miércoles, 21 de septiembre de 2016

Diversión y autocomplacencia: El club de las madres rebeldes


En esta comedia de los guionistas de ¿Qué pasó ayer?, Amy Mitchell (Mila Kunis) tiene una vida perfecta: está bien casada, tiene unos hijos estudiosos, una casa preciosa y una carrera. Sin embargo, está saturada de trabajo, de tareas y exhausta, siempre a punto de explotar. Agotada, se alía con otras dos madres estresadas, Kiki (Kristen Bell) y Carla (Kathryn Hahn), para liberarse de las responsabilidades convencionales, y se embarcan así en un atracón salvaje de libertad anti-mamás, diversión y autocomplacencia, chocando frontalmente con la Reina de la Asociación de Padres de Alumnos Bee Gwendolyn (Chistina Applegate) y su clan de madres devotas y perfectas, Vicky (Annie Mumolo) y Stacy (Jada Pinkett Smith).

SOBRE EL FILME

Además de Kunis, Bell, Hahn, Mumolo, Pinkett Smith y Applegate, el reparto de este filme incluye a Jay Hernandez en el papel del papá #buenorro #soltero Jessie; Clark Duke como el jefe hípster de Amy; Emjay Anthony como Dylan, el hijo; la ganadora del Premio Tony Oona Laurence en el rol de Jane, la hija; y David Walton en el papel del marido, Mike.

Delgaducha, apegada, tigresa; siempre hay una madre que se ajusta a uno de esos perfiles. ¿Es demasiado pedir que convivamos en paz? Estamos saturados de información: apps muy modernas, blogs esclarecedores, consejos expertos, comentarios lúcidos… Pero nada de eso ha solucionado El Gran Problema al que se enfrentan todas las madres: cómo lograr que en las miserables 24 horas de un día nuestra familia sobreviva, se alimente y funcione, y todo eso sin perder la sonrisa. ¿Hay alguna app o hashtag que tengan la clave? ¿Podemos culpar a las pobres madres que se vuelven locas? #No #NoSePuede

El club de la madres rebeldes, la comedia escrita y dirigida por Jon Lucas y Scott Moore, se desarrolla en un barrio exclusivo de Chicago, donde la supermadre chic Gwendolyn James (Applegate) hace de poli del comportamiento adecuado.

El resto de madres saben que no tienen que meterse con ella, y Amy Mitchell desde luego no tenía esa intención: la vida ya era suficientemente dura. Pero cuando ocurre se declara la guerra entre el bien y el mal, con el campo de batalla de la elección de presidente de la Asociación de Padres de Alumnos en la idílica Escuela William McKinley. Sí, hay bajas… Pero es el precio del progreso. Y es parte del complicado día de una mamá.

“Si te lees el guión seguro que piensas que lo escribió una mujer, pero cuando hablas con Jon y con Scott te das cuenta de que es un homenaje a sus mujeres”, dice la actriz Mila Kunis, madre también en la vida real. De hecho, las seis actrices principales de la película son madres, así como la productora Suzanne Todd.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada