablemente aparecen. En cierto modo, padres e hijos se identificarán fácilmente con la situación de la película, porque todos hemos experimentado estos problemas en nuestras propias familias de una u otra forma; naturalmente, sin el niño mandón del traje”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario