miércoles, 29 de junio de 2016

Warcraft: El primer encuentro de dos mundos

El pacífico reino de Azeroth está a punto de entrar en guerra para enfrentarse a unos terribles invasores: guerreros orcos que han dejado su moribundo mundo para colonizar otro. Al abrirse un portal que conecta ambos mundos, el ejército de los hombres se enfrenta a la destrucción, mientras que el mundo de los orcos intenta evitar su extinción. Dos héroes, uno en cada bando, están a punto de chocar en un enfrentamiento que cambiará el destino de sus familias, sus hogares y sus pueblos.

Así empieza una espectacular saga de poder y sacrificio donde se descubren las numerosas caras de la guerra y donde cada uno lucha por una razón diferente.

EL ORIGEN EMPRENDE VUELO

Desde que salió al mercado, más de cien millones de jugadores han descubierto la brillante y absorbente cosmogonía de ‘World of Warcraft’, el videojuego que se transformó en un fenómeno global.

El juego ‘Warcraft: Orcs and Humans’ (Warcraft: Orcos y humanos), creado en 1994 por Blizzard Entertainment, no tardó en convertirse en un tremendo éxito y fue la primera entrega de una trilogía que, en opinión de numerosos seguidores, redefinió el género de estrategia en tiempo real. La segunda y tercera entrega, ‘Warcraft II: Tides of Darkness’ (Warcraft II: Las mareas de la oscuridad) y ‘Warcraft III: Reign of Chaos’ (Warcraft III: El reino del caos), aumentaron el interés de los jugadores, como también lo hicieron las novelas superventas y el merchandising en general.

Pero la cuarta entrega fue literalmente revolucionaria. En 2004, Blizzard lanzó ‘World of Warcraft’ (El mundo de Warcraft), un juego de rol multijugador masivo en línea basado en una suscripción que permite a una multitud de jugadores del mundo entero estar a la vez en el mismo universo. El juego, en el que los jugadores pueden escoger un personaje de la Alianza o de la Horda, controlar sus acciones e interactuar con otros personajes en un universo extremadamente detallado, se convirtió en una de las fantasías de mayor éxito en la historia de los videojuegos.

Actualmente, más de una década después, ‘World of Warcraft’ tiene cien millones de usuarios inscritos y sigue estando entre los diez juegos más populares del mundo.

Desde entonces se han realizado cinco expansiones, la más reciente es “World of Warcraft: Warlords of Draenor” (El mundo de Warcraft: Los señores de Draenor). Las crónicas de “Warcraft” están en constante evolución, permitiendo a los jugadores participar en miles de búsquedas y aventuras dentro de un universo tan mítico como mágico, con poderosos reinos y peligrosos enfrentamientos.

Aunque la lucha es el núcleo de la historia de Warcraft, desde que Blizzard y los cineastas empezaron a pensar en llevar el juego a la gran pantalla, siempre supieron que la dificultad no sólo residía en respetar y ser fieles a los numerosísimos fans de todo el mundo, sino en ofrecer una historia que fascinara a un público ajeno al fantástico universo y a los maravillosos personajes que lo pueblan.

Después de estudiar varias posibilidades decidieron regresar al principio de la saga Warcraft y centrarse en la creación de dos mundos fuertemente contrastados: Azeroth, maravilloso y sereno, y Draenor, un planeta moribundo cuyos habitantes se enfrentan a la extinción, además de contar la odisea de dos héroes enfrentados a los que el destino acabará uniendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario