miércoles, 14 de septiembre de 2016

En un mundo más allá del bosque: Mi amigo el dragón

ARGUMENTO

El Sr. Meacham (Robert Redford) lleva años tallando la madera y deleitando a los niños del pueblo con sus cuentos sobre un feroz dragón que vive en las profundidades del bosque en la región del Pacífico Noroeste de Estados Unidos. Para su hija Grace (Bryce Dallas Howard), que trabaja como guarda forestal, estas historias no son más que cuentos chinos... hasta que conoce a Peter (Oakes Fegley). Peter es un misterioso chico de 10 años, sin familia y sin hogar que afirma vivir en el bosque con un dragón gigante y verde llamado Elliot. Y tal y como lo describe, Elliot se parece muchísimo al dragón de los cuentos del Sr. Meacham.

A medida que Grace se gana la confianza de Peter, lo que le abre los ojos a la posibilidad de que haya un mundo más allá de su bosque, su presencia obliga a Grace a preguntarse sobre su propia vida, lo que incluye su relación con Jack (Wes Bentley), el propietario del aserradero local. Jack quiere ayudar a Grace a estudiar y proteger los bosques pero también quiere que su fábrica siga dando beneficios y esto abre una brecha entre ellos.

Cuando la idílica vida de Peter en el bosque corre peligro, Grace, con ayuda de Natalie (Oona Laurence), la hija de 11 años de Jack, decide descubrir la verdad sobre el dragón y averiguar de dónde viene Peter... y a dónde pertenece.

EL PRINCIPIO

Walt Disney Studios estrenó en 1977 el musical de animación/acción real titulado ‘Mi amigo el dragón’, el precioso cuento sobre un niño y su amistad con un dragón verde animado, y que protagonizaron Mickey Rooney, Helen Reddy, Red Buttons y Shelley Winters.

Disney llevaba hace tiempo queriendo dar a conocer a Mi amigo el dragón a una nueva generación de espectadores y puso al frente del proyecto a David Lowery, quien le puso una nueva visión sobre la entrañable cinta de Disney.

Muchos de los clásicos de Disney como Dumbo y Bambi plantean importantes problemáticas a los niños y les ayudan proporcionándoles las herramientas que les ayudarán a enfrentarse a esas problemáticas en sus propias vidas. “Nuestra historia plantea una pregunta fundamental y que es a dónde pertenecemos”, dice Lowery. “Cuando tienes 10 años todo lo que haces parece una aventura épica”, afirma. “No necesitas montar sobre el lomo de un dragón… te basta con trepar a un árbol para ser feliz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada