sábado, 13 de febrero de 2016

La Chola’, un aporte para transformar el pensamiento

Quien ha paseado por aquellas callejuelas y avenidas lúgubres y desoladas en la ciudad de Roma en el filme Ladrón de bicicletas, o ha sentido el lacerante tono amarillo de la composición de un pueblo indiferente, cuyas casas iguales no hacen distinción en el paisaje, en el filme Estación central, es probable que sienta un frío hondo ante las escenas de la película nacional La Chola.
Se trata de una producción integrada por jóvenes profesionales en cine y comunicación que apuestan a transformar el pensamiento estrecho de una sociedad que poco percibe a la mujer humilde que, sin conocer el sueño y el descanso, vive para trabajar.
Se prevé que el largometraje, que iniciará su etapa de edición y luego posproducción, sea estrenado antes de finalizar el presente año. Es la ópera prima del director y guionista Carlo Pate.
“Desde niño en cada vacación, en cada visita a Bolivia yo las miraba, siempre ellas, mujeres de pollera que venden verduras, dulces, que hacen algún oficio sin importar la hora, el día, el lugar, siempre trabajan”, comentó Pate.
El director de origen estadounidense y raíces bolivianas aseguró que ama el lenguaje del cine porque a través de él se puede poner “en foco” aquello que de tanto ver a diario se ignora. Pese a la educación recibida en un país desarrollado, ha sentido desde siempre un afecto y admiración especial por la mujer de pollera.
“Él ha sabido de alguna forma plasmar a través de su guión ese deseo, esa necesidad de que se quite el significado despectivo de la palabra chola y se le dé el valor de respeto que merece la mujer, en el caso específico la de pollera”, comentó el productor Sergio Fernández.
Para la sonidista Emilia Morales, la experiencia de ver lo cotidiano llevado al cine y de dar a esa estructura una voz propia es una muestra de que existe un avance en el desarrollo humano que llega a influir en el arte.
El manejo del color
La gama de color utilizada tanto en foto fija como en el rodaje en sí bordea las tonalidades grises, en una especie de engranaje que se adhiere a la expresión de la mujer trabajadora, fuerte por la misma fortaleza impuesta por su labor, marginada y solitaria en medio de una ciudad que bulle y de un frío que solo ella puede sentir.
“Quisimos darle eso, algunas imágenes en blanco y negro que no son ni tan en blanco ni tan en negro, es decir que los colores no serán tan vibrantes como en la vida real, todo se verá más opaco, un rojo se ve más gris, más rosado”, explicó el director.
Equipo técnico:
ó Carlo Pate: director, productor, guionista.
ó Sergio Fernández Grájeda: productor.
ó Jhonny Plata: productor ejecutivo.
ó Patricio Guevara: fotografía fija.
ó Fabricio Guardia: operador de cámara.
ó Jamil Caballero: operador de cámara.
ó Esteban Plata: operador de cámara.
ó Emilia Morales: sonido.
ó Napoleón Guzman: sonido.
ó Lorena ReyesVilla: sonido.
ó Iván Guizada: asistencia de producción.
ó Stef Chuvarieva: cinema make up.
ó Adriana Espinoza: maquillaje.
ó Sofía Montalvo: claqueta.
ó Joaquín Baldivieso: asistencia general.
Actores principales
ó Carolina Martínez Ledezma
Francisco Fievez

No hay comentarios:

Publicar un comentario