martes, 6 de diciembre de 2016

Kirk Douglas cumple 100 años el viernes




Michael Douglas tiene 72 años. Su padre cumple 100 el 9 de diciembre. En 1958 estuvo a punto de subir al avión en el que Michael Todd, marido de Elizabeth Taylor, murió junto a los demás pasajeros.

La periodista Rosa Belmonte, en un artículo publicado en el diario español ABC afirma que, en el caso de Kirk Douglas, coinciden la longevidad y el carácter endemoniado. En un tributo de 1987, Burt Lancaster dijo: «Kirk podía ser el primero en decirte que era una persona muy difícil… Yo podría ser la segunda». Juntos hicieron siete películas. Entre ellas, «Duelo de titanes» (1957). Sheilah Graham, componente de «Trío impío» con Louella Parsons y Hedda Hopper, los unió en uno de sus libros. En un capítulo titulado «Los gemelos del genio de mil diablos».

Según John Frankenheimer («Siete días de mayo»), Douglas quería ser Lancaster. Hombre. Douglas ha sido más en el cine. Y no por ser centenario. Pero es verdad que montó su productora Byrna cuando vio el éxito como productor de Burt Lancaster (este empezó con «El temible burlón» en 1952). Graham calificó al protagonista de «Espartaco» como «fanfarrón, egocéntrico e incapaz de soportar las críticas, si es que alguien se atreve a hacérselas». Y seguraba que «muy pocas veces ha tenido éxito cuando ha hecho de bueno».

Él mismo reconoció que había hecho su carrera interpretando a tipos despreciables. Ahí están el Chuck Tatum de «El gran carnaval» (1951) o el Jonathan Shields de «Cautivos del mal» (1952), ese productor que a veces parece David O. Selznick y a veces, Irvin Thalberg y que no le valió un Oscar (fue para Gary Cooper en «Sólo ante el peligro»).

Tanto la película de Billy Wilder como la de Vincente Minnelli forman parte del puñado de obras maestras protagonizadas por Kirk Douglas. Pero también es fundamental su labor de producción, que inició en 1955. Stanley Kubrick le llevó el guión de «Senderos de gloria» (1957). En el filme, este conoció a su tercera y última mujer, Christiane Harlan (interpretaba a la cantante del final). Douglas acabó hasta el hoyuelo del director. Rodó 68 tomas de la escena en la que los soldados toman su última comida. «Lo admiro como profesional, no como persona», escribió en sus memorias «El hijo del trapero». En España no vimos la película hasta 1986. Estuvo censurada por su mensaje antimilitarista.

«Espartaco» llegaría en 1960. Y Douglas llamó a Kubrick cuando tuvo que sustituir a Anthony Mann. Kirk Douglas se atribuye haber dado fin a las listas negras en Hollywood. Es cierto que el nombre de Dalton Trumbo, que había estado escribiendo con seudónimos, apareció por primera vez en 13 años en los créditos de «Espartaco». Pero también en los de «Éxodo», de Otto Preminger. Ambas de 1960. Y también es cierto que el «New York Times» publicó en enero de 1960 que Preminger había contratado a Trumbo y sólo en agosto Douglas anunció en «Variety» que Trumbo había escrito el guión de «Espartaco» (sí se estrenó antes).

Douglas solo ha tenido dos mujeres (Diana y Anne) pero ha estado con las más guapas, pese a que su atractivo era discutible. Con Marlene Dietrich («Venía a casa, preparaba sopa, me mimaba. Sexo afectuoso»), Lauren Bacall, Lana Turner («Estaba liada con Fernando Lamas, que era celosísimo»), Rita Hayworth, Gene Tierney, Mia Farrow…Cuando se convirtió en estrella con «El ídolo de barro» (1949), Hedda Hopper le dijo que ya era un tipo de éxito y un verdadero hijo de p... "Te equivocas, siempre he sido un hijo de p..., pero no te habías dado cuenta", le replicó Kirk.

No hay comentarios:

Publicar un comentario