miércoles, 6 de julio de 2016

Imparable comedia repleta de acción: Un espía y medio

ARGUMENTO

La historia gira en torno a Bob (Dwayne Johnson), un estudioso con el que se metía todo el mundo en el instituto, ahora convertido en un letal agente de la CIA, que regresa a su ciudad natal para celebrar la reunión de antiguos alumnos. Bob le cuenta a Calvin (Kevin Hart), quien en su día fue rey del instituto y ahora un contable que echa de menos sus días de gloria, que investiga un importante caso supersecreto. Pero antes de que el aburrido ex atleta se dé cuenta del lío en que se ha metido, el impredecible espía le arrastra a un mundo de tiroteos, puñaladas traperas y espionaje donde rozan la muerte en más ocasiones de las que el pobre contable pueda imaginar.

SOBRE EL FILME

Dwayne Johnson y Kevin Hart protagonizan la comedia de acción Un espía y medio. La película está dirigida por Rawson Marshall Thurber .

“Lo que realmente me atrajo fue la idea de dar la vuelta a una premisa, ponerla del revés”, dice Dwayne Johnson. “Yo tendría el papel más cómico, mientras que Kevin, uno de los cómicos de más éxito del mundo, un personaje que se las sabe todas, tendría el papel más serio. Los dos nos vemos obligados a usar y estirar otro tipo de músculos, pero en algún momento hay un punto de encuentro y todo marcha sobre ruedas”.

“En esta película, hago el papel de hombre serio. Dwayne se ocupa de la comedia. Nos pareció una idea divertida y diferente”, añade Kevin Hart. “Sigue siendo el mismo Dwayne de siempre, el que todo el mundo adora, capaz de aplastar a cualquiera. Pero lo mejor de todo es la pareja que formamos, hay mucha energía”.

Efectivamente, gracias a la energía y a la irrepetible química entre ambos, Un espía y medio es una película como pocas.

Rawson Marshall Thurber, un conocido director de comedias que se acerca por primera vez al género de acción, dice: “Personalmente, daría un consejo a cualquier director que fuera a dirigir su primera comedia de acción, que Dwayne Johnson y Kevin Hart estuvieran en la película. Todo es mucho más fácil si el tío más gracioso del mundo y el mejor actor de acción trabajan juntos”.

Para empezar, los 30 centímetros de diferencia en la altura de los protagonistas ya es un golpe de efecto insuperable. El director recuerda la primera reunión antes del rodaje: “No son iguales, no miden lo mismo, pero están cortados por el mismo patrón. Basta con sentarlos uno frente al otro en una mesa para desternillarse de risa.
TITULARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada