viernes, 26 de agosto de 2016

Margot Robbie, nuestra actriz favorita



No pierdas de vista a la rubia de ‘El lobo de Wall Street’ porque protagoniza los grandes blockbusters de la temporada: ‘La leyenda de Tarzán’ y el ‘Escuadrón suicida’, dos papeles femeninos que se salen de todos los clichés.

De nueva ambición rubia a heroína de Hollywood, por estas 10 razones Margot Robbie debería ser tu nueva actriz favorita:

Estas son las 12 razones por las que Margot Robbie es nuestra actriz favorita, y debería ser la tuya.

Se niega a ser “la dama en apuros”. Cuando le ofrecieron el papel de Jane en la nueva adaptación de la novela de Edgar Rice Burroughs, La leyenda de Tarzán, Margot Robbie dijo que no. “Pensé que ni de broma iba a interpretar a la dama en apuros”, explica. Se niega a ser una Jane, sentada en la selva, esperando a que su marido, Tarzán (Alexander Skarsgard), venga a rescatarla. En la nueva película es ella la que decide volver a la selva y abandonar la ciudad. Además, se negó a usar corset y a someterse a un entrenamiento tan duro como el que soportó Skarsgard. Las mujeres en aquella época tenían cuerpos de “mujer, mujer”, dice la actriz, y tenía que aprovechar su primera visita larga a Londres (donde ahora vive) para hacerse una ruta imprescindible de pubs.

Es ambiciosa. La llamaron “la nueva ambición rubia” tras El lobo de Wall Street. La nueva “blonde bombshell” a lo Jean Harlow. Y es ambiciosa, sí. No lo esconde y no se avergüenza. Cuando decidió ser actriz en su adolescencia, se marchó ella sola de su ciudad natal, Gold Coast, a Sidney; se buscó sus representantes, peleó por sus papeles. Después de tres años en la telenovela Vecinos, decidió que era hora de irse a Hollywood, y volvió a marcharse sola, a los 21 años. Otras rechazaron el papel de El lobo de Wall Street, ella vio que aquel desnudo era su pasaporte al éxito: ¿Trabajar con Scorsese y DiCaprio en tu primera película en Hollywood? Pocos han tenido ese privilegio.

Abofeteó a Leonardo DiCaprio. Y después le pegó un puñetazo a Alexander Skarsgard. Lo primero fue a propósito. Lo segundo, sin querer. No tiene mal carácter, al contrario, está siempre bromeando y de buen humor. Abofeteó a DiCaprio en la audición para El lobo. El guión decía que le diera un beso, pero ella pensó que después de los gritos que le soltó él, lo normal era responderle con carácter. Así consiguió el papel.

No se conforma con ser actriz. Y, por eso, ha montado su propiaproductora, LuckyChap, con su novio, el ayudante de dirección Tom Ackerley; su mejor amiga de Australia, Sophia Kerr; y el mejor amigo de su novio. De hecho, los cuatro viven juntos en la misma casa en Londres. Con la productora quiere crear buenos papeles femeninos porque es “muy difícil encontrarlos” y empoderarse en un Hollywood tan sexista. Ya han rodado su primera peli como actriz y productora, Terminal.

Es una viajera incansable. Y siempre mochilera. Se compra billete de ida y se pierde varios meses por destinos exóticos. La audición para Focus, con Will Smith, le pilló nadando en una playa de una isla desierta de Croacia. Este año se pasó tres meses en Cuba. Y después viajó a India y Filipinas. Si lo de ser actriz no funcionara, asegura que se dedicaría a viajar y quizá montaría una cadena de hoteles.

Es tatuadora en sus ratos libres. Aprendió cuando se hizo con sus compañeros de piso un tatuaje para recordar la experiencia. Después, al acabar La leyenda de Tarzán, su mejor amiga, Sophia, le regaló una aguja portátil con la que viaja siempre. Tatuó a todo el reparto de Escuadrón suicida. A Cara Delevingne le hizo unos emojis en el pie. Y les dejó practicar a ellos.

Tendrá su propia saga de películas de cómic. En un género de cine claramente dominado por hombres, Margot Robbie ha encontrado un personaje que se come a todos. Ella es la más divertida de la historia, y la más peligrosa por imprevisible. Además, tiene muchísimos fans ya. Por eso, protagonizará su propia saga de películas. Una gran noticia en un mundo falto de heroínas.

¿Es la nueva Audrey Hepburn?. La comparan con el icono de Desayuno con diamantes por su sonrisa, su talento y esa belleza y espíritu de otro tiempo, del Hollywood más dorado.

Su estilo romántico. A Margot le gusta lucir vestidos con motivos florales para mostrar su lado más romántico. En sus últimas apariciones, la australiana ha apostado por diferentes diseños de Gucci en tonos blancos y azules que tienen las flores como protagonistas.

Sus curvas femeninas. Ella tiene curvas y no tiene miedo lucirlas, por eso nos encanta aun más. Uno de los looks favoritos del año que mostraba sus curvas de manera sensual pero elegante fue el que la actriz llevó en la MET GALA. El diseño cut-off y minimal del diseñador por Calvin Klein era perfecto para ella.

Ella arriesga. La bella actriz también arriesga con sus looks, así lo demostró en el estreno de Escuadrón Suicida en Nueva York, donde sorprendió con un look de lo más futurista con este diseño negro con un unicornio dorado de Alexander McQueen y labios oscuros.

Su estilo casual. Para su día a día, la australiana apuesta por los looks cómodos con jeans boyfriend, vestidos holgados, camisetas anchas, zapatos planos y chaquetas ligeras. En cuanto al maquillaje, Margot prefiere lucir un rostro muy natural, sumándose así a la tendencia de esta temporada: el efecto no make up. La actriz delinea sutilmente sus ojos en tonos marrones y apuesta por los labios nude, aunque en ocasiones los ha potenciado con colores más subidos, como un rojo o un granate oscuro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada