miércoles, 22 de junio de 2016

Mezclando grandeza y diversión: Día de la Independencia: Contraataque

Con la ayuda de la tecnología alienígena recuperada, las naciones de la Tierra han colaborado para desarrollar un inmenso programa de defensa para proteger el planeta. Pero nada puede prepararnos para la fuerza avanzada y sin precedentes de los alienígenas. Sólo la ingenuidad de unos cuantos valientes hombres y mujeres puede salvar a nuestro mundo del borde de la extinción.

LA PRODUCCIÓN

La película del director Roland Emmerich, Día de la Independencia: Contrataaque, supone el regreso al universo que él mismo y el guionista y productor Dean Devlin crearon dos décadas atrás. Esta película es la primera secuela que realiza Emmerich. “Este mundo es muy especial para mí, por eso quise hacer las cosas bien con la película y los personajes”, asegura el director. “Ha pasado ya bastante tiempo como para que todo me parezca fresco”. Otro de los motivos que han llevado a Emmerich de vuelta al mundo de Día de la Independencia fue la oportunidad de utilizar efectos visuales que están a años luz de los que había disponibles hace veinte años.

ESPECTÁCULO Y TONO

El galardonado director Roland Emmerich es un maestro en mezclar grandeza y diversión. Según apunta el diseñador de producción Barry Chusid: “Roland piensa a lo grande. Cuando sueñas con algo grande, él piensa en algo todavía más grande. Siempre quiere traspasar los límites de la magnitud y el alcance”.

Un ejemplo que ilustra este espectáculo: una nave alienígena que es una superestructura de un tamaño inmenso y que tiene una atracción gravitatoria que causa estragos en el planeta entero. La nave dispara una nube incendiaria que se extiende por el cielo sumiendo la ciudad de Singapur en una oscuridad absoluta, eleva la ciudad del suelo y la somete a una orgía de destrucción.

Otra cuidad, Dubái, cae literalmente sobre París cuando el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, desintegra piso a piso la torre Eiffel.

Más tarde, un Buda gigante destroza el Big Ben, y el London Eye se estrella en el Támesis.

Y una nave alienígena gigante aterriza en el océano Atlántico. ¿En qué parte? ¡En todo el océano!

LA GUERRA DE 1996 Y SUS CONSECUENCIAS

Ambientada veinte años después de la invasión alienígena que casi diezmó el planeta, Día de la Independencia: Contrataaque presenta una realidad alternativa a nuestro mundo actual.

La historia de fondo comienza en 1996, durante un día de verano cualquiera en el que, sin previo aviso, sucede algo extraordinario. Todos los ojos miraron hacia arriba y la pregunta de si estábamos solos en el universo por fin fue respondida. En cuestión de minutos, la vida de cada persona del mundo cambió para siempre. Con el destino del mundo en juego, las palabras Día de la Independencia cobraron un sentido completamente nuevo. Ya no era sólo una fiesta de Estados Unidos. Ahora sería recordado como el día en el que todo el mundo luchó contra un enemigo común.

Las consecuencias de lo que se conoce como la guerra de 1996 fueron que la mitad de la población de la Tierra fue aniquilada. La humanidad no había estado nunca antes tan cerca de la erradicación. Los que pudieron sobrevivir al ataque de los alienígenas para reconstruir nuestro mundo nunca olvidarán a los caídos y siempre recordarán que la unidad es nuestra mayor fuerza.

Aparte de un pequeño foco de resistencia en el Congo, la amenaza alienígena fue neutralizada y el mundo empezó a resurgir de sus cenizas. La reconstrucción comenzó de inmediato. Poco a poco, se fueron restaurando los monumentos y los lugares emblemáticos de las grandes ciudades para recuperar su antigua gloria.

La casi destrucción de la humanidad tuvo un efecto inesperado aunque bien recibido, ya que los conflictos y las desconfianzas políticas se resolvieron para crear una cooperación sin precedentes entre todas las naciones de la tierra. Se recuperó la tecnología alienígena después de la guerra de 1996, las naciones unificadas dedicaron las últimas dos décadas a reconstruir y colaborar en un inmenso programa de defensa para proteger nuestro planeta de invasores extraterrestres. ¿Pero será suficiente? Porque los alienígenas también se han estado preparando para un nuevo asalto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario