jueves, 3 de diciembre de 2015

Directora de cine Violeta Ayala: “La lucha contra las drogas es una guerra de clases”

La boliviana fue becada para asistir a un congreso de activistas en Estados Unidos, donde pudo hablar sobre la temática principal de sus filmes: cómo afecta la droga a nuestra sociedad. Pasó por Santa Cruz para promocionar El caso boliviano, que se estrena hoy en el CineCenter, habló con EL DEBER al respecto.

Tu filme ya se estrenó en Cochabamba hace poco ¿Cómo lo tomó el público?
¡increíble! La gente quiere volver a verla, decían que es un mito, un nuevo paso en el cine boliviano. El exprefecto de Cochabamba Edmundo Novillo quedó sorprendido, la prensa ha reaccionado bien, pues fueron a entrevistar a Madeleine Rodríguez a la cárcel de San Sebastián.

Me gusta que he abierto un debate, las críticas son cuestionadoras ya que muestra las deficiencias tanto en la prensa nacional como en la extranjera.

También cuestionan mi rol de cineasta y me parece bien, porque por eso hago cine, para cuestionar y cambiar realidades.

Hace poco volviste de un congreso en Estados Unidos ¿En qué consistió tu participación?
Fue muy lindo y diferente, no era un congreso de cine, era de activistas políticos con personas muy importante, como la fundadora del movimiento Black life matters de Fergusson. 1.200 activistas, 80 becados, entre ellos estaba yo.

En uno de los paneles que se hablaba de la cocaína se decía que ese era un tema exclusivo para los indígenas. Mi participación logró aclarar que ese tema no era solo para académicos y activistas, que había que incluir a los cocaleros, que no necesariamente son indígenas del Chapare, más bien son colonos quechuas y aimaras.

¿Hubo alguna participación que te llamó más la atención?
Sí, no te voy a decir el nombre porque quiero escribir un libro sobre él. Era el jefe de operaciones del cártel de Sinaloa, su jefe era el ‘Chapo’ Guzmán y el afirmó que de Bolivia semanalmente le llegaba 500 kg de cocaína a México para transportar a EEUU, el tuvo 13 meses de cárcel sólo por afirmar una serie de datos que la DEA ya conocía. Mientras tanto los que transportan la droga tienen 20, 40 años de cárcel.

¿Con qué conclusión te quedas?
Todas las drogas deberían ser legales. En abril del 2016 habrá la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas, (Ungass) donde por primera vez se hablará del fracaso estadounidense en la guerra contra las drogas. Son 40 años de prohibiciones que no han llegado a nada, es hora de cambiar eso.

Estados Unidos ya legaliza la marihuana y ahora la exporta a México, ellos jamás legalizarán la cocaína porque no pueden cultivar la coca.
La guerra contra las drogas es una guerra racial, de clases; el narcotráfico se acabará cuando esta guerra termine.

El caso boliviano es el primer filme de una trilogía de esta temática.

¿Qué quieres lograr con tus películas?
Mi propósito es que se humanice a los pequeños trabajadores de la cocaína, saber por qué los hacen. El consumidor y el productor están en el mismo círculo vicioso. Así como ahora está en boga eso de saber de dónde viene tu comida, en Australia y Europa se debería saber de dónde viene su droga.

Quiero poner en claro que yo no consumo ninguna droga, soy madre y soy exitosa y esas son mis razones para hablar de esto. El Gobierno tiene un chip para evitar el tema, cuando nuestra droga es parte de la problemática que existe en México. Son más de 20.000 personas que ya han muerto ¿No es nuestra obligación hacer algo? No hay que ser hipócritas


Cineasta

37 Años
Cochabamba, Radicada En Sydney

Cine que trasciende

Violeta Ayala migró a los 19 años a Australia, donde estudió periodismo y medios.

Su primer filme, Stolen, logró criminalizar la esclavitud que los Saharauis sufrían en Argelia, tuvo tanto impacto que el gobierno de aquel país invirtió millones en desprestigiar el filme, que participó en más de 80 festivales internacionales.

Ayala está postproduciendo Los burritos, la segunda parte de una trilogía de filmes sobre la fallida lucha contra el narcotráfico.

Sus proyectos reciben apoyo de entidades como Sundance, Tribecca y Hotdocs.

Está casada con Dan Fellshaw y tiene una hija llamada Suri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario