miércoles, 14 de septiembre de 2016

Bridget alcanza la madurez: El bebé de Bridget Jones

INOPSIS

Después de romper con Mark Darcy (Colin Firth), la idea que Bridget Jones se había hecho del “serán felices y comerán perdices” no acabó como había imaginado. Soltera de nuevo a los cuarenta, decide centrarse en su trabajo como productora de noticias, y rodearse de viejos y nuevos amigos. Por una vez en su vida, Bridget parece tenerlo todo bajo control, nada puede torcerse, ¿o sí?

Su vida amorosa toma una nueva dirección cuando conoce a un elegante estadounidense llamado Jack (Patrick Dempsey), un galán que tiene todo lo que el Sr. Darcy no tiene. Y descubre que se ha quedado embarazada, pero no está segura al cien por cien de quién es el padre.

LA PRODUCCIÓN

Renée Zellweger y Colin Firth, ganadores del Premio Oscar, se unen a Patrick Dempsey en el último capítulo de la soltera favorita de todos, Bridget Jones. En esta entrega de la saga cómica basada en la heroína creada por Helen Fielding y dirigida por Sharon Maguire, Bridget descubre inesperadamente que está embarazada.

La esperada tercera entrega de la franquicia de Bridget Jones da la bienvenida a la oscarizada Emma Thompson como parte del reparto, en el que también están Jim Broadbent.

POPULARIDAD DE JONES

El 28 de febrero de 1995, el periódico británico The Independent publicó una pequeña columna sin pretensiones firmada por la entonces desconocida Helen Fielding. Describía el mundo de Bridget Jones, soltera, 32 años, 58,5 kilos, que vivía y trabajaba en Londres. La columna no tardó en hacerse popular, Bridget se hizo famosa y a su creadora le llovieron las ofertas. Diez años después de la publicación de la primera columna, Bridget Jones tenía en su haber dos novelas superventas y dos taquillazos mundiales.

Helen Fielding nunca tuvo en mente crear un ejemplo a seguir por nadie, sin embargo dio vida a una heroína que había sido ignorada por la cultura popular. Bridget Jones, a pesar de ser muy independiente, no tenía miedo de revelar sus defectos y su falta de seguridad.

Aparte de la autora, nadie conoce tan bien a la protagonista como la actriz que la ha encarnado desde el primer momento. “Bridget es una optimista nata, además de modesta y encuentra una pizca de humor siempre que se enfrenta a la adversidad”, dice Renée Zellweger. “Es tenaz y terca, no acepta la derrota. Su perfecta imperfección la convierte en una persona muy cercana”.

Los productores Tim Bevan y Eric Fellner, de Working Title Films, encabezan el equipo que lleva a Bridget Jones a la pantalla por tercera vez. Eric Fellner habla del afecto que despierta el personaje entre el público: “Bridget es optimista por naturaleza y acepta todo lo que le ocurre de forma positiva. Su sentido del humor es contagioso. La queremos porque nos identificamos con sus desgracias. Bridget lo hace todo con mucho estilo y humor, por eso es un placer estar con ella. Pase lo que pase, regresa con estoicismo, solidez y, en general, con una carcajada”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada