lunes, 4 de enero de 2016

Película Camino a La Paz recorre Argentina y Bolivia

Camino a La Paz es el título con el que el director argentino Francisco Varone hace su debut como director de cine. Este filme, que se estrena el jueves en Argentina, muestra el largo recorrido que hacen un taxista y su pasajero, que se inicia en Buenos Aires y concluye en la ciudad de La Paz (Bolivia).

“La primera versión del guion es de 2008. Cuando lo empecé a escribir no tenía claro hasta dónde viajaban los personajes, pero quería que sea muy lejos. Empecé a mirar el mapa: vi Santiago de Chile, Cuzco, Río de Janeiro y, en algún momento, llegué a La Paz.

Yo ya había hecho el viaje hasta La Quiaca, Villazón, Tupiza, el Salar de Uyuni, y en aquel momento, por el 2008, todas las rutas en ese tramo estaban en construcción, estaban en muy mal estado. Entonces yo tenía una noción muy clara de querer una aventura, de hacer ese viaje en auto.

Bolivia aparece como un paisaje nuevo, como un lugar que por ahí para un argentino, que nunca salió de Buenos Aires, es realmente ingresar en un mundo nuevo. Esa era mi propuesta”, explicó Varone.

La producción
Camino a La Paz es una película argentina, realizada en coproducción con Países Bajos, Alemania y Catar. A pocos días de su estreno, Varone comentó que se siente feliz, y a la vez ansioso de poder estrenarla por fin. “Fueron muchos años trabajando y es como que llegó la hora de la verdad, y bueno, acá está, disfrútenla”, comentó.

La película muestra a un joven, interpretado por el aclamado actor Rodrigo de la Serna (Diarios de motocicleta), que debido a problemas económicos empieza a trabajar de taxista. Es así que un día conoce a un anciano como pasajero, muy gruñón y enfermo, interpretado por el experimentado actor de teatro Ernesto Suárez. Éste le hace la propuesta de viajar en su taxi hasta La Paz, lo que da pie al inicio del recorrido.

El viaje
El rodaje total duró seis semanas: dos semanas y medias en Buenos Aires para hacer todo el inicio de la película; después empezaron el viaje, que avanzaba de manera cronológica con la historia. Siguieron por Pergamino y luego la provincia de Córdoba.

Después fueron a Salta y a La Quiaca. En Bolivia hicieron los últimos 10 días de rodaje. “El primer día filmamos en Villazón, el segundo día amanecimos en Tupiza y filmamos ahí. El tercer día en los alrededores de Potosí, el cuarto día grabamos el recorrido hasta Oruro.

Luego llegamos a La Paz, y trabajamos ahí durante dos días”, dijo Varone.

Varone, de 37 años, se mostró muy satisfecho de haber podido trabajar con dos actores como De la Serna y Suárez, y además dijo que esta primera película le dejó una gran experiencia: “Por un lado estoy cansado, es como el final de un viaje muy largo y por otro, con toda esta experiencia volcarla hacia un nuevo proyecto”

No hay comentarios:

Publicar un comentario