sábado, 13 de agosto de 2016

Spielberg y su buen amigo gigante toman la cartelera

El cineasta estadounidense Steven Spielberg retorna al cine infantil con la película “El buen amigo gigante”, adaptación de una obra del escritor británico Roald Dahl que ya ha aterrizado a la cartelera local.

Lanzada con el título original de “The BFG”, la cinta se exhibe en las salas comerciales de los cines Capitol, Norte y Center de esta ciudad, tanto en formato 3D como 2D.

El filme, estrenado mundialmente en el pasado Festival de Cannes (Francia), remite a una de las criaturas más populares que engendró Spielberg y se hizo inmortal en la pantalla grande: el extraterrestre E.T.

En “El buen amigo gigante”, Spielberg aprovecha las nuevas tecnologías para animar al personaje del gigante, que interpreta su nuevo actor fetiche, Mark Rylance, ganador del Oscar al actor secundario por “Puente de espías”, señala EFE.

Al igual que E.T., el gigante cuenta con la ayuda de los niños, en este caso de la pequeña huérfana Sophie (la debutante Ruby Barnhill), para intentar hacerse comprender en el mundo de los adultos, de quienes se esconde cada noche en sus correrías por las calles de Londres (Inglaterra).

Esta amistad consigue acabar con los malvados gigantes que se dedican a secuestrar niños para comérselos, gracias también a la intervención providencial de la reina de Inglaterra.

Con algunas partes vibrantes, como el hilarante desayuno con la reina en el Palacio de Buckingham, el ritmo de la narración se hace moroso en la parte central de la película, que introduce elementos añadidos que no estaban presentes en el libro original de Dahl, “El gran gigante bonachón”, apunta EFE.



MAGIA Según explicó en el estreno en Cannes, Spielberg se topó con la historia delante, sin haberse dado siquiera cuenta de que allí había una película. "Solo busco una buena historia. Y a veces esas historias están delante de nuestras propias narices", consideró en declaraciones recogidas por EFE. "Les leí ´The BFG´ a mis siete hijos, y yo me sentía como el gigante a su lado. Esta no es una película en la que trabajase durante 10 o 15 años, sino que surgió de manera espontánea, cuando (la productora) Kathleen Kennedy me dijo que tenía los derechos del libro, y al ver cómo reaccionaban mis hijos me decidí", dijo.

Después de haberse dedicado a rastrear en la historia en tantas de sus películas, como "Lincoln", "Amistad" o "Salvar al soldado Ryan", el realizador quería volver al mundo de la infancia, donde se siente más libre.

Esa nueva incursión en el mundo de la fantasía le llevó a la reflexión de que "cuanto peor está el mundo, más necesaria es la magia. Esa magia es la que nos dará la esperanza y la que nos hará ser más proactivos. Lo que las películas pueden dar a la gente es esperanza, y la esperanza lo es todo para mi".

La crítica ha recibido favorablemente este retorno de Spielberg al cine infantil. El crítico español Carlos Reviriego afirma que “El buen amigo gigante” ratifica que nadie como el director de E.T. “ha hecho recuperar al espectador adulto sensaciones de su niñez que creía perdidas, o que simplemente le producen vergüenza”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada