miércoles, 10 de febrero de 2016

Pixar cumple 30 años de deslumbrantes fantasías

Es sólo un pequeño y juguetón flexo que da botes, pero el público ya identifica a Luxo Jr. saltando sobre las letras de Pixar como un sinónimo de cine de calidad y deslumbrantes fantasías animadas gracias al trabajo de la compañía pionera de la animación digital, que cumplió 30 años.

Casi tan reconocible como el rugido del león que anticipaba los filmes del estudio Metro Goldwyn Mayer, la lámpara Luxo Jr., el logo de Pixar, ha servido de introducción en los últimos años a algunas de las películas más fascinantes y reconocidas de la historia de la animación, como Toy Story, Up, Buscando a Nemo o la reciente Intensamente.

La compañía no sólo fue una visionaria a la hora de abrir camino para la animación digital y los efectos producidos por ordenadores sino que además supo atraer hábilmente a espectadores de todas las edades, ya que tanto niños como adultos han caído rendidos a los encantos de sus películas.

Pixar se constituyó como tal el 3 de febrero de 1986, después de que el gurú y líder de Apple Steve Jobs la comprara, pero los orígenes de la compañía son anteriores y se relacionan con otro genio, el cineasta y creador de Star Wars George Lucas.

En 1979 Ed Catmull fue el escogido para encabezar la división de Lucasfilm encargada de explorar la tecnología de los ordenadores y sus aplicaciones en el cine.

Cuatro años después desembarcaría John Lasseter, que se convertiría en una de las figuras claves de la trayectoria de Pixar, y con él llegaría el cortometraje The Adventures of André and Wally B (1984).

Tras la compra de la división por parte de Steve Jobs en 1986, Pixar se establece como una compañía independiente y empieza a desarrollar cortometrajes cada vez más complejos hasta crear en 1995 su primer largometraje, Toy Story.

No hay comentarios:

Publicar un comentario