miércoles, 9 de noviembre de 2016

Datos curiosos de la producción de ‘Dr. Strange’

Basada en el personaje de Marvel Comics, creado por Stan Lee y Steve Ditko en el año 1963, la película Dr. Strange está dirigida por Scott Derrickson. Su protagonista es Benedict Cumberbatch, como Stephen Strange. Completan el reparto Tilda Swinton, Rachel McAdams, Chiwetel Ejiofor, Michael Stuhlbarg, Scott Adkins y Mads Mikkelsen.

A continuación presentamos algunos datos curiosos de la producción de este filme.

• Doctor Strange de Marvel se rodó en Londres, Nueva York, Katmandú (Nepal) y Hong Kong.

• El Departamento de Arte fue fundamental para lograr el aspecto de la película. A plena capacidad, el Departamento albergaba a 49 personas que trabajaban dibujando, esculpiendo, realizando maquetas a mano o imprimiendo en 3D. En el transcurso de la película se crearon unos 800 dibujos, 3.000 dibujos conceptuales y 40 maquetas de platós.

• Los entornos que se crearon para la película se inspiraron en el estilo del cómic de Steve Ditko.

• Cuando el público vea la película notará que los mismos patrones geométricos están presentes en casi todos los platós.

• Se construyeron 21 platos para el rodaje. Hubo muchos platós físicos impresionantes, incluyendo el de mayor tamaño, el patio del Kamar-Taj y la calle que medía 48 por 24 metros.

• En el departamento de vestuario se necesitaron hasta 100 personas durante la preparación y el rodaje de la película.

• La silueta de la Capa de Levitación es muy importante en el mundo del cómic de Marvel y la creación de la capa fue el mayor reto que asumió el departamento de vestuario de Alexandra Byrne, que necesitó a 20 personas para realizar el trabajo. Se tuvieron que realizar 18 capas para usarlas en diferentes momentos del rodaje.

• En la película, el coche del Doctor Strange es un Lamborghini y lo conduce cuando ejerce de cirujano. Se necesitaron seis Lamborghini para el rodaje.

• Una de las lentes de las cámaras utilizadas en la película tenía su propia historia cinematográfica ya que se utilizó en Lawrence de Arabia.

• Para documentarse sobre su personaje, el Dr. Stephen Strange, Benedict Cumberbatch se reunió con varios neurocirujanos, y el director, el director de fotografía y el diseñador de producción visitaron varios quirófanos y salas de urgencia de Nueva York para saber qué tipo de iluminación y texturas iban a necesitar para reproducir un entorno hospitalario realista.

• Fue difícil mantener en secreto el rodaje en Nepal ya que resultó que muchos nepaleses son fans de la serie Sherlock de la BBC cuyo protagonista es Benedict Cumberbatch. En Patan Durbar Square había varios centenares de personas coreando su nombre, así que Cumberbatch tuvo que salir a saludar a la gente desde una ventana con vistas a la plaza. Algunas chicas gritaban histéricas al ver a su ídolo.

• Algunas escenas de interior se rodaron en el histórico Exeter College, que forma parte de la Universidad de Oxford. J.R.R. Tolkien fue uno de los personajes conocidos que se graduó en Exeter.

• En la película, la dirección del Sanctum Sanctorum, 177A Bleecker Street, es una dirección ficticia y un guiño a los cómics. Se tardaron unos 10 meses en finalizar el diseño y los detalles del vestíbulo Sanctum Sanctorum, utilizando el oficio de cinco artistas.

• Durante un descanso del rodaje en Nueva York, Benedict Cumberbatch, totalmente disfrazado, fue una tarde a tomar un té con su mujer y algunos amigos a un café de Greenwich Village. A pesar de que los neoyorquinos están acostumbrados a ver de todo, se sorprendieron al comprobar que había un Superhéroe haciendo cola en un café.

• En una calle de Nueva York, justo antes de rodar la última escena de la película, Cumberbatch entró en una tienda de cómics para saludar. Los que estaban allí se hicieron selfies con él y las imágenes se difundieron rápidamente por todo el mundo.

• El plató de Hong Kong Street se construyó al aire libre en una vía de servicio de los Estudios Longcross en Londres y tenía 173 metros. Se utilizaron las imágenes de referencia que el Departamento de Arte había reunido en Hong Kong. El plató contaba con 35 establecimientos, incluyendo restaurantes, puestos de comida, una tintorería, un taller de automóviles, una tienda de relojes, una carnicería, una herboristería, almacenes, una papelería y una imprenta.

• Las escenas de la calle de Hong Kong, una de las secuencias de acción más difíciles jamás realizadas por los Estudios Marvel, se rodaron en varias fases de destrucción: al principio estaban limpias y después se iban deteriorando poco a poco. Es lo contrario de lo que ocurre en la película ya que pasan de estar destruidas a estar limpias. Así que fue necesario envejecerlo todo, desde los rótulos de las tiendas a los vehículos. Para crear esa sensación de destrucción se utilizaron 350 toneladas de escombros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada