sábado, 16 de julio de 2016

Fallece director brasileño de “El beso de la mujer araña” y “Pixote”

El director de cine Héctor Babenco, el primer latinoamericano en ser nominado a mejor director en los premios Oscar, murió de un ataque cardíaco ayer en el Hospital Sirio-Libanés a los 70 años de edad, informaron sus allegados.

“Confirmamos que falleció”, señaló a la AFP una responsable de prensa del hospital, sin dar más detalles. Según la prensa brasileña, que cita a fuentes de su productora, el director de “El beso de la mujer araña” (1985), “Ironweed” (1987) y “Carandiru” (2003) ingresó el martes al hospital para un procedimiento quirúrgico y parecía estar bien, pero al día siguiente no resistió a un paro cardíaco.

“El pasajero de la agonía” (1977), “Pixote: La ley del más débil” (1981) y “Carandiru” (2003) sobre la rebelión y matanza de 111 presidiarios en esa cárcel paulista en 1992, son otras de sus películas.

Murió el miércoles por la noche, dijo Denise Winther, productora de la empresa HB Filmes de Babenco, reportó el sitio de noticias G1 de Globo.

Nacido en Mar del Plata en 1946, Babenco fue nominado al Oscar a Mejor director por “El beso de la mujer araña”, basada en la novela homónima del también argentino Manuel Puig.

La cinta también cosechó nominaciones a Mejor película, Mejor guión adaptado y Mejor actor para William Hurt, que ganó. “Ironweed”, por su lado, tuvo dos nominaciones al Oscar, en las categorías de Mejor actor (Jack Nicholson) y Mejor actriz (Meryl Streep).

Babenco estaba radicado en Brasil desde mediados de los años 60. Se naturalizó en 1977.

“Lamento profundamente la pérdida de Héctor Babenco, mi amigo personal y querido, gran cineasta brasileño”, dijo José Serra, ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno interino brasileño, en un comunicado. “Vale la pena que todos revean y aprecien la obra de Babenco. Ese es el mejor homenaje que puede hacerse a un atleta de su talento y sensibilidad”, añadió.

El último filme de Babenco, lanzado en 2016, es “Mi amigo hindú” con Willem Dafoe como protagonista. Con elementos autobiográficos, la cinta se inspiró en su experiencia cuando le diagnosticaron un cáncer linfático y debió ser sometido a un trasplante de médula ósea.

“No es una biografía. No se puede ser objeto inspirador de su obra. Hay elementos en el personaje de Willem Dafoe que se parecen a lo que yo pasé, pero es ficción”, dijo al presentar el filme hace poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada