lunes, 23 de enero de 2017

Robert Redford inaugura un Sundance bien politizado



Robert Redford no quiere hablar de política en el prestigioso festival de Sundance, que fundó en 1969 e inauguró el pasado jueves, pero con el ascenso de Donald Trump, esta edición promete ser muy politizada.

“Los presidentes van y vienen, el péndulo oscila de un lado a otro, siempre lo ha hecho y así seguirá”, dijo Redford a periodistas en Park City (Utah, oeste de Estados Unidos) un día antes de que el magnate republicano asuma oficialmente el poder.

“No nos ocupamos de la política (en Sundance). Tratamos de mantenernos fuera de la política per se y enfocarnos en las historias que están contando los artistas”, añadió el dos veces ganador del Óscar.

No obstante, sin referirse directamente a Trump, Redford dijo que esperaba cortes de fondos federales a las artes y consideró que mucha gente teme “que las cosas se pongan oscuras y que la oscuridad se cierre a su alrededor”.

El Presidente electo prometió reducir drásticamente los gastos del Gobierno y su equipo de transición trabaja en un plan para recortar en 10,5 billones de dólares los gastos federales en los próximos 10 años, según reportes.

“Aquellas personas que no estaban interesadas o que decían ‘¿a quién le importa?’ se dan ahora cuenta que ellos también se verán directamente afectados”, añadió.

“Espero y pienso que un movimiento estará pendiente de esto y que irá contra cualquier decisión que se tome para recortes que afecten a las personas. La gente se va a rebelar contra eso”, indicó.




No hay comentarios:

Publicar un comentario