miércoles, 2 de marzo de 2016

Tan agria y tan dulce como la vida misma: Una buena receta

Una buena receta, es una película dirigida por John Wells y escrita por Steven Knight, en la historia de Michael Kalesniko. La película es protagonizada por Bradley Cooper, Sienna Miller, Omar Sy, Daniel Brühl y Matthew Rhys, entre otros.

ARGUMENTO

La cinta nos cuenta la historia de Adam, un gran chef con dos estrellas Michelin que ha caído en desgracia debido a sus adiciones, comportamientos negativos y forma de pensar, arrastrando con el a todo aquel que esté a su alrededor, pero después de tres años de exilio regresa para redimirse con todas las personas que hirió en su pasado y en especial para lograrse superar así mismo tratando de ganar su tercera estrella Michelin, con un nuevo equipo y un nuevo restaurante en Londres.

HISTORIA DE VIDA AGRIDULCE

La película nos muestra esa historia de vida agridulce, donde no todo puede ser blanco y negro, sino que se posee varias áreas grises y es que las personas somos complicadas; la redención desempeña un papel importante en la trama, pero claramente también lo hace la culinaria representada en una fotografía excelente cuando a comida se refiere, hasta el punto de abrir el apetito.

Marcus Wareing, fue el chef británico encargado de asesorar durante toda la película e incluso le enseñó a Bradley Cooper unas dos reglas en la cocina, el chef ha sido mundialmente reconocido por sus talentos y su restaurante se considera uno de los mejores del mundo; actualmente es uno de los jueces de Master Chef / los profesionales en la cadena BBC.

Entre el elenco encontramos a la bellísima Uma Truman, Daniel Brühl, Emma Thompson en un papel espectacular como psicóloga, Omar Sy y Sienna Miller, con este magnífico reparto la película busca transmitir un mensaje de supervivencia humana, de como nuestros actos afectan a otros no solo en el momento, sino a través del tiempo y cómo debemos encontrar nuestras oportunidades en el mundo a través de nuestra pasión.

Una buena receta es una película recomendada para refrescar la vista, aunque al final de la película salgas con ganas de visitar el restaurante más cercano o quedar con una sensación de que pudo ser mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario