sábado, 25 de febrero de 2017

Los defensores', superhéroes rusos al estilo Marvel



Rusia ha decidido lanzar su propia saga cinematográfica inspirándose en Marvel, "Los defensores", en la que cuatro superhéroes creados genéticamente por científicos soviéticos salvan al mundo de su completa destrucción.

"¿Y si vuelve a pasar algo? Entonces, usted nos encontrará", dice uno de los protagonistas, Arsus, al final de la película estrenada esta semana.

Esa frase, que recuerda a la que pronuncia Fury (Samuel Jackson) al final de la primera entrega de los "The Avengers" (2012), es solo una de las muchas similitudes entre ambas superproducciones.

Entre otros muchos proyectos, Marvel lanzó en 1971 "The Defenders", que incluía a Hulk, al Doctor Strange, Namor y Silver Surfer, idea de la que se nutre la primera incursión rusa en el mundo de los superhéroes.

"Los defensores" ("Zashítniki") es fiel al género, en lo que se refiere a la lucha del bien contra el mal y la existencia de una organización secreta que quiere controlar a la humanidad, que en este caso se llama Patriot.

Por suerte para todos nosotros, se interpondrán en su camino cuatro superhéores, que tienen cuentas pendientes con Patriot desde que esa organización les creara durante experimentos genéticos secretos en tiempos de la Guerra Fría.

Los Defensores: Los Superhéroes Soviéticos Tráiler. Video: Ангел Кортез

Según explicó el director, Sarik Andreasián, esos personajes con superpoderes fueron creados con la vista puesta en los diferentes pueblos que integraban lo que era la antigua Unión Soviética.

"No copiamos a Hollywood. Hemos creado nuestra propia mitología basándonos en nuestro código histórico y cultural. En nuestro caso, se trata del pasado soviético de millones de personas", explica el director.

Por ejemplo, Arsus, que se transforma en un oso y es la fuerza bruta personificada, representa a Rusia; mientras Han, que es más rápido que el viento y un experto en el uso de la espada, procede de las estepas de Kazajistán.

El montañoso Cáucaso está presente con el armenio Lerik, el hombre tierra, que controla las piedras; y la región del mar Negro por la bella Ksenia, mujer invisible y capaz de convertirse en agua.

"¿Por qué hay Capitán América y no hay Capitán Armenia?", bromeó el director de cintas como "American Heist" con Adrien Brody y Hayden Christensen y "Terremoto" sobre el brutal seísmo que golpeó Armenia en 1988.

Los superhéroes están logrados pero poco desarrollados, ya que de Arsus solo se sabe que antaño fue un científico y que ahora vive en una cabaña en Siberia, mientras Lerik es un misántropo, cuyo hogar es un milenario templo cerca del monte Ararat.

Han está atormentado tras haber matado a su hermano; y Ksenia, que trabaja en el circo, ha perdido la memoria, pero al final recuerda haber tenido una relación sentimental con Arsus, como Hulk con Black Widow.

De lo mejor de la película es Elena Latina, una mezcla entre Fury y María Hill, que cumple muy bien su papel de obediente oficial, pero que tras ser traicionada por su superior evoluciona para convertirse en líder intelectual y apoyo moral del grupo.

El malo de la película es el profesor Avgust Kurátov, cuyo apellido recuerda a Maliuta Skurátov, uno de los principales comandantes de la Opríchina, la guardia pretoriana de Iván el Terrible.

Kurátov, que sufrió una mutación y adquirió enorme fuerza y longevidad, está ataviado con un exoesqueleto que le permita controlar las máquinas y la tecnología, desde camiones a ordenadores.

En una escena que recuerda al intento de Loki en "The Avenders" de destruir el mundo desde la cima del edificio de Tony Stark, Kurátov traslada la torre de televisión de Ostánkino (540 metros) hasta el corazón de los mayores rascacielos de Moscú para utilizarla como transmisor y así dominar todo el planeta.

Aunque le falta acción y humor, y le sobra corrección política y efectos especiales, como en el caso de las películas Marvel, "Los Defensores" también cuenta con una sorpresa tras los créditos que adelanta parte de la historia de la secuela.

Y es que, de cara al futuro, el director promete más superhéroes de otras zonas del espacio postsoviético, para lo que no les falta elección, aunque no sabemos si ingenio para cautivar al espectador y conseguir crear una exitosa franquicia.

"Creo que la película interesará tanto a los niños, que están familiarizados con el lenguaje de los superhéroes, como a los mayores, que recuerdan la historia de la URSS", subraya Andreasián.

No todos, ya que en los cines de Lituania, república que perteneció a la URSS durante medio siglo, ya han renunciado a proyectar "Los defensores".

"Aducen como motivo que el contenido de la película muestra el enorme potencial militar de Rusia y su agresivo armamento", señala el comunicado de la productora Enjoy Movies. (24/02/2017)


No hay comentarios:

Publicar un comentario