miércoles, 25 de mayo de 2016

Julia Roberts grabó ‘Día de la Madre’ en sólo cuatro días

En el filme Día de la Madre Julia Roberts interpreta a Miranda, un personaje de televisión y escritora, cuyo único hijo Kristen (Britt Robertson) fue dado en adopción al nacer. Kristen está a punto de casarse, pero la carga de su subconsciente le hace la pregunta a su idoneidad para el matrimonio y la maternidad.

Gary Marshall y Julia Roberts tienen más de 30 años de amistad. Marshall dirigió a Julia Roberts en la recordada película Mujer Bonita. Julia Roberts grabó Día de la Madre en solo 4 días.

¿Cómo fue grabar tu participación en tan solo 4 días?

- Bueno, sabíamos lo que estábamos tratando de lograr, y Gary tiene una tendencia a ponerme por ahí y dejarme; y simplemente seguir gritando desde la oscuridad como, “Hazlo de nuevo! Puedes hacerlo mejor! Hacerlo más rápido! Hágalo más divertido!” Y las cosas están así. Ese es el trato con él, hay muchísima confianza. Me siento tan segura con él. Definitivamente tenemos la misma idea de lo que es lo más divertido del planeta. Estamos como… conectados… es muy divertido trabajar con él.

¿Cómo recuerdan sus películas antiguas cuando grababanjuntos?

- Nosotros recordamos mu-cho el pasado. Los dos somos muy nostálgicos. Honestamente, ¿con cuántas personas tienes una relación de años trabajando? Creo que no muchas personas podrían decir que tienen años. Nosotros si, nos tenemos mucha confianza y la relación que tenemos para trabajar es genial.es muy divertida.

Tienes un look muy distinto.

- Así es. Tenía una imagen muy específica de Miranda y de su hijo. Me gustó la mirada. Sólo es algo muy sin sentido. Si al cabello se refiere, yo traté de construir este personaje. No iba a utilizar una peluca, pero se hacía demasiado complicado así que opté por este sacrificio de trabajo y cortarme el cabello de esa manera.

¿Aún sientes la misma dirección o la misma mirada de Gary al momento de grabación, en comparación a cuando tenías 21 años?

- Obtuve el mismo estímulo. Se siente lo mismo que hace años. Quiero hacer feliz a Gary en el set, de la misma manera que él me hace sentir confiada a mí. Eso es genial para seguir trabajando para alguien. Nadie quiere trabajar para alguien que a quien realmente no le importa lo que piensa acerca de lo que está haciendo. Y para él, siempre quiere que triunfe, y por supuesto, mi mayor alegría es poder hacerlo sentir cómodo y poder hacerlo reír y así poder trabajar de forma más rápida. Definitivamente, Gary es como mi padre en el mundo de los escenarios. Pienso en él como quien levantó mi carrera. Crecí en sus películas.

¿Sientes que con Marshall has evolucionado como actriz?

- Definitivamente. Gary me encanta, es un maestro. En todos los aspectos de las tomas y del rodaje. Él es todo un lienzo.

Te ves actuando cuando tengas la edad de Gary Marshall, a los 81 años?

- La actuación es diferente a la creación de un campo de juego para todo un grupo de gente. Puedo ver cómo eso trae tanta alegría a todo el mundo. ¿La actuación? No sé… Con suerte, a lo mejor, voy a cultivar una nueva habilidad. A lo mejor también podría estar en casa jugando mah-jong, de verdad. Me encanta mi trabajo. La cantidad de energía que se comunica da mucha confianza.

El público suele burlarse de películas sobre días específicos… ¿Te molesta eso?

- He leído algo lindo el otro día. Alguien dijo: “Es un día de fiesta como una fiesta más, si Gary Marshall no haya hecho una película sobre él?” Día de la Madre es el único día que las madres duermen tarde y reciben el desayuno en la cama. Para mí, como madre, es tan agradable para darse cuenta de que mi familia celebra con su amor mi día. “Día de la Madre” es sólo un pequeño golpe hacia el éxito.

¿Cómo pasas los días de la Madre? ¿Algún recuerdo?

- Recuerdo la primera vez que hice mis tortillas mamá para el Día de la Madre. Una enorme torre de tortillas porque así es como se veía en la botella de jarabe (Risas). Mi madre tomó el tenedor y cortó las tortillas, en realidad eran como panqueques, pero resulta que apenas estaban cocinadas (Risas). Yo estaba muy apenada, y ella me dijo: “Está bien querida, están muy bien, además tengo mi jugo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada