jueves, 17 de diciembre de 2015

Lupita Nyong’o: Maz Kanata

Maz Kanata es una pirata espacial personificada enteramente con técnicas CGI y de captura de movimientos. Posee una suerte de castillo en el que acoge a viajeros y contrabandistas.

- ¿Cuéntanos cómo te involucraste en el proyecto?

- Me reuní con J.J. a principios de 2014 y él me habló de un proyecto nuevo que estaba haciendo: Star Wars: El Despertar de la Fuerza; y me dijo que deseaba trabajar conmigo. En mayo aproximadamente, recibí un llamado de J.J. en el que me contó que tenía este personaje llamado Maz Kanata. Quería que yo lo leyera para ver si me interesaba. En ese momento, yo estaba en Marruecos. Me envió el guión con una persona para que lo leyera. Cuando lo leí, apenas tuve tiempo de procesar la fascinación que despertó en mí este personaje, y le respondí que lo haría encantada.

- ¿Eras fan de Star Wars?

- Crecí mirando Star Wars. En Kenia, donde me crié, solía emitirse por televisión los días feriados. A mí me fascinaba. No era del todo consciente del increíble fenómeno que representaba. Me encantaba por lo que era. Adoraba especialmente a R2-D2 y C-3PO, mis personajes favoritos, y luego, los ewoks. A esa edad, todo lo que estaba en la pantalla para mí era real. Star Wars era muy real para mí. No era algo de lo que fuera fanática, sencillamente era parte de mi vida. Recién cuando me involucré en el proyecto me di cuenta de la importante referencia cultural que era en los Estados Unidos. Está en todas partes. Programas de juegos, imágenes de los soldados imperiales en los sitios más inverosímiles. Y al estar involucrada, creo que lo notas más todavía.

- ¿Puedes contarnos cuál era la visión de J.J. Abrams?

- Sé que J.J. estaba fascinado con la técnica de captura de movimiento y deseaba usarla en su película. Es la fusión de la vieja forma de hacer las cosas con la nueva. Y eso es lo que vemos en el set. Todo es sumamente real, y luego aparezco yo con esta cámara en la cabeza, con luces que me iluminan el rostro, caminando alrededor toda cubierta de puntos. Me pareció realmente genial, y creo que esto es lo que buscaba J.J. Que lo viejo y lo nuevo puedan fundirse sin que uno desmerezca necesariamente al otro.

- ¿Cómo es un típico día en el set para ti?

- Un día típico para mí en el set incluye una sesión de maquillaje para el añadido de los puntos. Todas las mañanas se me colocan 149 puntos sobre el rostro. Hemos logrado llegar a hacerlo entre 45 minutos y una hora, según cuánto coopere el adhesivo. Luego me coloco el traje y los marcadores. Mi traje es gris con triángulos por todas partes, a éste se le añaden unos marcadores con velcro que me hacen parecer una señal de tránsito; y rodilleras y protectores que me ayudan con la movilidad. Luego se me coloca un casco con cuatro cámaras que emiten un anillo de luces LED sobre mi rostro, para capturar todos los movimientos y gestos que hace mi rostro. Y allí comenzamos.

- ¿Cómo fue ingresar en el set por primera vez con ese traje?

- La primera vez que ingresé en el set con ese traje, fue la sensación más extraña del mundo. Como llevaba todas estas luces que iluminaban mi rostro, todos inevitablemente se volvían a mirarme. Y tú en ese momento estás intentando dominar tus nervios, el cosquilleo en el estómago, ya te sientes lo suficientemente cohibida, y tienes a todos mirándote al mismo tiempo. Y aún estás intentando resolver cómo convertirte en una persona completamente diferente en este traje y lograr un absoluto dominio de tus movimientos físicos y kinesfera. Fue raro. Con ese traje, todas las miradas se sienten atraídas hacia ti, lo quieran o no. Sus ojos casi naturalmente recaen en ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario