jueves, 6 de octubre de 2016

Competencia no redujo público al Cine La Torre



A casi tres meses de la apertura de su mayor competencia en Tarija, el Cine de la Torre ha recuperado su público habitual y continúa con su normal funcionamiento. Así lo expresó este miércoles Paola Andrea Flores, gerente administrativo del Centro Familiar de la Torre.

Desde su fundación en 2010, el Cine La Torre había significado el retorno de las salas cinematográficas a Tarija, después del cierre del cine Gran Rex y otras salas en la década anterior. Valga acotar que esta capital llegó a carecer de salas cinematográficas durante casi tres años y las contadas proyecciones de filmes se realizaban en auditorios universitarios o en la Casa de la Cultura.
La Torre se estableció como un escenario para que los aficionados al séptimo arte puedan presenciar el estreno de películas a nivel mundial. “En un principio nos costó educar al público en consumo de cine, pero con el tiempo se logró y ahora tenemos un público estable”, indicó Flores.
Tras más de cinco años de éxito se anunció la creación de una sucursal de la prestigiosa red de salas MegaCenter en la capital chapaca y se generaron especulaciones acerca del efecto que esa competencia pudiera tener sobre el Cine la Torre. Estaba la experiencia de las otras ciudades donde estos complejos cinematográficos se habían instalado, desplazando e incluso haciendo que cines locales de menor porte cerraran.
Finalmente el competidor inauguró su sala en 4 de julio de este año, desplegando una atractiva oferta de servicios para el público tarijeño. Se empezó a temer entonces por la integridad del Cine de la Torre, no obstante, con el paso del tiempo éste supo reponerse.

Recuperación del público
“En un principio vimos un decrecimiento de la afluencia de gente y nos preocupamos, pero luego supimos que era algo que pasaba no sólo con el cine. Empresas de eventos y animación infantil nos hicieron saber que lo mismo pasaba con sus negocios y entendimos que todo podía deberse a un bajón en la economía regional”, relató la gerente.
Es así que este cine realizó un estudio de mercado, y ya armado con ello se lanzó a recuperar a su público. “Finalmente la competencia no nos afectó al extremo que todos habíamos pensado, puesto que continuamos manejando nuestro precios accesibles y reales para el bolsillo del cliente tarijeño, además de implementar algunas promociones, que nos han permitido recuperarnos, por lo que en septiembre y octubre ya no tuvimos perjuicio económico”, indicó la empresaria.
Actualmente el Cine de la Torre presenta las mismas películas a nivel nacional con otros cines, compartiendo cartelera además de bajos precios tanto en sus entradas como en su candybar.
“Si bien el MegaCenter es un cine grande y con mucha potencia en imagen, sus precios también son muy altos y Tarija aún no es una metrópoli como La Paz, Cochabamba o Santa Cruz, donde la gente tiene la posibilidad de pagar esos costos. Además de que la población también es menor, bastando dos salas para cubrirla, y un cine muy grande puede verse vacío”, declaró Flores.
“El Cine de la Torre seguirá siendo cine por mucho tiempo, y además somos un centro familiar que ofrece otros servicios como piscina o sauna y otras actividades de entretenimiento”, afirmó la gerente administrativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada