lunes, 20 de marzo de 2017

“Big Little lies”, poder femenino en la pantalla chica

Un cartel lleno de estrellas. Una historia autoconclusiva dirigida en su totalidad por una misma mano de estilo único. Y la investigación de un asesinato. “Big Little Lies”, la miniserie de siete capítulos que HBO Latinoamérica estrenó a fines de febrero, esconde una historia de madres, hijos, envidias, mentiras y sexo con la opulencia del Monterrey californiano de fondo. Un asesinato en extrañas circunstancias servirá como detonante para sacar a la luz las rivalidades y los secretos que rodean a tres madres de vida aparentemente perfecta de puertas para fuera, pero que tienen muchas cosas que esconder con respecto a la noche del asesinato.



Nosotras producimos, nosotras decidimos

Reese Witherspoon se cansó de esperar buenos papeles protagonistas femeninos. Y decidió que se “tenía que poner a trabajar”, crear y buscar sus propios papeles. A Nicole Kidman le ocurrió lo mismo. Witherspoon se montó con una socia (casualmente, amiga de la infancia de Kidman) su propia productora, Pacific Standard, cuya primera película, “Wild”, ha sido por la que mejores críticas ha recibido en toda su carrera. Nicole Kidman creó también la suya, Blossom Films, y con su primer filme, “Rabbit Hole”, resurgió.

Ahora las dos actrices se han juntado para producir una serie que sin mujeres productoras detrás probablemente no se habría hecho, o no se habría hecho igual: “Big Little Lies”, basada en el bestseller de Liane Moriarty.

A Moriarty, la escritora australiana de novelas con mujeres protagonistas y sobre mujeres, ya le había pasado: Hollywood había comprado los derechos de otros libros y, al final, los habían abandonado. Pero cuando Nicole Kidman se reunió con ella, le aseguró que si ella y Witherspoon conseguían los derechos, “harían la serie”.

“Una de las razones por las que soy actriz es para contar distintas historias con voces diferentes para mujeres diferentes”, decía Nicole Kidman recientemente a la revista Glamour, para explicar porqué les gustó “Big Little Lies”.

“Realmente indaga en muchas cuestiones con las que las mujeres tienen que vivir cada día y que no vemos a menudo en la pantalla de esta forma”, explica Reese Witherspoon. Y, al tener cinco mujeres protagonistas, de distintas edades, complexiones y estatus sociales, muestra todo un abanico femenino nada habitual en el cine ni en la televisión. “Estas mujeres no son buenas o malas. Queríamos enseñar el arcoíris de la experiencia femenina que no está presente en Hollywood de ninguna manera”.

Y seguiría sin estarlo si actrices como ellas no hubieran decidido coger el poder que tenían, su dinero y perseguir y producir ellas mismas sus historias. “A mí [mi productora] me ha permitido moldear mi carrera en términos de ser capaz de encontrar papeles que quizá no me habrían ofrecido, oportunidades que no podría lograr”, contaba Kidman antes del estreno de “Big Little Lies”.

Como coinciden tanto las actrices como la crítica, bajo esa dirección y ese guión todas ellas brillan con una intensidad que solo pensaban posible en el cine. “Sí pensamos en hacer una película. Y pudimos haberlo hecho —recuerda Kidman quien, al igual que Witherspoon, participó desde el principio en todas las decisiones—. Pero preferimos desarrollarlo en televisión porque eso nos dio siete horas y la posibilidad de presentar la historia de cinco mujeres en lugar de dos”.



La envidia, las apariencias, las relaciones de familia y el misterio conjugan en una serie que muestra el arcoíris femenino.
Archivo

10 RAZONES POR LAS QUE DEBES VERLA

RAZÓN 1 La serie trata sobre la vida de cinco mujeres, cinco madres de Monterrey y su forma de enfrentarse a su día a día, a la maternidad, los prejuicios, los abusos y el machismo.



RAZÓN 2 El reparto (adulto) de “Big Little Lies” es el sueño de cualquier cinéfilo/seriéfilo: tenemos a dos ganadoras del Óscar (Nicole Kidman y Reese Witherspoon), a una doble nominada al Óscar (Laura Dern), a una joven promesa que a punto estuvo de ser nominada al óscar (Shailene Woodley), a una actriz que está demostrando ser algo más que “la hija de” (Zoë Kravitz) y a tres rostros masculinos fácilmente reconocibles en la pequeña pantalla (Alexander Skarsgard, Adam Scott y James Tupper).



RAZÓN 3 Si el reparto adulto es un sueño, el infantil es de primera. Muchas veces nos quejamos de que los niños hacen bajar el nivel de una serie, pero en este caso están, todos, a la altura de los mayores. Destacan especialmente Iain Armitage, dando vida al misterioso hijo de Shailene Woodley y Darby Camp, a quien vimos en “The Leftovers” dando vida a la versión infantil de Patti, como la muy madura hija de los personajes de Whiterspoon y Scott.



RAZÓN 4 ¿Quién está detrás de “Big Little Lies”? David E. Kelley (“Ally McBeal”, “El abogado”, “Boston Legal”) es su creador, guionista y productor (la serie se basa en la novela de Liane Moriarty). El canadiense Jean-Marc Vallée (director de películas como “C.R.A.Z.Y.”, “Dallas Buyers Club” o “Alma salvaje”) dirige los siete capítulos y ejerce como productor. Y además, tanto Kidman como Whiterspoon, son productoras ejecutivas.



RAZÓN 5 Todo comienza con un asesinato, la gracia de todo esto es que no sabemos quién está muerto y menos el asesino. Con entrevistas y momentos que nos sabemos si son flashbacks o flashforwards, las escenas está construidas para confundir al espectador, tal cual y como lo hicieron antes “True Detective” y “How To Get Away With Murder”.



RAZÓN 6 Como no podía ser de otro modo, a todos los personajes les rodea un aura de misterio y oscuridad que se irá despejando conforme nos vayamos acercando al final y que hace que queramos saber todo sobre sus secretos. ¿De qué, o quién, han huido Jane (Woodley) y Ziggy (Armitage)? ¿Cuánto tardará en salir a la luz la verdad del matrimonio entre Celeste (Kidman) y Perry (Skarsgard)?



RAZÓN 7 Un evidente punto a favor de “Big Little Lies” está en que solo tiene siete capítulos. Capítulos que no llegan a la hora de duración y que, además, son tan disfrutables que se pasan sin darse cuenta.



RAZÓN 8 Si eres fan de “Pretty Little Liars” en general y de sus madres en concreto y disfrutaste de principio a fin con “Mujeres Desesperadas”, tendrás en “Big Little Lies” siete horas de auténtico placer.



RAZÓN 9 Es muy probable que te veas a ti, a tu mamá, hermana, tía o amiga en uno o más personajes de la serie. Es una ficción que te invita a analizarte y por qué no, a las demás también.



RAZÓN 10 En Bolivia se puede ver “Big Little Lies” gracias a HBO Latinoamérica, que la emite todos los domingos a las 22:00.



LO DIJO:

“Una de las razones por las que soy actriz es para contar distintas historias con voces diferentes para mujeres diferentes”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada