miércoles, 3 de agosto de 2016

Cuando el amo no está, las mascotas hacen fiesta: La vida secreta de tus mascotas

El equipo tras Mi villano favorito ha vuelto a dar en el clavo, pues La vida secreta de tus mascotas es una comedia divertida y familiar que cumple las expectativas

Max es un Jack Russell terrier que vive feliz con su ama, Katie, en un edificio de departamentos en Manhattan. Su idílica vida se derrumba cuando Katie tiene la idea de llevar a casa un nuevo y enorme perro, al cual decide rescatar de la perrera. El nuevo residente, Duke, no tiene muy buenos tratos, mientras que Max no está dispuesto a compartir su espacio ni el amor de su ama. Su conflicto coloca a ambos rivales en una aventura por las calles de Nueva York, mientras que los mejores amigos de Max -una pomerania, un perro salchicha, un pug, un sabueso, un halcón, un cuyo y una gata tabby- realizarán una búsqueda para poner a Max y Duke a salvo, pues un conejito desquiciado quiere hacerlos polvo.

En el terreno visual y narrativo, La vida secreta de tus mascotas es una cinta bien resuelta, colorida y sumamente dinámica. El humor y las relaciones entre los personajes están construidos con gracia y una buena dosis de chispa.

Este filme ha sido un éxito de taquilla al recaudar 103 millones de dólares en su primer fin de semana de estreno, en Estados Unidos.

Para la versión de América Latina, la producción contó con el doblaje de Bruno Pinasco (Norman), Ana Maria Simon (Chloe), Martin Campilongo (Duke), Andrés López (Max), Natasha Dupeyrón (Katie), Mónica Huarte (Gidget), José Manuel ‘Chumel’ Torres (Buddy) y Eugenio Derbez como Snowball.

Sobre su personaje Eugenio comentó: “Es un conejo bipolar que quiere ser malo, pero con esa cara pues no, no se puede, y más bien te lo quieres comer a besos. Resulta curioso que el animal más tierno de toda película resulta ser el villano y eso se me hizo muy padre. Recuerdo que el día que me dieron el clip del conejo, me subí al coche en Los Ángeles e iba yo como loquito haciendo voces, empecé por las agudas, luego con las graves y de repente encontré que la voz ronca le iba muy bien. El seseo llegó después”.

Por su parte, José Manuel ‘Chumel’ Torres da vida a un perro salchicha llamado Buddy, del cual dice tener varias similitudes respecto a su personalidad: “Lo que tenemos en común ‘Buddy’ y yo es una amalgama entre la sofisticación y el barrio, porque por un lado es un personaje cool que se la sabe de todas a todas, sabe con quién conectarse, pero también conoce bien el bajo mundo y eso se me hace muy padre. Además de que quiere resolver los problemillas para ayudar a sus compas pero de forma ortodoxa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario